Crank: Alto voltaje
Comparte con tus amigos










Enviar

Lanzada Directa a DVD & Blu-Ray en nuestro país, hoy comentamos la secuela de uno de los films más vapuleados de la historia reciente del cine… Si todavía seguís leyendo esta introducción con atención es que estáis muy mal de la cabeza. Os dejo con ‘Crank: Alto Voltaje’.

Crank 2 Alto Voltaje

Crítica de Crank: Alto voltaje

Sí, yo también pensé que todo había acabado cuando en ‘Crank’, Chev Chelios dio con sus huesos en el asfalto, luego de una tremenda caída libre desde un helicóptero. Pero NO, con la excusa de que al final del film Chelios parpadeaba (algo que quedó tan tan tan tan claro, que al principio de este film, repiten la misma escena, no una, sino dos veces…) aquí tenemos la segunda parte: ‘Crank: Alto voltaje’.

Es muy complicado hacer una crítica de Crank: Alto voltaje, sin entrar a saco en sus innumerables defectos y sus nulas virtudes. Y es que lo que para mi puede ser una obra maestra a lo mejor para otro es un zurullo descomunal, porque un largometraje puede ser bueno o malo dependiendo de las expectativas de cada uno. Pero en el caso que nos ocupa, estamos ante una degradación de ese arte llamado CINE. Esta cinta es una secuela tan innecesaria como abominable. Un film que no tiene límites, ni atiende a ninguna lógica. Una “sobrada” detrás de otra y filmada con enormes dosis de mal gusto.

Crank 2 Alto Voltaje

Para empezar vemos al personaje principal, al héroe, meter literalmente una escopeta en el ano de un esbirro maloso. Seguido de múltiples primeros planos de casquería varia, regocijo constante de la violencia gratuita, una manifiesta e innecesaria escena de sexo explicito entre Chev y su novia (Eve, Amy Smart repitiendo papelón) en mitad de una carrera de caballos… Y así podría estar horas, comentando las “sobradas” que plagan el metraje. Flipadura va, flipadura viene. Acabaría antes dejando bien claro que el que cometa el error de sentarse frente al televisor a ver esta “película” encontrará un espectáculo vergonzoso, bizarro, machista, más que machista descaradamente degradante con las mujeres. Por mucho que sea sólo un film totalmente ficticio, hay líneas que no deberían ser traspasadas… y la forma en como se trata a los personajes de Ria (Bai Ling) y Eve (Amy Smart) es vergonzosa, por no hablar de que todas las mujeres que tiene algo de protagonismo en el film son mostradas como meros objetos (aunque esa no es exactamente la definición, más bien otra no tan sutil).

Y es que a lo visto aquí no se le puede llamar cine. Digamos que es un experimento audiovisual creado por dos tipos que no pueden estar bien de la cabeza, los directores & guionistas Mark Neveldine & Brian Taylor, unos tipos que no deberían de dirigir una película más. No es de extrañar que este film saliera directo a DVD & Blu-Ray primero en alquiler y luego a la venta vía Sony, que fue quien compró a Lionsgate los derechos de explotación mundial de la película, con la clara intención de estrenar la cinta en todo el globo, pero cuando vieron el fiasco cosechado en su exhibición USA (13 millones de $ tras 30 días en cartelera) pasaron al plan B.

Si ya en ‘Gamer’ (2009) estos dos individuos se cubrieron de gloria, aquí la dirección del “dúo maravilla” (nótese la ironía) sigue la misma línea que en su predecesora, esto es, lamentable y demostrando por tercera vez su enorme torpeza a la hora de planificar la acción. Ni siquiera saben encuadrar el plano, es que no saben ni situar la cámara y ya ni hablamos de hacer avanzar una historia escena a escena o redactar un guión con personajes que tenga algo que contar, decir o hacer. NO. Todos son meras caricaturas. El esquema del film es de videojuego, pero como si estuviéramos viendo jugar a otro, viendo como mueven de un lado a otro al personaje principal que tiene la barra de vida siempre llena y que va pasando de enemigo en enemigo, hasta llegar al jefe final, ‘El Hurón’. Luego se lía la gorda, fundido a negro y Game Over.

Eso sí, si algo tiene de “bueno” es que aquí han metido más acción, más tiroteos y las clásicas peleas cuerpo a cuerpo de Jason Statham. Eso sí, peleas muy cortitas y con un deplorable montaje acelerado de los movimientos o mostrándonoslas en viñetas. Los primeros planos de los actores corriendo con la imagen congelada en diapositivas es de vergüenza ajena. No la veáis. Vuestras neuronas os lo agradecerán. El que avisa no es traidor.

Crank 2: Alto Voltaje

En resumidas cuentas. 
Un espectáculo freak. Un auténtico circo de los horrores con cameos de tan “singular categoría” como estrellas del porno (Ron Jeremy & compañía), actores y/o cantantes en caída libre (Geri Hallywell, Lauren Holly, Corey Haim), actrices sin amor propio (Bai Ling, Amy Smart), mezclado y agitado con escenas lamentables. Sumar unos infames efectos especiales como la sangre falsa incluida digitalmente y mal disimulada, una stripper a la que disparan a sus pechos que son de silicona, una pelea entre gigantes cutremente hecha… y ya el culmen es ver a Chelios en llamas con un fuego digital que no puede cantar más.

Tráiler de Crank: Alto voltaje