Los Boxtrolls
Comparte con tus amigos










Enviar

Los esforzadísimos genios de LAIKA, creadores de obras como ‘Los mundos de Coraline’ (2009) o ‘El alucinante mundo de Norman’ (2012), presentan otra maravilla animada en «stop-motion». Una maravilla en la que el jovencito Eggs vivirá toda una aventura tratando de ayudar a sus amigos conocidos como… ‘Los Boxtrolls’.

“Los humanos son malos y egoístas. Son monstruos”.-Eggs.

los-boxtrolls-eggs

Crítica de Los Boxtrolls

Nuevamente LAIKA vuelve a sorprenderme con otra gran película de animación. Estos artistas son verdaderos genios del “stop-motion” y sus obras son todas fabulosas. Con ‘Los Boxtrolls’ nos entregan otra cinta en la que la animación «stop-motion» luce a un nivel superior. Tan es así que te mete por completo en su mundo imaginario. Un mundo representado por la ciudad “post-victoriana” de Quesberg. Esta curiosa ciudad me recordó, en cierta manera, a las casas colgantes de la Ciudad Encantada de Cuenca. Así pues, la “localización” del film ya invita a la fantasía, y más si tenemos en cuenta que toda la ambientación nos retrotrae a la genialidad de directores como Tim Burton (esas calles oscuras de Quesberg, esos cachivaches, esas maquinarias…).

los-boxtrolls-quesberg

En la cinta podemos apreciar una clara división de clases entre los humanos y los boxtrolls. También entre los propios humanos entre sí. Esto es clarísimo. Los humanos son representados como seres codiciosos (Archibald Birlante alias “El sombrerero rojo”), ignorantes del mundo que les rodea y clasistas, incluso entre ellos. Los hombres marcan las diferencias en base a ridículos sombreros de colores. Amén de que también son mostrados como adoradores de un “becerro de oro” representado en esta historia por el queso (caso de Lord Camen-Bert y toda su “cohorte”). Por otro lado, tenemos a los Boxtrolls, los supuestos monstruos de la historia. Sin embargo, y en realidad, tienen más sentimiento, inventiva e ingenio que los humanos. No obstante, se ven marginados a las alcantarillas como seres malvados y monstruosos a los que temer.

¿Dónde quedan los niños? Pues quedan varios escalones por encima de sus mayores. Los pequeños son los únicos que pueden tratar de llegar a comprender que la historia no es como se ha contado. Este es el caso del valiente Eggs criado entre los Boxtrolls, o de la enérgica Winnie. Ella es un jovencita olvidada por su padre (Lord Camen-Bert) que llegará a conectar con la verdadera realidad. Como siempre, y aunque puede parecer lo contrario, tanto en la vida real como en el cine, son los niños los que de verdad viven la vida dándose cuenta de lo que en realidad pasa a su alrededor.

En la película también llegamos a observar la búsqueda de la identidad propia en el personaje del joven Eggs. Al principio no se hace preguntas, pero Winnie tratará de que el jovencito vea cuál es su pertenencia real. Lo que está por ver es que realmente Eggs encaje más como humano que como Boxtroll… y más teniendo en cuenta cómo son unos y cómo son los otros.

los-boxtrolls-box

La animación «stop-motion» lograda por LAIKA resulta nuevamente sensacional. El trabajo es tan perfecto que, al igual que sucedía enEl alucinante mundo de Norman (2012) podemos llegar a pensar que se trata de una animación “normal”… sino fuera por los divertidos rostros de los personajes en los que sobresalen esos bonitos “ojos de muñecas de porcelana”, esas dentaduras o esas divertidas expresiones. ¡Una gozada!

En la ambientación, además de la oscuridad reinante durante buena parte del metraje en las calles de “Quesberg” (“el mundo de arriba”), destaca también el hogar de las alcantarillas de los Boxtrolls. Este es un hogar repleto de lucecitas, de cachivaches, mecanismos y engranajes varios. Instrumentos que estos monstruitos han ido construyendo/inventando con las sobras del mundo de la superficie. También podemos observar las divertidas cajas que les sirven de vestuario. Cada caja lleva un dibujo que da nombre e individualiza al monstruito correspondiente.

Sobre las 3Ds lamento decir que no he visto ni sentido que le aporten mucho más al film que el hecho de verlo en las dos dimensiones de toda la vida. Así pues, creo que ‘Los Boxtrolls’ es una película que se puede ver y disfrutar sin necesidad de ponerse gafas o adaptar los televisores a ello.

los-boxtrolls-winnie

“¡Muerte al Boxtroll!”. Los habitantes de Quesberg.

Llega ahora el momento, en esta crítica de Los Boxtrolls, de conocer a los principales personajes que viven tanto en “el mundo de arriba” de Quesberg como en sus alcantarillas. Conozcamoslos un poco mejor a todos ellos.

*Eggs.- Criado desde bebé por los Boxtrolls destaca por ser un jovencito valiente pero, sobre todo, muy ingenuo e inocente. Siempre está del lado de sus amiguitos de las alcantarillas a los que quiere un montón. (Voz de Isaac Hempstead Wright).

*Atún y Tacón.- Son los Boxtrolls más representativos. Los Boxtrolls son unas pequeñas criaturas de tamaño mediano (medio metro de altura más o menos), tienen cierto aspecto de troll y viven en las alcantarillas. Los más destacados de todo el grupo son Atún y Tacón. Atún viene a ser el líder y también hace las veces de padre para Eggs. Por su parte, Tacón es un simpático boxtroll que no se entera mucho y sólo sabe divertirse. (Sonidos de Dee Bradley Baker y Steve Blum, respectivamente).

*Archibald Birlante.- Tenemos aquí al malvado de la función. Su principal problema es que piensa que merece mucho más de lo que tiene. Por este motivo no se detendrá ante nadie para conseguir “El Sombrero Blanco” que en Quesberg es sinónimo de respeto y privilegio… amén de darle acceso a la “sala de degustación de quesos”. (Voz de Ben Kingsley).

los-boxtrolls-archibald-birlante

*Señor Trucho, Señor Fideo y Señor Panceta.- Son los tres esbirros de Archibald Birlante. Trucho es un tipo orondo que parece bastante más versado que sus compañeros. Fideo es un hombre muy delgado que duda de su labor. Panceta simplemente es un bajito cuatro ojos que tiene muchos ramalazos psicóticos. (Voces de Nick Frost, Richard Ayoade y Tracy Morgan).

*Winnie.- Es la hija de Lord Camen-Ber que destaca por su fuerte temperamento y su carácter mandón. Sin embargo, es una buena chica que se encuentra totalmente olvidada por sus progenitores. (Voz de Elle Fanning).

*Lord Camen-Bert.- El alcalde de Quesberg y padre de Winnie. Aquí encontramos a un hombre de carácter clasista al que no le importa otra cosa que su “Sombrero Blanco” de privilegio y las degustaciones de queso. Tan es así que tiene totalmente olvidada a su hija, Winnie. (Voz de Jared Harris).

*Lady Camen-Bert.- Es la madre de Winnie. Poco o nada hay que decir de este personaje porque sus apariciones son brevísimas. Cameo “expendable” y casi ni eso. (Voz de Toni Collette).

*Herbert Tinstein.- El más famoso inventor de Quesberg. No conviene decir mucho más acerca de este personaje para evitar desvelar la trama del film. (Voz de Simon Pegg).

los-boxtrolls-esbirros

En conclusión.
‘Los Boxtrolls’ es un fantástico cuento con el que pueden disfrutar tanto los mayores como los más pequeños de la casa. Un cuento que encierra varias lecciones y que destaca por su conseguidísima y brillante animación «stop-motion». Una animación que hace que me pregunte una y otra vez con gran entusiasmo: “¿Dónde están los límites de LAIKA?”.

“He visto a un niño”.-Winnie.

los-boxtrolls-eggs-bigotes

Curiosidades.
1ª.-El idioma Boxtroll sigue la tradición de los minions, de los jawas y de los klingon.
2ª.-La secuencia del salón de baile fue la que más dificultades planteó a todos los departamentos. Supuso la mayor hibridación de efectos digitales con «stop-motion» que se había realizado hasta la fecha. Es una escena con unos 150 personajes.
3ª.-Con 190 muñecos, 200 trajes, 79 decorados y 20.000 piezas de atrezo hechas a mano, ‘Los Boxtrolls’ fue la mayor producción de animación «stop-motion» realizada en su momento. Además, contó con 56 cámaras y 892 focos, entre los que había 68 fluorescentes. Su rodaje empezó en otoño de 2012 y terminó en la primavera de 2014.
4ª.-Para Eggs, el jovencito héroe de la película, se fabricaron unos 24 muñecos para encajar con los cambios de vestuario, cambios de peinado y movimientos dentro de los decorados. Además contó con 1.400.000 expresiones faciales.

Tráiler de Los Boxtrolls