Los mundos de Coraline
Comparte con tus amigos










Enviar

En la animación «stop-motion» se trabaja fotograma a fotograma. Los animadores manipulan con gran sutileza y paciencia los objetos tangibles del escenario. Se fotografía cada fotograma y, al proyectar de forma continua y secuencial los miles de fotogramas, los personajes y los decorados se animan, cobran vida y se mueven con fluidez. Podría describirse como la magia del cine hecha a mano. Hoy toca hablaros de la magia de LAIKA en su primera película. Pasad, estáis invitados, abrimos ya la puerta a… ‘Los mundos de Coraline’.

“Mis sueños no son peligrosos”.-Coraline.

los-mundos-de-coraline-puerta

Crítica de Los mundos de Coraline

Focus Features y LAIKA unieron fuerzas para sacar adelante ‘Los mundos de Coraline’. Esta fue la primera película en “stop-motion” del ejército de magos de LAIKA (unos 550 profesionales). Además, también fue la primera película filmada en 3D esteroscópico. El resultado de su trabajo fue premiado con una nominación al Oscar en la categoría de “Mejor película de animación” en la gala del 2010.

He creído conveniente aclarar este detalle porque se tiende a confundir a ‘La novia cadáver’ (Tim Burton y Mike Johnson, 2005) como la primera película del estudio cuando esto no es así. Es cierto que LAIKA colaboró en el film de Burton y Johnson, pero, en sentido estricto, su primera cinta y presentación oficial ante el gran público fue… “Coraline”.

los-mundos-de-coraline-bobinsky

Y ya desde ‘Los mundos de Coraline’ quedaron muy claras las dos principales características maestras del estudio. En LAIKA siempre han apostado por hacer películas animadas en “stop-motion” y dotarlas de grandes y originales guiones. Libretos que, de manera muy clara, las acercan más al público adulto que al infantil.

Al respecto del primer punto, decir que este film sentó las bases de lo que luego serían los magníficos trabajos en “stop-motion” que veríamos en El alucinante mundo de Norman (2012) y Los Boxtrolls (2014). Cierto es que aquí el trabajo de animación no está al nivel de excelencia que luego pudimos ver en las dos citadas películas. Sin embargo, aún así destaca, sobre todo, en la recreación de los escenarios y fondos. Las marionetas es dónde más se nota que estábamos “en los inicios” de la compañía. En consecuencia, algunas escenas presentan una animación un tanto artificial. Por ejemplo, algunos movimientos de Coraline o del gato. Una animación cuyos diseños de personajes fueron influenciados por la particular y personal visión del ilustrador japonés Tadahiro Uesugi.

los-mundos-de-coraline-marioneta

En lo relativo al libreto del film, decir que el director y guionista, Henry Selick, ya había trabajado antes con la “stop-motion” en Pesadilla antes de Navidad(1993). En ‘Coraline’ adaptó la obra de Neil Gaiman, introduciendo algunos cambios que tuvieron su visto bueno. Algún ejemplo de esto es la creación de Wyborne, el amigo en el film de Coraline.

El libreto es uno de los aspectos más destacados de la película. Aquí tenemos una historia familiar en la que la jovencita Coraline se ve desatendida por sus ajetreados padres y sueña con encontrar “unos progenitores mejores”. Sueño que se convierte en realidad al atravesar la misteriosa puerta del “Pink Palace”. En ese misterioso lugar conocerá a sus queridos “otros padres” que la esperan con los brazos abiertos… pero Coraline también recibirá una poderosa lección en la increíble parte final de la película.

los-mundos-de-coraline-pink-palace

Una parte final que nos hace pasar de lo que era una agradable aventura fantástica y misteriosa a casi una película de terror. En esta parte del metraje se pone de manifiesto que, muchas veces, no valoramos lo suficiente lo (mucho o poco) que tenemos hasta que lo hacemos peligrar mediante sueños imposibles plagados de amenazas. En este sentido, recordad la frase que he usado en la introducción de esta crítica de Los mundos de Coraline, o el propio tag-line del film: “Cuidado con lo que deseas… se puede cumplir”.

La banda sonora también destaca de manera especial. Las composiciones fueron obra del francés Bruno Coulais y resaltan por su toque tierno, dulce y divertido. Todo hasta que, al igual que la cinta, pasan a convertirse en algo mucho más ominoso y siniestro. Esta BSO, de alguna manera, también dota de “lenguaje” propio a la película.

los-mundos-de-coraline-otro-padre

“No entres por la puerta pequeña”… Caroline´s World.

Nos adentramos ahora en los principales personajes que merodean por el “Pink Palace”, que es el nuevo “mundo” al que llega Coraline con sus padres después de dejar Pontiac en Michigan (USA).

*Coraline Jones.- Nuestra joven protagonista destaca por ser una chiquilla muy inquieta, curiosa e investigadora, valiente y con gran personalidad. Estas son, sin duda, las características que mejor la definen. (Voz de Dakota Fanning).

*Mel y Charlie Jones.- Son los progenitores de Caroline y se dedican al periodismo. Están muy ocupados escribiendo una guía sobre plantas y casi no tienen tiempo para pasarlo con Coraline. (Voces de Teri Hatcher y John Hodgman).

*Otro Padre y Otra Madre.- Al traspasar la puerta secreta del “Pink Palace” Caroline encontrará a estas perfectas y encantadoras versiones de sus propios padres que en lugar de ojos tienen cosidos unos botones. (Voces de Teri Hatcher y John Hodgman).

los-mundos-de-coraline-otra-madre

*Wyborne.- Es un muchacho que vive con su abuela y que resulta bastante peculiar tanto en su forma de ser como en su manera de vestir. Coraline lo conocerá casi nada más llegar y se convertirá en su amigo. (Voz de Robert Bailey Jr.).

*Miriam y April.- Son dos ancianas solteronas que Caroline conocerá en los bajos del apartahotel. Resultan muy excéntricas, viven con cuatro perros iguales y parecen tener ciertas dotes adivinatorias. (Voces de Jennifer Saunders y Dawn French).

*Impresionante Bobinsky.- El vecino de la planta superior del “Pink Palace” resulta ser un retirado ex_artista circense que todavía conserva gran agilidad de sus buenos tiempos. (Voz de Ian McShane).

*Gato.- Esta es la mascota de Wyborne pero como todos los gatos es muy independiente. Además, al acceder a la otra realidad en la que se introduce Caroline gana la capacidad de hablar. Gato parece saber bastantes cosas…. (Voz de Keith David).

“Era increíblemente real”.-Caroline.

los-mundos-de-coraline-gato

En conclusión.
La importancia de ‘Los mundos de Coraline’ trasciende más allá de su exquisita calidad. Trasciende porque “Coraline” marcó el camino y posibilitó que luego pudiéramos a conocer a Norman, a los simpáticos Boxtrolls o al valiente Kubo. Personajes, todos ellos, que supusieron la excelencia en el campo de la animación en «stop-motion». Todo tiene un principio y un final. El principio para LAIKA lo marcó esta maravillosa película y el final espero que todavía esté muy pero que muy lejos…

Tráiler de Los mundos de Coraline