Fast & Furious 7
Comparte con tus amigos










Enviar

Es tiempo de volver a vivir de medio kilómetro en medio kilómetro… pero también es tiempo de venganza, y esta vez… esta vez no bastará sólo con ser rápidos porque no se puede huir del pasado. Han despertado a un monstruo y los pecados de Londres han seguido a la familia Toretto hasta Los Ángeles. Nuevamente: Conduce o muere… ¡Bienvenidos/as a ‘Fast 7’!

“Para Paul”.

fast-7-brian-conduciendo

Crítica de Fast & Furious 7.
Bueno, ¿Por dónde empezar? Realmente, cuando se disfruta tanto con una película te sobran argumentos para recomendarla. Es cierto que ‘Fast 7’ es una FLIPADURA total y absoluta… pero ¿acaso importa? Ya enFast & Furious 5 (Justin Lin, 2011) y más todavía en Fast & Furious 6 (Justin Lin, 2013), la saga “evolucionó” claramente hacia el “cine de superhéroes”. Si, “cine de superhéroes”, porque eso es en lo que se han convertido (para bien y para mal) Dom Toretto y amiguetes. Sus proezas y hazañas en las películas citadas, y en esta séptima aventura, son de tal calibre que no pueden ser asumidas por hombres normales como usted o yo mismo, querido lector.

Si Disney/Marvel tienen a sus “Vengadores”, Universal tiene al “Team Toretto”. Y ¡oigan! A mí no me parece nada mal el tema, porque nunca me cansaré de decir que cuando voy al cine, pago por ver (principalmente) un espectáculo total que me evada de la realidad diaria, y esto es algo que la “furiosa franquicia” me viene ofreciendo en dosis bruta desde la quinta entrega. Cuando sales del cine de ver una película como esta, sales con una sonrisa en la cara porque sabes que todos los euros gastados en la entrada los han valido al cien por cien y todavía nos podrían haber pedido más… tal es el espectáculo que aquí se ofrece.

“Empieza el show”.-Toretto.

fast-7-hobbs

En un principio, cuando se designó a James Wan como director, las dudas y las alarmas saltaron. Wan es un gran cineasta pero está especializado en cine de terror, y la irritante pregunta que rondaba nuestras cabezas era la siguiente: ¿Estaría a la altura de esta franquicia? La respuesta fue contundente: ¡SI!

En ‘Fast 7’ todo supera cualquier límite humano, es un film totalmente tratado con “esteroides anabolizantes” en su máxima expresión. La acción es continúa, el armamento es pesado no… pesadísimo, los “cliffhangers” son a cada cuál más imposibles, los diálogos repletos de frases durísimas (especialmente todas las que escupe Jason Statham), personajes todos hipertrofiados -incluidas ellas- (no en vano, tenemos a nuestra dura Michelle Rodríguez y se deja ver también “la mercenaria” Ronda Rousey), explosiones brutales e increíbles, y las persecuciones a todo gas (por tierra y aire) presentadas desde todos los ángulos con tremebundos choques y ametrallamientos varios… En fin, los que como yo somos fans de la franquicia no nos podemos quejar. James Wan pasó la prueba con nota altísima. Es lo que hay, ni más ni menos.

“He venido a por el equipo que dejó lisiado a mi hermano”.-Deckard Shaw.

fast-7-deckard

La cinta, además de ser una auténtica montaña rusa desbocada y sin frenos, también tiene tiempo de ir dejando “píldoras de homenaje” a lo visto a lo largo de la franquicia, por ejemplo: la vuelta a “La guerra de carreras”, el cameo de Héctor, las fiestas fantásticas plagadas de chicas tipo “Playboy” ligeras de ropa en las que “hasta los feos pillan cacho” (que diría mi amigo Carlos G.), la aparición de Sean Boswell, algunos diálogos,… Un auténtico disfrute el ir consumiendo estas “píldoras” a lo largo de las más de dos horas de duración de la película que estuvieron arropadas, nuevamente, por las flipantes composiciones de Brian Tyler. Además, dentro de la BSO se encontraron temas tales como: “Ride Out” de Wiz Khalifa & Iggy Azalea (con cameo incluido), “My Angel” de Prince Royce, “Off-set” de T.I. & Young Thud, “See You Again” de Wiz Khalifa y Charlie Ruth, “Payback” de Juicy J, Kevin Gates, Future y Sage The Gemini, “Ay Vamos” de J. Balvin con French Montana y Nicky Jam. Incluso intervino David Guetta que aportó su toque personal a “Blast Off”, de Kaz James.

‘Fast 7’ presentó dos tramas que van unidas y que nos llevan casi por todo el globo (Los Ángeles, Tokyo, Azerbaiyán, Abu-Dabi…). Por un lado, tenemos la venganza del imparable Deckard Shaw por los sucesos ocurridos en Londres, y por otro lado volvemos a tener una “misión imposible” para el “Team Toretto”, cuando se les encargue hacerse con un hacker que controla un sistema informático conocido como “El ojo de Dios”. No puedo decir más… sólo que estas dos tramas están total y absolutamente ligadas por los personajes de los que os hablo ahora mismo en esta crítica de Fast & Furious 7.

“Los coches no vuelan”.-Brian O`Conner.

fast-7-salto

“¿Sabes cómo se mata una sombra?”… Tiempo de superhombres furiosos.

El reparto de ‘Fast 7’ directamente fue espectacular y aseguró una buenísima ración de trompadas, puñadas y fostiadas varias. Aquí pocos se libraron de probarse las manos unos a otros. A los nombres de toda la vida de Vin Diesel, Paul Walker, Ludacris, Tyrese Gibson, Michelle Rodríguez o Dwayne Johnson… se sumaron la sobresaliente incorporación de Jason Statham, la intervención de un héroe de los 80 como Kurt Russell, o las marciales apariciones de Ronda Rousey y Tony Jaa.

De Vin Diesel poco se puede comentar a estas alturas de la saga. Su eternamente familiar e indestructible Dom Toretto es ya un icono del cine de acción moderno y como tal se comporta en pantalla. Paul Walker, en esta tristemente última aparición en la saga, dejó claro lo mucho que estaba implicado con su personaje, un personaje que casi se lo dio todo y él también supo corresponderle acudiendo entusiasmado a cada nueva entrega. Adiós Paul/O´Conner, te echaremos mucho de menos… Ludacris siguió a la suyo con la informática y también participó en alguna que otra conducción de riesgo. Tyrese Gibson es quién mayor desgaste acusa en su personaje del deslenguado Roman Pearce, quedando convertido de manera lastimosa en el gracioso oficial del grupo. Michelle Rodríguez nos deja esta vez una Letty que intenta recuperar los vacíos de su memoria a la vez que se implica activamente en toda la acción del film. Finalmente, Dwayne Johnson tuvo, en esta ocasión, una participación mucho menor, ahora bien, sus momentos como Hobbs resultaron del todo punto impagables.

“Esta vez no se trata sólo de ser rápido”.-Toretto.

fast-7-toretto

Las nuevas incorporaciones vinieron lideradas por un Jason Statham en plan “badass” total. Su presentación, al inicio del film, en el hospital de Londres, todavía a estas alturas no sé cómo tomármela… ¡¿?! Statham convierte cada una de sus apariciones en la película en un disfrute máximo para los que, como yo, somos amantes de los tipos duros escupidores de fuego y frases durísimas. Kurt Russell se tomó su papel de “Don Nadie” (un alto cargo de la misma agencia que Hobbs que tiene en el actor John Brotherton a su hombre más valioso) como un divertido pasatiempo con el que disfrutar a sus 64 años nada escondidos. Ronda Rousey y Tony Jaa tuvieron también sus buenas apariciones en la película haciendo lo que mejor saben hacer, esto es, zurrarse con cualquiera que los mire mal o se encuentre en el bando equivocado.

Terminando este apartado hay que comentar también la participación en el film con más o menos minutos de: Jordana Brewster convertida ya en toda una mamá. Elsa Pataky como Elena siguiendo a las órdenes de Hobbs. Djimon Hounsou que hizo aquí su aparición en la saga como un mercenario que se cruzará por el medio. Intervino también Nathalie Emmanuel en un papel bastante relevante y, finalmente, pequeños cameos ya comentados de Lucas Black y Noel Gugliemi, recuperando sus personajes de Sean Boswell y Héctor, respectivamente.

“Hermano, tú empezabas las peleas… y yo siempre las terminaba”.-Deckard Shaw.

fast-7-deckard-vs-hobbs

En conclusión.
Ya lo he dicho todo a lo largo de esta extensa crítica de Fast & Furious 7. Simplemente me queda recomendaros que no os la perdáis, os abrochéis el cinturón de vuestras sofás y os dejéis llevar por esta tremebunda montaña rusa que es ‘Fast 7’. Sobra decir que si las anteriores no os gustaron no perdáis el tiempo con esta.

Curiosidades y declaraciones.
James Wan aceptó encargarse de esta séptima entrega porque quería afrontar nuevos retos y, por supuesto, como fan declarado de la saga quería dejar su huella en la misma: “Ante todo soy fan de la franquicia ‘Fast & Furious’. Además, me apetecía salir del género que me ha dado la fama y enfrentarme a una serie tan enorme y tan querida. Gran parte de mi objetivo era llegar al límite y aportar algo nuevo. La idea de jugar en un patio tan enorme era fascinante”.
-Algunos de los espectaculares coches que podemos ver en ‘Fast 7’ son los siguientes: Plymouth Barracuda de 1970, Toyota Supra de 1998, Ford Gran Torino de 1969, Dodge Charger de 2015, McLaren P1, Dodge Viper de 2014, Ferrari 458, Bugatti Veryon de 2012, Maximus Ultra-Charger (reinvención del Dodge Charger del 68 con ruedas anchas y un motor de 2000 caballos), y la auténtica joya de la corona de esta entrega: el Lykan Hypersport, un espectacular deportivo valorada en unos 3,4 M$ que fabricado por W Motors es capaz de “volar” a casi 400 Km/h.

fast-7-lykan-hypersport

-Al fallecer Paul Walker se pensó en cancelar la producción, sin embargo, esto no se hizo y se siguió para delante apoyándose en un valor puramente sentimental, todos sabían que Paul Walker habría querido que la película se terminara, por eso se hizo lo imposible para acabarla en su honor. “Debíamos seguir, pero no a pesar de lo que había ocurrido, sino porque había ocurrido. Todos sentimos un profundo respeto por Paul como hombre, padre y amigo, y nada nos obligaría a cambiar su imagen en la gran pantalla” así se manifestó el productor Neil H. Moritz.
-La película había sido rodada en su mayoría con la presencia directa de Paul Walker pero aun así, se tuvo que recurrir para completar la presencia de Brian O´Conner a metraje sin usar de películas anteriores, a las nuevas tecnologías y a la valiosa ayuda de los hermanos de Paul (Caleb y Cody Walker) como sus dobles.
-Casi terminando con esta extensa crítica, os dejo con estas palabras de Vin Diesel (las finales van para Paul Walker) que me han parecido muy adecuadas: “Paul era mi hermano. Las relaciones entre los miembros de la familia Fast son profundas y significativas; nuestros personajes harían cualquier cosa uno por el otro. El apoyo y sentido de familia que aparece en las películas va mucho más allá de la pantalla. Ahora, con esta película, el mundo entero podrá sentir que es parte de la familia”.

“Con el paso de los años me he dado cuenta de que nuestras películas significan mucho para mucha gente”.-Paul Walker (1973-2013).

fast-7-brian-fin