Infectados (Carriers)
Comparte con tus amigos










Enviar

Primera regla: Evita las zonas habitadas. Segunda regla: Si entras en contacto con otras personas, da por sentado que están infectadas. Tercera regla: Nunca toques nada que no haya sido desinfectado antes. Cuarta regla: Los enfermos ya están muertos. Estas son las reglas básicas para sobrevivir en… ‘Infectados (Carriers)’.

Crítica de Infectados (Carriers)

Hay géneros que Hollywood tiene trillados a más no poder. Entre ellos podemos encontrar al que pertenecen las películas que narran las hazañas que deben llevar a cabo los pocos humanos supervivientes de un plaga, una oleada zombie, un virus mortal,… Prueba de ello podrían ser películas como ‘28 días después’ (Danny Boyle, 2002), Soy leyenda (Francis Lawrence, 2007) oGuerra mundial Z(Marc Forster, 2013), por citar algunas. Todas tienen en común que algo acaba con la humanidad. Además, vemos cómo se las apañan para seguir con vida los pocos supervivientes.
 .
Cuando un nuevo film toca esta temática puede innovar ofreciendo algo realmente interesante, o puede correr la suerte de repetir lo ya visto. En este último caso se produce un Déjà vu con algo que ya hemos vivido… aunque en otro lugar, con otros personajes y otros enemigos… pero es lo mismo al fin y al cabo. Un problema adicional para ofrecer un producto fresco es la aglomeración o saturación de ciertos géneros en ciertas épocas. Los 90 era la época de los desastres con meteoritos a punto de estamparse contra nuestro planeta. También fue la época de las olas gigantescas o tornados espectaculares que hacían volar vacas como si nada. En los últimos tiempos tenemos, entre otros géneros, el de los superhéroes, los desastres biológicos, el fin del mundo y los zombies/infectados.

Infectados

En el caso de los zombis/infectados, la acumulación de films ha hecho que la gente acabe cansada de ver siempre lo mismo. Esto provoca que muchas buenas cintas pasen desapercibidas, como es el caso de esta. Si nos atenemos a la realidad, ‘Infectados (Carriers)’ es una cinta de terror. No obstante, esconde en su interior un drama en toda regla mezclado con toques de thriller. Aquí la psique juega un papel de vital importancia y el mayor enemigo del ser humano será el propio ser humano.

Los “infectados” son algo meramente anecdótico y la batalla interior es la que cobra fuerza. Una batalla que nos deja con la moral algo baja cuando se toman según que decisiones para salvar vidas. Viendo la cinta hace que te preguntes a ti mismo si habrías sido capaz de hacer tal o cual cosa… o si por el contrario tu ética es más fuerte que tu instinto de supervivencia. En un mundo sin apenas población, está claro que no hay ni leyes ni códigos morales que rijan las situaciones que se nos presentan. La cinta busca, en todo momento, enseñar el comportamiento humano al involucrarlo en situaciones que les obligan a tomar decisiones para garantizar su supervivencia. Decisiones que chocan con sus, hasta entonces, flamantes valores morales.

Infectados

El resultado es un film bastante bien planteado y fácil de ver. Además, contamos con unas escenas de acción escasas pero vistosas y con un interior diferente a lo que el envase muestra. No me ha decepcionado en absoluto, aunque tampoco es ese soplo de aire fresco que podría haber sido. Sin embargo, todo esto cobra más fuerza al encontrarnos en la dirección con los hermanos Pastor. Aquí Alex y David Pastor son capaces no sólo de marcarse un guión realmente logrado, sino que demuestran que las cámaras no se les resisten ni asustan. Ambos dejan claro que el terror español es interesante y ya ha empezado a consolidarse de manera destacada.

Alex y David Pastor se basaron en la famosa gripe aviar para escribir su libreto. Profundizaron en ella cuando apenas era conocida y elaboraron un hipotético futuro donde no pudimos vencer a cierta pandemia y pagamos las consecuencias. Recordemos que esta fue su primera película y no sólo cumplieron con creces, sino que ya apuntaron buenas maneras. Atención también a una música bien desarrollada compuesta por Peter Nashel y a su halo de realismo gracias a los (pocos) efectos desarrollados a la vieja usanza.

Por otro lado, en el reparto podemos ver un grupito de caras conocidas en Hollywood. Al frente tenemos al hoy muy pujante Chris Pine. Acompañándolo se suman al protagonismo principal los conocidos nombres de Piper Perabo, Emily VanCamp y Lou Taylor Pucci. Además, también se deja ver Christopher Meloni como un padre en apuros…

Infectados

Conclusiones.
Finalizo esta crítica de Infectados (Carriers), 84 minutos que se pasan volando. Una película que hace que queramos saber cómo acaba y si la esperanza es realmente algo pasajero o si los protagonistas conseguirán hacer algo importante. Los intérpretes ayudan a que nos podamos sumergir más aún en la historia que cuenta. Esta es una cinta que no decepcionará a nadie pese a que es muy probable que tampoco deje excesiva huella en tu interior.

Tráiler de Infectados (Carriers)