La cazarrecompensas
Comparte con tus amigos










Enviar

Katherine Heigl se ha se ha quedado sin trabajo, sin blanca y sin coche… ¿Qué puede hacer?… Bueno, ella cree que puede desenfundar la pistola y dedicarse a perseguir criminales en fuga. En su nuevo oficio Katherine es ‘La cazarrecompensas’.

“Me llamo Stephanie Plum y esta es mi historia” (Stephanie Plum)

Crítica de La cazarrecompensas

Vaya por delante que casi no esperaba nada de este film, esa es la verdad. Mi motivación principal al verla era conocer un poco más del mundo de los agentes de fianzas de los EE.UU. Finalmente encontré una película que me entretuvo a lo largo de los 91 minutos que viene a durar. Una película con una Katherine Heigl como dueña y señora de la función en un mundo como el de los “cazarrecompensas” dominado por los hombres.

Y es que la amiga Stephanie le echa un par de narices y, pese a que antes sólo se había dedicado a vender braguitas, sostenes y medias… aquí coge, se lía la manta a la cabeza, y se transforma en una agente de fianzas. Está claro que va a cometer muchas torpezas y que el tema le viene grande, pero oigan, la chica se las apaña bastante bien. Precisamente, esa torpeza e inexperiencia de la protagonista en tan duro trabajo es utilizado con cierto tino por la directora y los guionistas para crear algunas situaciones bastante divertidas. Entre ellas está el momento en que Stephanie se hace cargo del expediente de un anciano exhibicionista… El mencionar a la directora me lleva a comentar que es Julie Ann Robinson, una realizadora con la que Heigl ya había trabajado en varios episodios de ‘Anatomía de Grey’, la famosa serie de tv.

La cinta va progresando sobre la trama del “expediente Morelli”, que es la base sobre la que se construye toda la película. Esto llevará al espectador a pasar por momentos de acción, tensión-sexual no resuelta, thriller y también, tal y como ya he comentado antes, por varios momentos divertidos. No estamos ante un film que sorprenda ni tampoco que muestre nada nuevo… salvo el mundillo de los agentes de fianzas. Además es una cinta realizada a la mayor gloria de Katherine Heigl, que aquí también es productora ejecutiva… No obstante, creo que la película cumple con su expediente, no engaña al espectador y nos entrega un espectáculo entretenidillo con el que pasar una correcta sobremesa o tarde noche de cine de domingo. Una propuesta que no entusiasma pero que tampoco disgusta.

Aclarar que estamos ante la adaptación de la novela ‘One for the Money’ publicada en 1994 por la escritora Janet Evanovich. En la misma apareció por primera vez Stephanie Plum, una entrañable chica de Nueva Jersey metida a cazarrecompensas. Desde entonces, Stephanie ha resuelto crímenes y dado caza a maleantes a lo largo de dieciocho éxitos de ventas internacionales. ‘Explosive Eighteen’ fue una de sus últimas entregas. Después de ver el trabajo de Katherine Heigl encarnando a Stephanie, Evanovich sólo tuvo elogios para ella: “Es atrevida y valiente. Es temerosa y vulnerable. También es sexy. En la película muestra un extenso abanico de emociones y las clava todas. Camina como Plum. Habla como Plum. Es Stephanie Plum de pies a cabeza”.

Entrando en el elenco tenemos a Katherine Heigl en el ya citado rol principal de Stephanie Plum. Me gustó bastante su actuación como esta ex_dependienta de lencería metida a agente de fianzas. A Heigl se le da bastante bien el apartado cómico. Por si fuera poco, en aquellas escenas de acción que tiene su personaje no desentona. Stephanie mantiene una simpática relación de amor/odio con un tipo llamado Joe Morelli interpretado convincentemente por Jason O’Mara. El tal Morelli es un ex_novio del Instituto que «dejó tirada» a Stephanie. Ahora es un policía bajo búsqueda y captura tras haberse visto envuelto en un confuso caso de homicidio. Por razones obvias, Stephanie se empeñará en trabajar su expediente… Lo cierto es que, como pareja, Katherine y Jason logran conectar con el espectador y eso va en beneficio del film. Caen simpáticos, esa es la verdad.

Otro papel destacado va para Daniel Sunjata. Este actor formado en la televisión encarna a Ranger, un experto cazarrecompensas que ayudará en todo momento a Stephanie. También le enseñará todos los trucos del oficio. Vamos, un «caballero andante» al servicio de Stephanie Plum y siempre dispuesto a salvarla de cualquier apuro.

Al margen del trío anterior, también puedo citar a John Leguizamo, que empiezo a sospechar que “siempre hace de John Leguizamo”… Además sale la ya fallecida Debbie Reynolds en un simpático papel como abuela de Stephanie. Por su parte, Gavin-Keith Umeh interpreta a Benito Ramírez, un durísimo peleador de MMA. Y, finalmente, Patrick Fischler se mete perfectamente en el pellejo del detestable primo Vinnie, un personaje que le va como anillo al dedo a su físico.

“Podemos hacer esto por las buenas o por las malas”

En conclusión.
Concluyo esta crítica de La cazarrecompensas, una honesta y entretenida película que tiene a una notable Katherine Heigl como una de sus mejores bazas. Es una película para ver perfectamente en pareja un domingo por la tarde sin mucho que hacer ya que puede que guste a ambos.

Tráiler de La cazarrecompensas

Escucha nuestro último episodio del podcast