Gru, mi villano favorito
Comparte con tus amigos










Enviar

Universal Pictures e Illumination Entertainment presentan todo un pelotazo de animación en tres dimensiones. Un film que hace las delicias de todo tipo de espectadores. Preparaos para conocer a nuevos personajes como Gru, Doc Nefario, Vector, Margo, Edith y Agnes. Sin olvidar a esos simpáticos, “butaneros” y amarillos personajes que responden al nombre de minions. ‘Gru, mi villano favorito’ es buena y no está sobrevalorada. La fiebre empieza de nuevo, la fiebre amarilla.

“¡¡¡¡Ahora vamos a robar la Luna!!!!” (Gru)

Gru

Crítica de Gru, mi villano favorito

Recuerdo que, pese a su tremendo éxito en los EE.UU., fui a ver esta película con bastantes reticencias y pensando que en pantalla tendría un film animado más para niños. Sin embargo, disfruté ampliamente con el visionado de ‘Gru’. Estamos ante una película muy disfrutable para espectadores de todas las edades. De hecho, hay guiños a películas míticas o sucesos de la actualidad que un niño no va a entender ni tampoco apreciar. Así, y por ejemplo, tenemos un guiño increíble a una mítica escena de El Padrino’ (Francis Ford Coppola, 1972), otro a Máximo riesgo (Renny Harlin, 1993) y todo eso sin contar con el innegable parecido físico entre Gru y el Doc Evil de Austin Powers. Además, encontramos alguna divertida referencia a entidades actuales de triste protagonismo como Lehman Brothers. Lo dicho, cine de animación del bueno y para todas las edades.

Lehnman Brothers

Es obligatorio destacar que la historia original de ‘Gru, mi villano favorito’ es obra del español Sergio Pablos. A posteriori fue pasada al libreto de cine por los guionistas Cinco Paul y Ken Daurio. Por su parte, en la dirección encontramos a Chris Renaud y Pierre Coffin. La especialidad de Chris Renaud comenzó siendo el grafismo y llegó a trabajar como dibujante tanto para Marvel como para DC Comics desde 1994 al 2000. Por su parte, Pierre Coffin había venido trabajando como animador en los estudios Amblimation de Steven Spielberg.

‘Gru’ cuenta entre sus bazas más fuertes con un humor accesible para niños, mayores y cinéfilos (especialmente potenciado por Gru, Vector, el Doc Nefario o el Señor Perkins). Se suman unas buenas dosis de ternura francamente bien insertadas (ofrecidas por el trío de adorables y simpáticas huérfanas que se ven “atrapadas” en los asuntos de Gru, ellas son: Margo, Edith y Agnes). Y, finalmente, tenemos un estilo de animación muy en la línea de lo que pudimos ver en ‘Up, por aquello del empleo de elementos sencillos como los círculos o formas redondeadas para dar vida a según qué personajes.

Edith. Margo y Agnes

Por otro lado, en este film se presentaron esos simpatiquísimos personajes secundarios que se convierten en los verdaderos amos de la función. Os hablo de los minions, que ya han pasado a ser toda una celebridad (con película propia y todo a sus espaldas, Los Minions). Son unas criaturas tremendamente cómicas, simpáticas y originales. Estos minions son los ayudantes o esbirros de Gru que le ayudan junto al Doc Nefario en el éxito de sus locos planes y misiones. La verdad, estos personajillos amarillos impactan y divierten mucho. Son unos fenómenos y seguiremos oyendo hablar de ellos durante mucho tiempo. De hecho, su película se fue a los más de 1000 millones a nivel mundial.

Como dato curioso destacar que las simpáticas voces o sonidos emitidos por los minions son obra de los propios Pierre Coffin, Chris Renaud y Jemaine Clement. Para darles “voz” se creó un idioma único. La mayoría de veces es totalmente ininteligible, como si fuera una mezcla de varios idiomas. Sin embargo, de repente, se entienden un par de palabras. Esta estrambótica mezcla permite seguir más o menos lo que dicen.

minions

El doblaje al español funciona, contando especialmente para la ocasión con las voces de Florentino Fernández y Ana de Armas. Flo intentó evitar que al ver a Gru pensaramos en él. Intentó separar lo que es Gru de lo que es Flo. Y, la verdad, pienso que realmente lo logra porque al escuchar a Gru no estaremos pensando todo el rato: “Es Gru pero yo veo a Flo”. En lo que es el físico de Gru cabe resaltar que los directores se inspiraron en Peter Sellers y Rowan Atkinson para recrear su forma de moverse. Por su parte, Ana  de Armas ofrece unos buenos toques de ternura y seriedad a su personaje de Margo. Los demás protagonistas también están francamente bien doblados con mención especial para Vector.

Al respecto de las 3Ds, para no romper con la tónica del film, puedo asegurar que sus tres dimensiones están bastante conseguidas. En pantalla tendremos ocasión de ver personajes y objetos (como misiles o pelotas) que casi-casi podríamos llegar a tocar con nuestras manos. Recuerdo que cuando la vi en cines, en alguna secuencia, llegué a levantar la mano como intentando tocar esos objetos que de forma maravillosa se dirigían hacía mí como espectador.

“He estado trabajando en algo muy gordo…” (Gru)

Edtith, Agnes, Margo y Gru

En conclusión.
Si queréis pasar una tarde simpática conociendo a unos nuevos y divertidísimos personajes no dejéis de ver esta película. Sinceramente, puedo decir como apunte final de esta crítica de Gru, mi villano favorito que es buena y divertida. A mi me gustó y de veras que la recomiendo para estar un divertido y distraído rato en familia frente al televisor.

Tráiler de Gru, mi villano favorito