Pancho, el perro millonario
Comparte con tus amigos










Enviar

«Hola, me llamo Ramiro Benítez, soy adiestrador de perros y este es Pancho, mi campeón. Al principio le enseñé lo básico… luego ya me fui creciendo y le enseñé muchas otras cosas… Un día se me ocurrió que también podía echarme la Primitiva, y desde entonces no he vuelto a saber nada de él». Tom Fernández presenta a ‘Pancho, el perro millonario’.

“¡Guau, guau!”.-Pancho.

pancho-pajarita

Crítica de Pancho, el perro millonario.
Tom Fernández nos trae a la gran pantalla al perrillo Pancho, un guapísimo y simpatiquísimo “Jack Russell Terrier” que se hizo famoso por el anuncio de la “Lotería Primitiva” cuando su amo, Ramiro Benítez, le mandó ir a echarla un día que había acumulado un “gordo”.
Aquel simpatiquísimo anuncio caló muy hondo y “Pancho” se hizo tan famoso como en su momento lo fue el “Curro de Viajes Halcón”… Y, ahora, fruto de aquella bien ganada fama nos llega esta película. Película que es una continuación directa de lo visto en el famoso anuncio, de hecho, sus bonitos créditos iniciales son un recordatorio de la vida de Pancho antes de tocarle el famoso premio del anuncio.

pancho-lavadora

Y, precisamente, es el propio Pancho lo mejor de este film que lleva su nombre. Tom Fernández ha intentado hacer una película divertida para toda la familia pero entiendo que le ha salido muy excesivamente infantil en todos los sentidos, especialmente en el humorístico. Personalmente, soy una persona de carácter “infantil” y “alegre”, pero como digo, este film es muy extremo en este sentido. Así pues, entiendo que el público potencial de este film son las personitas como mi sobrinito que no sobrepasen los 5 o 6 años ya que son los que más se pueden divertir con el humor de este film, y los que entiendo que en este caso deberían ser los auténticos jueces o críticos del mismo. Esto lo tengo muy claro, porque a nosotros (los más mayores) ya nos pilla con muchos viajes y canas encima… y hasta podemos llegar a pensar que estamos totalmente desubicados viendo un film en muchas ocasiones ridículo (para nosotros).
Y eso que Tom Fernández ha tratado de incorporar en el guión elementos que de alguna manera pudieran entretener a un público más adulto como esos innegables guiños cinematográficos, o los “forzados” desfiles de vestuario de Patricia Conde exhibiendo su tipo y belleza. Desgraciadamente, esto no es suficiente para que la cinta logre conectar con una franja de edad superior a la ya citada en el párrafo anterior.

pancho-patricia

Respecto al reparto del film nos encontramos, por un lado, con los nombres de Ivan Massagué y Patricia Conde que dan vida a los abogados Alberto y Patricia; y por otro lado, tenemos a Armando del Río, Alex O’Dogherty y Secun de la Rosa que se meten en la piel del empresario Montalbán y de sus dos principales esbirros.
Decir que las interpretaciones me resultaron demasiado “artificiales” (podría salvar el esfuerzo de Ivan Massagué que intenta ser creíble por activa y por pasiva), y en el caso de Alex O´Dogherty y Secun de la Rosa excesivamente paródicas y disparatadas, y más propias o acordes con lo que podemos ver, por ejemplo, en un cómic de ‘Mortadelo y Filemón’ del gran Francisco Ibañez o en los “Hernández y Fernández” de los cómics de ‘Tintín’. En consecuencia, aquí tengo que volver a incidir en lo excesivamente infantil que resulta la cinta ayudada y mucho (para mal) por tan “extremos personajes”. Se añade también a este modelo de interpretación “comiquera y/o esperpéntica” el personaje de César Sarachu como un disparatado adiestrador de perros con poca o nula credibilidad en pantalla.

Con esta poco acertada labor interpretativa, sólo me queda volver a resaltar en esta crítica de Pancho, el perro millonario… el trabajo del perrillo que se luce en todas y cada una de sus intervenciones llenas de simpatía, diversión y conexión con el/la espectador/a. Él es lo mejor de esta película sin ningún género de dudas.

pancho-malos

En conclusión.
Como ya apunté en la valoración, entiendo que ‘Pancho, el perro millonario’ debería ser juzgada y valorada por los más pequeños de la casa (si, sinceramente así lo creo). Ellos y su ingenuidad son el público absolutamente potencial de este film, y no nosotros que ya estamos en “otra onda” que se dice ahora y que entiendo pintamos poco o nada viendo esta película.

“A partir de mañana empieza tú nueva vida”.-Alberto.

pancho-cocinando

Escucha nuestro último episodio del podcast