Buried (Enterrado)
Comparte con tus amigos










Enviar

‘Buried (Enterrado)’ se estrenó en salas limitadas de Estados Unidos un 24 de septiembre de 2010. Hoy os voy a hablar un poco de ella en esta reseña sin destripar absolutamente nada. Es este un film que, para ser disfrutado al máximo, tiene que ser visto sin saber casi absolutamente nada del mismo. Por lo tanto, os daré mi opinión contando sólo lo mínimo necesario para no ser enterrados vivos…

“¡Socorro!” (Paul Conroy)

buried-ryan-reynolds-mechero

Crítica de Buried (Enterrado)

En pantalla tenemos una angustiosa y claustrofóbica película que no agradará a todo el mundo. Es conveniente saber que este no es un film para para pasarlo bien porque aquí las sensaciones que experimenta el espectador son las mismas que siente el protagonista, Paul Conroy, al despertarse enterrado vivo. Me refiero a sensaciones como miedo, angustia, tensión, nervios, terror, desesperación, tristeza, claustrofobia, calma, resignación,… Todo esto es lo que nos ofrece esta cinta, por lo tanto, sino quieren experimentar lo que Paul va a experimentar no la vean ya que otra cosa no se van a encontrar aquí.

El director, Rodrigo Cortés, quiso que el espectador al ver “Buried” se sintiera como si realmente fuera el protagonista y lo consiguió. Al ver este film me acordé, en cierta medida, deZulo (Carlos Martín Ferrera, 2005). Y me acordé de esta última porque la kafkiana situación de los protagonistas es muy parecida. La diferencia está marcada, principalmente, porque en ‘Buried’ (quitando unos primeros minutos de incertidumbre) va respondiendo a todas las preguntas que, como espectadores, nos hacemos sobre cómo llegó Paul Conroy a ser enterrado vivo y los motivos.

Ryan Reynolds

Como digo, pasados unos minutos obtendremos la respuesta a la situación inicial con la que arranca el film. A partir de ahí, seremos testigos de cómo el protagonista se las ingenia para tratar de salir del ataúd en el que se encuentra enterrado vivo. Así, seremos testigos mudos de la lucha de un hombre contra la más dura y absurda “burocracia telefónica”, la increíble incomunicación y soledad a la que (aunque parezca increíble) nos han llevado las últimas tecnologías. En definitiva, la total lucha de un hombre por salir del infierno en el que se encuentra. Y es que, como parece dejar claro Cortés, al final, cuando vienen los problemas estamos realmente solos. Sí, siempre habrá buenas palabras… pero la realidad de ‘Buried’ es que para salir del “ataúd de los problemas” deberemos hacerlo solos… y eso si salimos.

Al hablar de esta película es obligado hacer referencia a la destaca, muy currada y positiva actuación de Ryan Reynolds. El actual Deadpool es el único protagonista físico que veremos a lo largo del metraje. Reynolds desarrolla un tour de force interpretativo francamente sensacional. La tarea de interpretar a un hombre prisionero teniendo como único escenario un ataúd de madera fue titánica y el actor demuestra gran nivel en su actuación.

Ahondando en lo anterior, Reynolds exhibe diferentes estados de ánimo: rabia, desesperación, miedo, agonía, llanto, tristeza,… Destacar que Reynolds soportó un rodaje de 17 días que incluyó muchas tomas de más de seis minutos sin ningún tipo de cortes. Además, se diseñaron siete ataúdes o cajas diferentes para las diversas necesidades del film y posiciones del intérprete. Como resultado estamos ante un papel increíble que a más de un espectador puede provocarle cierto malestar emocional, tanto por la situación como por la interpretación. Del resto de artistas que completan el casting no hay nada que decir pues se limitan a ser “simples voces” con las que Reynolds interactúa.

“A él le encontramos. También te encontraremos a ti” (Dan Brenner)

Paul Conroy

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Buried (Enterrado), una película desasosegadora, descorazonadora, con momentos de crueldad mental máxima y con cierta carga política. Rodrigo Cortés firma una “kafkiana y hitchcockiana” cinta que mantiene en vilo al público de principio a fin. Un film en el que el protagonista no sólo deberá tratar de luchar por salir vivo del ataúd en el que se encuentra, sino que también deberá luchar contra la incomunicación humana que se ha impuesto en nuestra sociedad.

Tráiler de Buried (Enterrado)