Malnazidos
Comparte con tus amigos










Enviar

La Guerra Civil está a punto de acabarse, pero para el capitán nacional Jan Lozano se va iniciar otra contienda todavía más espantosa… Javier Ruiz Caldera y Alberto de Toro llevan al cine una de las obras más populares de Manuel Martin Ferreras bajo el título de ‘Malnazidos’.

“Cuando no haya más sitio en el infierno los muertos caminarán por la Tierra… Lo decía mi abuela” (Jurel)

Crítica de Malnazidos

Considero importante empezar esta review comentando que ‘Malnazidos’ es la adaptación a la gran pantalla de ‘Noche de difuntos del 38’. Hablamos de una obra de Manuel Martín Ferreras publicada el 13 de abril de 2012. A día de hoy no he tenido la suerte de leer la novela y, en consecuencia, no puedo entrar a valorar la fidelidad del film con la misma. Así pues, la valoración expuesta en las siguientes líneas se remitirá exclusivamente al film dirigido al alimón por Javier Ruiz Caldera y Alberto de Toro.

No obstante lo expresado en el párrafo anterior, sí que puedo traer aquí unas palabras de Manuel Martín Ferreras acerca de ‘Malnazidos’. El autor habla así de la película: “Felicito a todo el equipo de producción, han sabido hacer suya esta historia y, al mismo tiempo, han conseguido que yo pueda sentir su película como mía. He disfrutado del placer de contemplar en la pantalla escenas de mi novela junto a otras que, respetando el espíritu del material original, profundizan en aspectos que mejoran la trama… Disfrutad de la película. Yo ya lo he hecho y pienso seguir haciéndolo muchas veces más”.

Entrando ya en lo que Javier Ruiz Caldera y Alberto de Toro nos ofrecen en ‘Malnazidos’ cabe decir que estamos ante “un nuevo film de zombies”. Eso sí, la gran novedad es que el material zombi se adapta a un entorno nada explotado en ese aspecto como es la Guerra Civil española. No me entendáis mal. Películas de la Guerra Civil las hay y de casi todos los colores… pero películas de la Guerra Civil con zombis yo no conozco ninguna. Este es el principal atractivo de ‘Malnazidos’. Y lo cierto es que está bien explotado con ciertos toques costumbristas (referencias a Garabandal) que se suman a unos nada disimulados guiños a obras cumbres del género zombi. La pena es que Javier y Alberto han optado por la comedia con algún toque cartoon en vez de por un aire más crudo, salvaje y violento.

Lógicamente, al optar por la comedia de acción-bélica hay momentos divertidos que están bastante bien encajados y/o recreados. Por ejemplo, resulta impagable escuchar al falangista andaluz aquello de: “Cuando no haya más sitio en el infierno los muertos caminarán por la Tierra…”, en un claro homenaje al maestro Romero. También resultan impagables algunas sentencias del coloso “ruso” que ni sus propios compañeros entienden… como aquella en la que reflexiona sobre la vuelta a la vida de los muertos: “No se muere dos veces sino se escapa de la muerte una vez”. Precisamente, tanto el falangista andaluz como el “ruso” son dos de los personajes más cartoons del film.

El libreto de ‘Malnazidos’ ha sido escrito por Jaime Marques Olarreaga, Alberto Fernández Arregui y Cristian Conti. Creo que los tres han tenido el acierto de no emplear su escritura para dar lecciones morales a nadie, ni tampoco para teñir el film de un color o de otro. Aquí no se entra a juzgar a este o al otro bando. De hecho, en más de una ocasión se incide en la realidad de que “pertenecer” a uno u otro lado dependió de la región en la que te encontraras en ese momento. Salvando ¡claro está! a los más fieles acérrimos de una u otra ideología. Entre estos últimos estarían el Comisario Político republicano y el General nacional Lozano que se lo pasa todo por el culo y consiente que los nazis lleven a cabo terribles experimentos con la pobre gente de la zona.

Por descontado, y tal como expuse antes, hay claros guiños al género zombi. Al margen de la frase anteriormente citada, también hay escenas que recuerdan a algunas secuencias deLa noche de los muertos vivientes (George A. Romero, 1968). Pero no sólo referencias al cine de podridos podemos encontrar en ‘Malnazidos’. Por ejemplo, lo de la misión suicida a cambio de conmutar la pena de muerte nos remite a clásicos como Doce del patíbulo (Robert Aldrich, 1967). Y lo de los experimentos nazis con macabros resultados nos invita a pensar en producciones recientes como Overlord (Julius Avery, 2018). Eso sí, insisto en que en ‘Malnazidos’ todo está claramente más suavizado y/o contenido.

La dirección de Javier Ruiz Caldera y Alberto de Toro resulta bastante efectiva. Globalmente tenemos en pantalla una película bastante bien rodada (incluidas las secuencias de acción) y ambientada. Aquí destaca la filmación en entornos naturales de Cataluña en zonas como Sant Privat d’en Bas, Cardona, Hostalric, Figueres, Cerdanyola del Vallés, Terrassa y Martorell. Por otro lado, la música de Javier Rodero casa bastante bien con las imágenes. Un ejemplo de esto último lo tenemos cuando se presenta por primera vez el gerifalte nazi. Para los fans del maestro Carpenter decir que se toma prestado el tema: “Farewell Slayer”.

“La guerra se gana con cojones”. Los difuntos del 38.

El reparto presenta un peculiar pelotón de enemigos unidos por las circunstancias. En el mismo sobresalen tres nombres. Miki Esparbé encarna al capitán nacional Jan Lozano dándolo un toque ciertamente canalla. Además, Jan es el que presenta siempre un mejor criterio a la hora de tomar decisiones. Por su parte, Aura Garrido es “Matacuras”, una fiera miliciana republicana. La actriz madrileña es una debilidad personal… pero esto no me impide reconocer que vuelve a “encasillarse” en su rol de mujer dura ya recreado, salvo puntuales excepciones, en otras películas. El tercero en importancia es Luis Callejo, al que considero uno de los mejores actores españoles de la actualidad. La pena es que su reconocimiento público no está a la altura de su gran talento. Aquí vuelve a sorprender como el Sargento que manda en el pelotón republicano que captura a Jan.

El resto de miembros del pelotón también hacen una buena labor para lo que les piden sus respectivos papeles. María Botto es Sor Flor, una autoritaria monja apodada “la Urraca” que no duda en mandar con Dios a los podridos. Respecto a ella creo que su rol podría haber dado más jugo. Otro que tiene muchos minutos es Manel Llunell haciendo una buena labor como Decruz, el típico chico inocente y virgen que acompaña a Jan en su misión imposible. Jesús Carroza y Sergio Torrico se ocupan de los personajes más cartoons. El primero es Jurel, un falangista andaluz. Y el segundo es Brodsky, un coloso e “intelectual” que se cree ruso. También tenemos a los dos francotiradores: Mouad Ghazouan como Rafir (nacional) y Álvaro Cervantes (republicano y experto también en explosivos). El último del pelotón es Dafnis Balduz como el comisario político.

Para terminar tenemos Francisco Reyes como el malvado comandante de las SS “creador” de los zombis. Ojo con Francisco porque, si bien sale poco, cada vez que aparece llena la pantalla desde sus casi 2 metros, siendo una presencia imponente tipo Darth Vader con capa y todo… Su altura contrasta, sobre todo, compartiendo plano y dejando como un auténtico pitufo a Manuel Morón como el General Lozano, el tío de Jan.

“Entre que tú eres un cobarde y yo un abogado ¡menudo equipo hacemos!” (Jan)

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Malnazidos, un producto ligero pero desprejuiciado, entretenido y divertido. Ideal para pasar una simpática tarde-noche en el cine en compañía de nuestros queridos “podridos” haciéndoselas pasar canutas a nacionales y republicanos. Ya sabéis, el enemigo de mi enemigo es mi enemigo… y con mucha más razón si está zombificado y amenaza con mordernos.

AVISO: Hay una escena al final de los chulos créditos principales.

Tráiler de Malnazidos

Escucha nuestro último episodio del podcast