La maldición de las brujas
Comparte con tus amigos










Enviar

“Lo más importante que debes saber de las brujas es esto, escucha con atención. Las brujas se visten con ropa normal y parecen mujeres normales. Viven en casas normales y tienen empleos normales. En todos los países del mundo hay brujas. Hay una jefa, una gran bruja en cada país, y la que manda sobre todas las brujas es la mujer más malvada de la creación: la gran bruja en persona. Están calvas y llevan pelucas. No tiene dedos de los pies. Detrás de sus máscaras humanas son horribles, solo se las distingue de las mujeres normales por una lucecita violeta que se les pone en los ojos”. Hoy presentamos a Anjelica Huston en ‘La maldición de las brujas’.

“Si nadie ha visto a la Gran Bruja, ¿cómo sabes que existe?” (Luke)
“Nadie ha visto al diablo, pero sabemos que existe ¿no?” (Helga)

Crítica de La maldición de las brujas

Esta es una película basada en el cuento original de Roald Dahl, escritor por excelencia de obras infantiles y juveniles. Entre ellas tenemos ‘Matilda’ o ‘Charlie y la fábrica de chocolate’, historias que también han sido llevadas a la gran pantalla en más de una ocasión, siendo éxitos rotundos. Pues bien, ‘La maldición de las brujas’ puede que sea la que menos bombo haya tenido. Esto puede ser por su carácter adulto, a pesar de ser una supuesta película para niños, o bien porque fue de las primeras obras de Dahl en ser llevadas a cines. Para mí, sin duda, resulta una adaptación brillante. Una película bastante fiel al libro, con unos efectos especiales extraordinarios para la época y muy entretenida. Especialmente destaca ese toque tenebroso tan bien llevado que rodea todo el misticismo de las brujas.

El director fue Nicolas Roeg (1928-2018), un veterano de la escuela de cine británica que se formó como asistente de director en obras del calado de ‘Lawrence de Arabia’ (David Lean, 1962) o ‘Doctor Zhivago’ (David Lean, 1965). Roeg dirigiría aquí, junto con ‘Eureka’ (1983), su cinta más conocida y comercial. Por su parte, el guionista contratado para adaptar la novela de Dahl a la gran pantalla fue Allan Scott, amigo de Roeg y con quien trabajaría en multitud de ocasiones. Este fue uno de sus trabajos más conocidos. Scott había firmado cinco años una aventura con niño de por medio, pero en el ámbito de la ciencia ficción, ‘D.A.R.Y.L.’ (Simon Wincher, 1985).

La importancia de ‘La maldición de las brujas’ fue del tal calado que actualmente ya hay una nueva versión. La misma está protagonizada por Anne Hathaway, Octavia Spencer y Stanley Tucci. Quedó aparcada por el tema del Covid-19. Sin embargo, parece que este 2020 podría estrenarse, falta ver en qué forma y si no hay más retrasos. De lo poco que sabemos es que será una adaptación del libro de Dahl con ligeros cambios con respecto a la película que hoy nos ocupa. Hathaway interpreta el papel de la Gran Bruja y Octavia Spencer el de la abuela.

La banda sonora es otro aspecto a tener en cuenta. En este caso la cinta se introduce con una música bastante potente y unos créditos en verde neón muy llamativos. Los momentos más tensos están acompañados por una melodía que podríamos calificar de perfectamente adecuada, al mismo tiempo que aquellas escenas cómicas y alegres. Todo esto gracias a Stanley Myers, quien lleva la batuta. Por su parte, la fotografía de Harvey Harrison en las escenas corrientes son simplemente correctas. En cambio, los momentos como las transformaciones y caracterizaciones son de diez.

La gran estrella de la película es Anjelica Huston, con diferencia, la más conocida y mejor actriz del reparto. Eso último sin desmerecer la labor de Mai Zetterling como Helga, la abuela de Luke. Y el propio protagonista, encarnado por Jasen Fisher, un joven que apenas cuenta con tres películas en su filmografía. Más allá de los protagonistas principales, poco podemos decir del resto… sino mencionar que cumplen con su papel. Eso sí, no olvidar a Rowan Atkinson, más conocido como Mr Bean, quien interpreta al gerente del Hotel donde se hospedan los protagonistas. Sin embargo, este casting poco conocido no es impedimento para que ‘La maldición de las brujas’ pueda considerarse una gran película, sobre todo por sus efectos especiales y su trama sencilla pero bien conseguida.

Los mejores momentos se los lleva Huston en el instante de su transformación con un maquillaje absolutamente perfecto y que encaja completamente con la descripción que podemos encontrar en el libro de Dahl. De hecho, parece que estuviéramos viendo sus ilustraciones. Del mismo modo, cuando el pequeño Bruno, otro de los niños alojados en el hotel, se transforma en ratón también podría ser de las escenas más icónicas del film. Además del final… que lo dejaremos sin mencionar para aquellos que no hayan visto la película y ahora se animen a verla. Un dato curioso del casting, no sabemos si en broma o intencionadamente, es que muchas de las brujas son hombres. Esto me da tiene que ver con el presupuesto a la hora de caracterizarlas según eran descritas en la novela.

“¿¡Qué es esa pestilencia?! ¡¡¡Encontradle!!!” (La gran bruja)

En resumidas cuentas.
Termino esta crítica de La maldición de las brujas, una película que para los que la vimos de pequeños despierta sentimientos de nostalgia. Nos hace recordar el miedo que sentíamos por la Gran Bruja y, al mismo tiempo, nos vuelve a entretener. No tiene desperdicio alguno y resulta una muy buena adaptación de la obra de Roald Dahl. Por si fuera poco, contiene un magnífico trabajo por parte de Anjelica Huston y el resto del elenco protagonista. Recomendada para niños y adultos, un clásico de los 90 que no pueden perderse.

Tráiler de La maldición de las brujas