Los renegados del diablo
Comparte con tus amigos










Enviar

Rob Zombie decidió rodar la segunda parte de su film ‘La casa de los 1000 cadáveres’. En esta secuela se cambia el terror por la persecución implacable pero lo que sigue estando presente es el gore, el mal gusto y las frases y secuencias desagradables. ¿No tuviste bastante con la primera? Avisado quedas con ‘Los renegados del diablo’.

“La mierda siempre flota hacia nosotros, ¿verdad Sheriff?”
“Pues mantener abierta la boca y a lo mejor os la tragáis toda”

Los Renegados del Diablo

Crítica de Los renegados del diablo

La segunda parte deLa casa de los 1000 cadáveres (2003) consagró aún más a su novel director encumbrándolo en un gran altar para una legión de fans que se convertirían en fijos de sus producciones. Me refiero a Rob Zombie. En esta secuela, el polémico director huye del tono terrorífico de la primera parte para adaptarse a su nueva idea del guión. Un script que muta la historia en una road movie de terror, huidas y lo macabro. 107 minutos con mucha acción y sin saber por dónde van a salir los tiros.

‘Los renegados del diablo’ arranca poco después de los sucesos vistos en ‘La casa de los 1000 cadáveres’. En esta ocasión, el hermano del Sheriff asesinado reúne a sus mejores hombres y rodean la casa de la maldita familia Firefly mientras estos duermen. El inevitable tiroteo dará pie a una huida de “los renegados” en busca de refugio y dejando un reguero de sangre por donde pasan, esto último más por macabro placer que por supervivencia. Por su parte, el Sheriff y sus hombres les van pisando los talones.

La manera en la que Rob Zombie retrata la vendetta del Sheriff Wydell, interpretado brutalmente por William Forsythe, hace que en la película no haya buenos ni malos, sino malos y todavía más malos. La suerte está echada. Ahora te toca decidir por una de las dos partes y contemplar el brutal desenlace para ver si has escogido al caballo ganador.

Los Renegados del Diablo

El film vuelve a ser 100% Rob Zombie, esto significa que veremos una película muy peculiar. No estamos para nada ante un film comercial de los que se hacen ahora. Ya de por sí el estilo de Zombie es muy especial con giros bruscos de cámara, pixelaciones y desenfoques. Amén de una violencia y (en ocasiones) humillación desmedidas. Estas son las cartas de presentación del realizador y aquí más que menos las tienes todas.

En ‘Los renegados del diablo’ el terror da paso a la acción. La suciedad se convierte en polvo procedente del desierto en el cual se esconden los villanos huyendo de sus perseguidores con una violencia que encaja muy bien con el señor Zombie. La película continúa siendo malsana y procedente de una mente “especial”… Y es que aunque hay acción, también hay muchas escenas bastante desagradables. Es por esto por lo que la cinta no es apta para la gran mayoría del público. Este “espectáculo” tan sólo es apto para gente con estómago muy fuerte o espectadores que quieran probar emociones nuevas.

En cuanto al reparto, y al margen del ya citado William Forsythe como el implacable y vengativo Sheriff Wydell, encontramos a los tres protagonistas principales. Me refiero a Sid Haig, Bill Moseley y Sheri Moon Zombie. Los tres repiten sus despreciables, feísimos y violentos roles del Capitán Spaulding, Otis y Baby. ¡Ojo a la escena de la tortura en la que caen en las garras de Wydell! Por el metraje también podremos ver desfilar a intérpretes míticos como Ken Foree, Geoffrey Lewis y el mismísimo Danny Trejo.

Los Renegados del Diablo

Conclusiones.
Termino esta crítica de Los renegados del diablo, un film cuya ferocidad te puede dejar impresionado con esta trama tan sumamente violenta y desagradable. Con el tiempo piensas en ella y te puedes llegar a asustar al entender que has podido disfrutar con lo que Zombie nos propone. En definitiva, un film muy particular destinado a un público igualmente particular y que a pocos espectadores va a cautivar. Eso sí, los fans del director lo van a pasar en grande con esta road movie que contiene, según dicen, una de las mejores persecuciones y huidas del cine.

Tráiler de Los renegados del diablo