The Host
Comparte con tus amigos










Enviar

Esta cinta fue vendida en su momento como la nueva Tiburón’ o ‘Alien’. Además, fue premiada por la crítica especializada y aplaudida por la misma. Sin embargo, presentaba carencias tales como: un monstruo poco “carismático” y unos efectos bastante cantosillos. En consecuencia, personalmente entiendo que ‘The Host’ quedó por debajo de la altura de su leyenda.

the-host-ataque

Crítica de The Host.
Como fan del cine fantástico y, en especial, de las monster movies, sentí una decepción cuando visioné ‘The Host’. Parte de la culpa de este chasco se debió a que su campaña publicitaria la llegaba a comparar con “clásicos de verdad” como las ya citadas ‘Tiburón’ y ‘Alien’, asegurando que la (por momentos aburrida y bastante “psicotrónica” cinta de Boo joo-Ho) era un clásico instantáneo.
Parte del problema es que la mitad de los críticos que habían visto la película (en su mayoría críticos que odian de manera profunda el cine comercial y sucedáneos) se postraron de manera unánime ante esta cinta; y esto duele profundamente porque ‘The Host’ no llega a los niveles de calidad exigidos dentro del género de las monster movies, y mucho menos al de Kaiju-Eiga, es más, la comparación absurda entre el presente film y Japón bajo el terror del monstruo’ resulta a todas luces innecesaria y ridícula, puesto que, en el film del realizador japones Ishiro Honda no había cabida para secuencias ridículas (algo que si sucede en este film) y presentaba a todas luces un nivel de realismo tremendo, unos efectos especiales de primer nivel, y un guión sólido y entretenido. Algo en lo que falla ‘The Host’.

the-host-monstruo

El mayor problema que se antoja con el presente film es que se presenta como una mezcla entre el cine de monstruos, el terror, el drama y la comedia. Hasta ahí, uno pensaría que puede resultar interesante, pero sucede todo lo contrario porque Boon no logra un equilibrio en esta mezcolanza de géneros. Tan pronto suceden escenas dramáticas y al momento siguiente los personajes se encuentran dormidos (¿¡…!?) dando lugar a una serie de momentos forzados y ridículos que no hacen si no entorpecer y aburrir al espectador más veterano… algo que a los que odian el cine comercial les resultará tremendamente actrativo, pero que al resto de los mortales lo dudo. No hay más que ver la secuencia en la que la familia protagonista se encuentra en el funeral de su hija y se ponen a gritar como posesos y lloriquear como niños pequeños… sinceramente, de vergüenza ajena y un completo ridículo a un género que en ningún momento suele presentar semejantes situaciones.

the-host-funeral

No obstante, la película también presenta algunos detalles positivos tales como: algunas escenas con el monstruo como protagonista que resultan efectivas (su primer ataque a plena luz del día que deviene impactante) y el uso efectivo de la cámara que realiza Boo.
Ahora bien, otro problema es que el monstruo pasa casi a un segundo plano, haciendo que las correrías de los personajes sean la principal estrella de la función. Y lo que tenemos son unos personajes ridículos y un tanto planos de los que poco se sabe de ellos… salvo que uno es un patoso, que otro bebe y fue un estudiante revolucionario… y así durante los 119 minutos que dura la cinta, sin drama o una credibilidad completamente lograda en la trama, es más, el origen del monstruo también resulta cuanto menos ridículo. Atrás quedaron los origenes de Godzilla, Gamera y similares para dar lugar a un mundo en que hasta el amoniaco puede provocar mutaciones a gran escala.

Al respecto del guión cabe decir que es inconsistente y forzado, como he dicho, esto no parece una monster movie, sino una “comedieta” que se toma tan enserio a si misma que no hace gracia alguna, y el monstruo es un mero secundario que ni pincha ni corta en este berenjenal.

the-host-familia

Entrando a hablar del monstruo, debo confesar que, en un principio, su diseño me resultaba curioso en los artworks y demás. Sin embargo, al verlo en la cinta resulta un tanto flojo, pues se encuentra recreado con unos efectos especiales bastante cantosillos. Esto se podría achacar a la inexperiencia de Bong en el campo de efectos especiales, aunque reconozco que, en algún momento, los efectos si que resultan suficientemente correctos, por ejemplo: en la citada secuencia del ataque inicial o la pelea que transcurre con lluvia cerca del río Han. Esos son algunos momentos donde los efectos lucen como deberían, en otros casos, resultan bastante patosillos como: cuando el monstruo corre despavorido ardiendo arropado bajo unos efectos de fuego digitales bastante cutres y rozando el ridículo al crear no la sensación de un monstruo temible a la altura de Alien o Godzilla, sino más bien lo contrario: un monstruo incapaz de dar miedo y recreado con unos efectos especiales de segunda.

the-host-llamas

En conclusión.
Como conclusión final de esta crítica de The Host, puedo afirmar que es una aburrida cinta que usa el elemento monstruoso como excusa para contarnos el “drama” de una familia coreana. Bong se debería dedicar a otro tipo de films y no a intentar mezclar drama, comedia, terror y monstruo. El film no llega a alcanzar las cotas necesarias de entretenimiento y tampoco las de una buena película.