Isla de perros
Comparte con tus amigos










Enviar

Se dice que “el perro es el mejor amigo del hombre”, la pena es que al contrario no sea igual. En esta película del siempre imaginativo Wes Anderson nuestros amigos caninos son exiliados de nuestro lado y abandonados a su suerte en un lugar conocido como… ‘Isla de perros’.

“En isla basura no hay futuro”

Crítica de Isla de perros

‘Isla de perros’ se configura claramente como un cariñoso y divertido homenaje que Wes Anderson rinde al cine y la cultura japonesa. Como es habitual en sus films, el propio cineasta elaboró la historia y configuró el libreto buscando este tributo, especialmente a las obras del gran Akira Kurosowa, en sus propias palabras: “A nuestro modo de ver las referencias abarcan todo un abanico de realizadores japoneses, a la vez que celebran la cultura japonesa, pero sin duda la mayor influencia cinematográfica se debe a Akira Kurosawa”.

Tras ‘Fantástico Sr. Fox’ (2009), esta es la segunda cinta que Anderson rueda en animación stop-motion. El hecho de que el film sea protagonizado por unos perros parlanchines fue uno de los motivos principales a la hora de decidir rodar así la película. La producción se desarrolló a lo largo dos años, contando con un equipo de 670 personas y 1000 marionetas realizadas a mano en metal, goma, resina y silicona. Especialmente bien realizados están todos los perros del film, cada uno con un pelaje diferente (y muy logrado), ojos curiosos y algún que otro complemento en forma de “ropa” (por ejemplo, Boss). También el entorno de Isla Basura está muy conseguido y detallado con una ambientación que no pasa desapercibida y que, lógicamente, es todo lo contrario a la que vemos en la ciudad Megasaki.

Ahora bien, en estos entornos de stop-motion, también hay algún hueco para la animación 2D de toda la vida, esta aparece muy curiosamente integrada/insertada en los noticieros y telediarios que los diferentes personajes de la ciudad visionan sobre la evolución de la “gripe canina”. Esta animación fue realizada por la animadora francesa Gwenn Germain.

Al margen de homenajes y animación, el film es una muestra de gran amor y simpatía hacia nuestros mejores amigos: los perros. Wes Anderson ahonda en su guión en la nobleza y fidelidad que estos animales tienen para con nosotros. Un ejemplo de esto es como la pandilla de canes, a pesar de haber sido “exiliados” por los humanos, se vuelca con el joven Atari Kobayashi para ayudarle en su objetivo. Además, destaca la pugna por la jefatura perruna en lo que es un recurrente gag sobre la democracia y las votaciones.

Otros temas que también se tocan en el script son la inevitable comparación con los gatos y, especialmente, la corrupción y las mentiras. Estas temáticas están representadas en la figura del alcalde Kobayashi y en la red que se orquesta para acabar con sus adversarios, tanto los humanos como los perrunos. Todo esto (más lo anterior) configurado en un libreto original, familiar y adulto que consta de un prólogo y cuatro partes. Una estructura en la que se desarrolla la aventura y rastreo de Spot mientras que en Megasaki se suceden los acontecimientos provocados por esta búsqueda.

Es obligatorio destacar que el film, en su versión original, es bilingüe con los protagonistas hablando en inglés y en japonés. En concreto, todos los perros hablan en inglés entre ellos (para los humanos del film no son más que ladridos), mientras que casi todos los humanos de la película hablan en japonés no subtitulado. No obstante, esto último no supone un problema porque como bien dice Anderson: “No entiendes las palabras, pero puedes entender la emoción”. A lo que añadiría que, especialmente, la emoción es una característica muy común en los japoneses a la hora de expresarse, es relativamente fácil saber si están enfadados, alegres o preocupados… y esto se “exagera bastante” en el film para facilitar la compresión de lo que dicen.

“¡Muerdo!”… Una pandilla perruna.

¿Quiénes son los protagonistas principales de esta odisea por Isla Basura en busca de Spots? Ha llegado el momento de conocer a perros y humanos y ponerles nombres a todos. Vamos a ello…

*Chief.- El mismo se define como un perro callejero. Su aspecto es el más descuidado de todos, es el más fuerte y, por experiencias del pasado, no se fía para nada de los humanos. Por otro lado, intenta alzarse con la jefatura de la “jauría” pero siempre se ve sometido a las votaciones. (Voz de Bryan Cranston).

*Rex.- Es la “contrapartida” de Chief que se muestra siempre comprensivo, partidario del diálogo y de someterlo todo a votación… sabiendo que el resto de compañeros le van a seguir. (Voz de Edward Norton).

*Duke.- Aquí tenemos al cotilla del grupo. No se sabe cómo pero Duke siempre está al tanto de todos los chismes e historias que circulan por Isla Basura. Siempre que sus amigos le preguntan por sus “informaciones” dice que lo ha oído por ahí. (Voz de Jeff Goldblum).

*Boss.- Boss se distingue de sus compañeros por ser el único que va vestido al llevar el traje de los Dragons, el equipo de béisbol del que tenía el honor de ser su mascota oficial. (Voz de Bill Murray).

*King.- Cuando los perros todavía vivían con los humanos King era la estrella de Doggy Chop, una de las comidas caninas más famosas. Ahora es uno más en la pandilla que añora su pasado. (Voz de Bob Balaban).

*Spots, Nutmeg, Júpiter, Oracle y Gondo.- Spots es el fiel perro de Atari y objeto de su búsqueda, Nutmeg es una elegante perra de ferias y concursos, Júpiter es el perro más sabio de Isla Basura y Oracle es su “visionaria” amiga, finalmente tenemos a Gondo como el líder de una supuesta jauría de canes caníbales. (Voces de Liev Schreiber, Scarlett Johansson, F. Murray Abraham, Tilda Swinton y Harvey Keitel).

*Alcalde Kobayashi.- Es la máxima autoridad de Megasaki tras ganar las elecciones y presentarse para futuros mandatos. Se hizo cargo del joven Atari cuando quedó huérfano y es incapaz de ocultar sus modos y maneras autoritarias… amén de que no parece que su gestión sea limpia. El concejal Domo es su principal y feo esbirro. (Voz de Kunichi Nomura).

*Atari Kobayashi.- Jovencito que perdió a su familia y fue tomado en pupilaje por Kobayashi que además le puso como mascota y guardián al perro llamado Spots. Atari demuestra una gran valentía, ingenio y fidelidad hacia Spots y hará lo imposible por encontrarlo en Isla Basura. (Voz de Koyu Rankin).

*Tracy Walker.- Estudiante norteamericana de intercambio que destaca por su gran y activa personalidad y carácter. Tracy desconfía de la versión oficial de “la gripe canina” y piensa que hay una conspiración detrás de la misma. (Voz de Greta Gerwig).

*Intérprete Nelson.- Ella es la voz que retransmite y traduce fuera de Japón todos los acontecimientos que tienen que ver con la crisis canina desatada en Megasaki. (Voz de Frances McDormand).

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Isla de perros, un gran y divertido homenaje a la cultura japonesa, a la voluntad indomable de los niños y a nuestros amigos perrunos que, pase lo que pase, nunca nos abandonarán… Además, desde un punto de vista técnico, resulta un delicioso e imprescindible manjar para todos aquellos que valoramos y somos amantes de la animación stop-motion.

Tráiler de Isla de perros