Los renegados del diablo
Comparte con tus amigos










Enviar

Rob Zombie decidió rodar la segunda parte de su film La casa de los 1000 cadáveres‘. En esta secuela, cambió el terror por la persecución. Lo que siguió estando presente fue el gore, el mal gusto y las frases desagradables. ¿No tuviste bastante con la primera parte? Avisado quedas.

“La mierda siempre flota hacia nosotros, ¿verdad sheriff?”
“Pues mantener abierta la boca y a lo mejor os la tragáis toda”

Los Renegados del Diablo

Crítica de Los renegados del diablo.

La segunda parte de ‘La casa de los 1000 cadáveres consagró aun más a su novel director encumbrándolo en un gran altar para una legión de fans que se convertirían en fijos de las producciones de Rob Zombie. En esta secuela, huye del tono terrorífico de su primera parte para adaptarse a lo que el guión requiere metamorfoseando en una road movie de terror, de huidas y de lo macabro. Con mucha acción y sin saber por donde van a salir los tiros.
La película arranca poco después de que termine la primera. El hermano del Sheriff asesinado reúne a sus mejores hombres y rodean la casa de la familia Firefly una mañana mientras estos duermen. El inevitable tiroteo dará pie a una huida en busca de refugio con el sheriff y sus hombres pisándoles los talones y un reguero de sangre allá por donde pasen. Y todo ello por placer macabro más que por supervivencia. Enfermos nacieron y enfermos morirán.

Aunque la manera que Rob Zombie retrata la vendetta hace que aquí no hayan buenos y malos sino malos y aun más malos… la suerte está echada y ahora te toca decidir por una de las dos partes y contemplar el brutal desenlace para ver si has escogido el caballo ganador.

Los Renegados del Diablo

El film vuelve a ser 100% Rob Zombie, es decir, veremos una película muy peculiar, no es nada comercial ya que el estilo del director es muy especial. Giros bruscos de cámara, pixelaciones y desenfoques y una violencia y (en ocasiones) humillación desmedidas son la carta de presentación de este director.

Ahora el terror da paso a la acción y la suciedad malsana se convierte en polvo procedente del desierto en el cual se esconden y van huyendo de sus perseguidores. La acción parece encajar muy bien con el señor Zombie.
La película continua siendo malsana, procedente de una mente “perjudicada”, quizás tanto como la familia protagonista. Y es que aunque hay acción, también hay muchas escenas bastante desagradables. Es por eso que la película no es apta para la mayoría de mortales, solo para gente con estómago muy fuerte que quiera probar suerte con este director.

La película recaudó en las primeras semanas su coste en América, que es donde mejor le fue. En el resto del mundo no hizo gran ruido. La gran mayoría del público no acabó de conectar con el señor Zombie (curioso nombre se ha puesto el amigo) y poco a poco su presencia se fue desinflando hasta el día de hoy que poco o nada ha hecho. En la actualidad está rodando The Lords of Salem y amenaza con volver al cine más bizarro con ‘Tyrannosaurus Rex’, cosa que seguramente más de uno agradecerá.

Los Renegados del Diablo

Conclusiones.

La verdad es que uno puede quedar impresionado tras ver la película y contemplar cómo se ha llevado a la gran pantalla una historia tan sumamente violenta y desagradable. Con el tiempo piensas en ella y te das cuenta que viste algo bastante retorcido y te puedes llegar a asustar al comprender que has podido disfrutar con el metraje que Zombie te propone. Sea como fuere termino ya esta crítica de Los renegados del diablo, un film muy particular destinado a un público igualmente particular y que a pocos espectadores va a cautivar. Eso si, los fans del director lo van a pasar en grande con esta road movie que contiene, según dicen, una de las mejores persecuciones y huidas del cine.