Hijos de los hombres
Comparte con tus amigos










Enviar

Sin una esperanza a la que agarrarse cual clavo ardiendo, la humanidad se ve sumida en un caos absoluto. La gente piensa que como no hay nada que hacer, deben vivir sus últimos días de la mejor manera posible y diferentes facciones aparecen enfrentándose entre si. Inglaterra es de las pocas ciudades que consiguen mantener un orden, a cambio de vivir en una dictadura total que recuerda a la Inglaterra de ‘V de Vendetta’. Debido a gozar de una  mínima “estabilidad” (carente en la mayoría de países) debe ver como la llegada de inmigrantes a sus tierras es algo cada vez mas frecuentes. De poco les sirve, son deportados fuera de la región tal y como llegan.

En medio de todo esto tenemos a nuestro protagonista, un hombre que hace años tuvo mucho que decir cuando junto con su mujer era un activista dispuesto a cambiar el mundo. Lo malo es que fue el mundo quien cambió a Theo Faron (Clive Owen). Theo ahora es un burócrata que no se ve afectado por nada, todo le da igual y se limita a vivir su vida de la mejor manera posible escudándose en su trabajo.
Un día como cualquier otro, de camino al trabajo, observa en las televisiones como ha muerto el ser humano mas joven con tan solo 18 años, 4 meses 20 días 16 horas y 8 minutos de edad. Otro nuevo golpe es asestado de esta manera hacia la poca esperanza que podía albergar cualquier humano.

hijos-de-los-hombres-owen

La ambigüedad emocional de Theo cambiará cuando vea a la mujer que antaño fue su compañera sentimental y de manifestaciones en un tiempo tan lejano que parece no haber ocurrido nunca. Julian Taylor (Julianne Moore) que así se llama la mujer en cuestión, actualmente lidera una organización ilegal que ayuda a los inmigrantes y sus derechos. Julian pedirá un gran favor a Theo a cambio de una gran suma de dinero. Debe ayudar a una inmigrante de su organización a abandonar el país sana y salva. Si bien es cierto que acepta por el dinero, cuando vea quien y qué representa dicha inmigrante comprenderá el por qué de todo este lío y entenderá la importancia de que Kee llegue con vida al otro lado del charco.

Crítica de Hijos de los hombres.

La mejor película del 2006 sin lugar a dudas, así lo manifiesto en este inicio de la crítica de Hijos de los hombres (con el permiso de Rocky Balboa, claro). Todo en ella es sencillamente perfecto, desde la ambientación hasta la increíble narración, pasando por las excelentes interpretaciones de Owen, Moore, Caine y un sin fin de personajes sin aparente importancia que consiguen sumergirnos en un mar de emociones que nos muestran un futuro no muy lejano que en vez de evolucionar al ser humano lo ha desevolucionado siendo todo peor y sin esperanza alguna.

hijos_de_los_hombres

No quedan muchos años para el 2027 así que no sabia como el genial Alfonso Cuarón nos mostraría dicho futuro. Y creo que lo ha clavado mostrando esa Inglaterra sucia, rota, sumida en un continuo caos, arrasada, a la vez que es todo “mas moderno”y la gente tiene mas adelantos.
Clive Owen vuelve a hacer un papelazo demostrando que es sin lugar a dudas uno de los mejores actores que actualmente pueden desfilar por una pantalla de cine.

Mención especial a la última media hora que cámara en hombro, se nos muestra una ciudad sumida en el caos de una guerra de militares contra  radicales mediante larguísimos planos de varios minutos. Realmente impresionante.
Pero lo mejor de todo no es la intachable narrativa, ni la inmejorable interpretación global sino el mensaje que se nos quiere transmitir mediante la película y que consigue hacernos pensar en ello una vez finalizado el film.