Batman: Número 19
Comparte con tus amigos










Enviar

Scott Snyder llega a la recta final de su última historia con Joker. Siendo así las cosas, la ansiedad y la tensión están servidas. En cuanto al contenido de Detective Comics decir que se encuentra en una situación similar con la historia de Anarquía destacando el misterio que ofrece. Greg Capullo, Francis Manapul, Sam Keith y Dustin Nguyen se ocupan del dibujo.

Comentario de Batman: Número 19

Esta entrega contiene los penúltimos números de la historia “Final del Juego” en Batman. Recordemos que Joker había contagiado a toda la ciudad con su toxina (transformada en esta ocasión en un virus). Así las cosas, “el mejor detective del mundo” debe hallar la cura. Para ello tiene que atravesar la ciudad y encontrar al doctor Paul Dekker. Este doctor tiene constancia de la manera de revertir la situación.

Cabe mencionar que, ya en el número 18, se hablaba de que Joker, por lo visto, es un ser inmortal. Cuanto menos, siempre ha estado presente desde la fundación de Gotham. Por ello se hace referencia a otros personajes similares en DC. Personajes como Vandal Savage o Ra´s Al Ghul. Según el doctor Dekker esto se debe a una substancia única en el planeta conocida como “dinonesium”. ¿Es esto cierto? De momento se queda sin contestación…

Por otro lado debemos recordar que “el payaso príncipe del crimen” conoce la identidad de Batman. Tan cierto es que aquí irrumpe en la Batcueva (cortándole una mano a Alfred en el proceso) con la intención de robar varios de los trofeos del superhéroe. Su fin último es emplearlos en un desfile. Una “fiesta” que supone la única oportunidad para el héroe, y sus aliados, de obtener el “dionesium”. Esto es así porque, en principio, se encuentra en la columna vertebral del villano.

Teniendo en cuenta todo lo que está en juego, la manera en la que se desarrollan las cosas y el ritmo, el lector está pegado al comic. Pendiente de cada viñeta y diálogo con las ansias de saber qué ocurrirá. Y es que jamás se había dado el caso de que Joker fuera a conocer alguna vez la identidad del Caballero Oscuro.

De igual manera se incluyen en estas grapas los últimos dos cómics adicionales escritos por James Tynion IV. En los mismos se relatan las aventuras de unos locos escapados de Arkham que habían secuestrado a una doctora del psiquiátrico para contar, a petición de Joker, lo que ellos creen que es él. Primero tenemos el relato final acompañado con el dibujo único de Sam Kieth para esa sensación de locura. Y el segundo es la conclusión donde a la doctora se le revela un sorprendente secreto para ella.

En cuanto a Detective Comics se continúa la narrativa del villano Anarquía y cuyo arco argumental lleva su mismo nombre. Este le ha dado unas máscaras a la población de Gotham para que sean libres de actuar como quieran. Máxime teniendo en cuenta que éste borró todos los datos personales de cada uno para que puedan empezar de cero. Y mientras todo esto sucede hay un misterio a resolver que involucra al Sombrero Loco y a un trabajador de Empresas Wayne. Para poder atrapar a Anarquía, y llegar al fondo de todo, Batman hará equipo con el detective Bullock.

En este caso lo mejor de estas grapas, en cuanto a contenido, es el misterio en sí mismo y no así Anarquía y lo que transcurre en Gotham. Y es que el villano, personalmente, no atrae mi atención y lo que tiene lugar en la ciudad es muy similar a lo que pasa en los cómics de Batman. Un genial aspecto a resaltar para el lector es el ver al superhéroe trabajar con Bullock. Recordemos que no se lleva bien con él. Finalmente sobresale el gran dibujo de Francis Manapul.

Conclusión.
Termino este comentario de Batman: Número 19, unas grapas que elevan el contenido en cuanto a calidad se refiere. Eso sí, lo que se presenta en el primero es bastante superior cuanto menos en lo que a consecuencias se refiere. Por su parte, el segundo destaca en el misterio y en observar la relación entre el Caballero Oscuro y el detective Bullock.