Last Christmas
Comparte con tus amigos










Enviar

“Le di mil vueltas a la canción, sin dejar de pensar en que nunca había escrito una comedia romántica como tal, y en cómo podía interpretar aquello”. “Emma es la mejor compañera que puedes tener en un proyecto cinematográfico. Cuando tiene una idea o un comentario, todo el mundo escucha”. Emma Thompson y Paul Feig unen fuerzas para convertir en una cinematográfica y navideña realidad ‘Last Christmas’.

“Quiérete a ti misma porque nadie más puede hacerte feliz”

Crítica de Last Christmas

Paul Feig sigue volcándose en las comedias y entregando todo el protagonismo de las mismas a las mujeres. El tema ya le salió bastante bien en su último estreno,Un pequeño favor (2018), y ahora repite con ‘Last Christmas’. Eso sí, aquí abandona el humor negro y el crimen de aquella para centrarse en una diversión más cercana a todo el público. Una diversión navideña apoyada en tres pilares: Londres, George Michael y Emilia Clarke.

El libreto es obra de Emma Thompson en colaboración con la artista Bryony Kimmings. Ambas nos entregan una historia con ciertas influencias de ‘Cuento de Navidad’, la famosa obra de Charles Dickens. Eso sí, aquí no tendremos fantasmas pero si una chica que malgasta su vida y que vendría a ser la Miss Scrooge de este relato. Un relato claramente navideño y romántico cuyo principal mensaje es aprovechar la vida que se nos ha dado tratando de ser mejores personas. En esta línea, Emma Thompson aprovecha para lanzar buenas pullas contra la xenofobia y el Brexit. Amén de decirte que debes sentirte orgulloso y no ocultar de dónde procedes. Todo esto narrado a través de la relación que se establece entre la pareja protagonista, Kate y Tom, y con un revelador final en el que descubriremos porque cada uno se comparta de una determinada forma.

En relación con lo que comenté en el primer párrafo, toda la acción del film se desarrolla en Londres. La gran ciudad inglesa nos es exhibida por Feig en su alumbrada versión nocturna y navideña. En pantalla veremos lugares bastante curiosos y bonitos que sirven de gran adorno al film. Entre los sitios más destacados que veremos a lo largo del metraje destacan el famoso mercado Covent Garden, La iglesia de Santa María en Wyndham Place, el Phoenix Garden o la pista de hielo del Alexandra Palace.

El segundo pilar importante de la película es su banda sonora compuesta por Theodore Shapiro. Si recordamos, el compositor es un compañero habitual de Paul Feig. En la anteriormente citada ‘Un pequeño favor’ adornó sus composiciones con muchas canciones francesas de décadas pasadas. En ‘Last Christmas’ repite la jugada pero incluyendo muchos temas del gran George Michael.

El homenaje al artista fallecido es total puesto que la propia protagonista, Kate, lo tiene como cantante de referencia. Entre los temas que podremos escuchar están: “Last Christmas”, “Too Funky”, “Fantasy, Praying for Time”, “Faith” y “Praying for Time” (MTV Unplugged). Además, los herederos del cantante prestaron a la producción la inédita “This Is How” (We Want You to Get High). Dato importante es que el propio George Michael, antes de fallecer en 2016, estuvo involucrado en la génesis del film llegando a reunirse con Emma Thompson.

“Soy un desastre”. Kate & Tom.

La gran e indiscutible protagonista de la cinta es la muy famosa Emilia Clarke. La actriz de ‘Juego de Tronos’ encarna a Kate y se echa sobre ella todo el peso de la película. De hecho, todo el metraje es un festival para los fans de Emilia. La actriz explota al máximo sus gestos, sus movimientos de cejas e incluso se atreve a cantar a capela y con micro. Todo para encarnar a Kate, una chica jovial, inmadura, egoísta, un tanto cínica y empeñada en malgastar su vida y su talento para la música en audiciones en las que no gana nada. Su vida es un desastre y por las noches vaga de aquí para allá con su maleta de ruedas. Mientras tanto, las mañanas las pasa trabajando en una tienda donde la Navidad es eterna.

Precisamente trabajando en la tienda es cuando repara por primera vez en Tom, al verlo a través del escaparate. Tom es un joven tremendamente educado, muy buena persona y que dedica gran parte de su tiempo de ocio a ayudar a los más necesitados. Poco a poco intentará ir cambiando la perspectiva de la vida que tiene Kate. El actor Henry Golding es quien lo interpreta dulcemente en pantalla volviendo a colaborar con Paul Feig tras aparecer en ‘Un pequeño favor’.

Entre los secundarios las dos intérpretes que más brillan y con más minutos son Emma Thompson y Michelle Yeoh. La primera hace una performance con cierta diversión exhibiendo acento extranjero para encarnar a Petra, la madre de Kate, una inmigrante yugoslava. Por su parte, Michelle Yeoh entrega un personaje más serio como Santa, la jefa de Kate en la tienda. Yeoh se mueve en tres estados de ánimo: la seriedad, la comprensión y el amor. Este último surge cuando queda obnubilada ante la presencia de Peter Mygind como un enamoradizo y maduro cliente. Del resto del cast citar la aparición de Patti LuPone y el resto de la familia de Kate formada por Lydia Leonard (Marta, la hermana mayor) y Boris Isaković (Ivan, el padre).

“Mira hacia arriba” (Tom)

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Last Christmas, un festival total de Emilia Clarke completado con un nocturno y alumbrado recorrido por Londres con la música del mítico George Michael como telón de fondo. No estamos ante una cinta sobresaliente pero sí ante una película divertida y agradable de ver. Una cinta que nos invita a aprovechar la vida que tenemos siendo mejores personas. En definitiva, un film que entra a formar parte de las películas ideales para ver en las fiestas de Navidad.

Tráiler de Last Christmas