Desaparecido en combate
Comparte con tus amigos










Enviar

En los 80 cualquier héroe de cualquier film de acción que se preciara tenía que ser veterano del Nam para tener un buen CV. Aparte de esto, estaban también los films bélicos sobre el Nam, aquellos films en los que ejércitos de un sólo hombre se pulían a tropecientos mil charlies mientras recorrían las selvas vietnamitas en busca de POWS como el que hoy en día va al súper del barrio. Os hablo de gente como John Rambo, o como el no menos mítico James Thomas Braddock un tipo que con su sola mirada era capaz de ahuyentar a un toro bravo de más de 500 kilos. Un tipo que fue dado por… ‘Desaparecido en combate’.

“De la respuesta que me dé depende si ha de seguir usted con vida o no… y sabré si me miente”.-James Thomas Braddock.

Desaparecido en combate

Crítica de Desaparecido en combate.
Primera parte de las aventuras del coronel Braddock interpretado por el mítico Chuck Norris. Pese al espectacular inicio con tiros a mansalva luego el film cae en una calma tensa que dura más de lo que me habría gustado. Así en la película podemos adivinar tres partes claramente diferenciadas: una primera parte que serían las pesadillas, una segunda parte en la que Braddock se equipa y una tercera parte final en la que ya se desatan todos los infiernos en el Nam.

La película como film de acción bélico de esos de “hombre contra ejército” diré que cumple, pero la verdad es que esperaba bastante más de ella. Es curioso pero, por ejemplo, Desaparecido en combate 2: El comienzoa mi modo de ver es mejor que este film ahora reseñado, y eso que se suele decir que “segundas partes nunca fueron buenas”. Detalle peculiar es que ‘Desaparecido en combate 2: El comienzo’ es la precuela de ‘Desaparecido en combate’ y no su secuela, y esto a pesar de que se rodara con posterioridad a esta. Recomiendo, por lo tanto, en esta crítica de Desaparecido en combate, el visionado de la “segunda parte” antes de ver esta “primera parte”.

Chuck Norris está pletórico en el papel de coronel mata-charlies-sin pestañear… y con su sola mirada ya es capaz de poner firme al más pintado (ver sino una escena del film en el que un chulo-putas le ofrece las prostitutas locales y Norris lo fulmina con la mirada). El resto del reparto pues cumple con su objetivo de representar a unos malos muy malos, muy feos, muy sádicos y muy comunistas con retratos de Lenin incluidos.

Como montar una operación de rescate “made in Braddock”: Uno de los puntos fuertes del film consiste en ver como se las ingenia Braddock para proveerse de material de guerra con el que poder rescatar a los POWs norteamericanos. Con sólo 10.000 dólares en el bolsillo y con la ayuda de un colega pasado de peso y con camiseta hawaiana incluida… Braddock es capaz de comprar material de guerra como para volver a bombardear Hanoi él solito. ¡¡Espectacular!!

Desaparecido en combate.

En conclusión.
El que ponga este DVD esperando ver una peli tipo ‘Mujercitas’ o un drama social se está equivocando tremendamente. Aquí lo que cuenta es la acción pura y dura y ver caer a los vietnamitas comunistas como moscas… y en eso el film cumple sin mucho esfuerzo y con lancha tuneada estilo tiburón incluida.

Desaparecido en combate.

Curiosidades:

  • Al principio del film Braddock visiona un capítulo de Spiderman. Posteriormente y durante su estancia en Ho Chi Min (antigua Saigón) Braddock trepa por los muros de un hotel cuál si fuera el propio Spidey en lo que parece un guiño de lo más asombroso al personaje de la Marvel.
  • En los títulos de crédito del film aparece acreditado Jean-Claude Van Damme como especialista de las escenas de acción. Los rumores dicen que Van Damme realmente pretendía conseguir un papel mayor, pero Chuck no se lo pudo proporcionar. Además, según mi compañero Juanma M. Guerrero al parecer Chuck Norris quedó altamente impresionado con las cualidades, rapidez y técnica de Van Damme cuando éste, en una improvisada demostración, dejó en pocos minutos fuera de combate al propio entrenador de Chuck Norris: Howard Jackson, un ex-campeón del mundo de Full-contact.

“Es usted uno de los hombres menos diplomáticos que me he echado a la cara”.-Ann.

Desaparecido en combate