Crónicas de Sitges 2014, día 5
Comparte con tus amigos










Enviar

Crónicas de Sitges 2014, día 5.

Cronenberg, fantasmas enamorados, mal rollo desde Austria, sueños y monstruos.
Las pocas horas de sueño a lo largo de los días empiezan a notarse un poco, pero eso no impide que acudamos a nuestra cita mañanera en el Auditori en el día del regreso de Cronenberg a Sitges. Habitual en el certamen con todos sus films, lo nuevo del director canadiense sigue la línea alejada del terror visceral de su primera etapa como autor y ahonda en los fantasmas internos de un extracto social que bien podría ser más terrorífico que cualquier monstruo: Hollywood. Una radiografía satírica llena de humor negro es de lo que se trata ‘Map to the Stars’, donde estrellas infantiles, actrices de capa caída y asistentes personales se ven envueltos en una trama que no deja títere con cabeza y que trae a la mente los dejes del realismo sucio literario harto cosechado por Chuck Palahniuk. Y no cabe decir que Julianne Moore está de Oscar (y de todos los premios del planeta) y que Robert Pattinson sigue apostando por mantenerse alejado de su perfil crepusculiano y madurando como actor. Un muy buen comienzo de jornada.

sitges-2014-map-to-the-stars

Abandonamos la sala y volvemos a situarnos en la cola para entrar de nuevo. La segunda película del día es ‘Jamie Marks is Dead’, dirigida por Carter Smith, quien fuese el encargado de adaptar la novela Las ruinas de forma homónima allá por 2008, y cuya nueva película venía con el sello de garantía que muchos presuponen que es el que haya pasado por Sundance. Bien, ya va siendo hora de que alguien diga que el simple hecho de que una película haya sido proyectada en el festival de cine independiente de Utah, no quiere decir que ésta sea una maravilla. Un claro ejemplo es esta historia que, con un inicio prometedor (muy a lo “Twin Peaks”), cuenta la tediosa relación de amistad/amor entre una víctima de bullying (el Jamie Marks del título) y Adam, uno de los pocos alumnos del instituto que parecía sentir algo de afecto hacia el muerto. Bastante aburrida y lenta, la película no logró acaparar la atención del público, dejándonos más fríos que el cadáver del pobre Jamie.

sitges-2014-jamie-marks-is-dead

Volvemos a entrar en forma de bucle a la misma sala para disfrutar de la maravilla del día: ‘Goodnight Mommy’. Película austríaca dirigida a cuatro manos por Veronika Franz y Severin Fiala en la que dos hermanos gemelos sospechan que la persona que ha vuelto tras haberse sometido a una cirugía plástica facial, no es su madre. Recordando un poco a ‘Canino’ y a Haneke, y con algo del ‘Borgman’ que el pasado año se hizo con el “Premio a la Mejor Película”, el film, aunque algo tramposo en la trama contiene un crudo y salvaje final que provocó una ovación generalizada del público. Llegados al ecuador del certamen puedo decir que ya tengo mi firme candidata a ganadora. Una joyita.

sitges-2014-good-night-mommy

Tras acabar el pase emprendemos el camino hacia el Retiro para adentrarnos en el mundo de los sueños. El leitmotiv de este año del festival es el mundo onírico, y ‘Horsehead’ es un claro ejemplo de ello. Presentada por el equipo de la película, entre ellos Romain Basset, el director, se trata de la historia de una joven experta en la ciencia del sueño que, tras acudir a casa de su madre para asistir al funeral de su difunta abuela, se verá sacudida por una serie de pesadillas en las que su abuela parece querer decirle algo y donde se verá asediada por un personaje con vestimenta de cardenal y cabeza de caballo. Una excelente fotografía y forma de llevar a cabo los sueños llegan a contraponerse un tanto al resulto final de la historia principal, pues mientras lo onírico es excelente, la trama no llega no llega a enganchar ni logramos a sentir empatía por los personajes.

sitges-2014-horsehead

Y tras hacer un breve parón, por la noche volvemos al Retiro para disfrutar de lo nuevo del tándem formado por Aaron Moorhead y Justin Benson. Quienes consiguieran el premio “Dark Visions” en Nocturna 2013 con su anterior film, la genial ‘Resolution’, acudieron a presentar ‘Spring’, película de monstruos que prefiere dejar en segundo plano este aspecto y centrarse en la relación amorosa de los dos protagonistas. Chico conoce chica, él se enamora y ella resulta ser un monstruo. Ese es el planteamiento con el cual consiguen llegar al espectador, amén de la explicación a camino entre la mitología y la ciencia para dar cabida real a la existencia de tal quimera de la naturaleza. Una película a tener en cuenta y que no hace más que augurar un buen futuro a estos dos directores que, como bien se nota, aman el cine de género.

sitges-2014-spring

La jornada acaba siendo agotadora, así que un sueño reparador hará que repongamos fuerzas para el miércoles, el día en el que nuestra agenda tiene más marcas en el calendario.

Escucha nuestro último episodio del podcast