El gran Vázquez
Comparte con tus amigos










Enviar

De seguro que muchos de vosotros habréis leído algún tebeo de La familia Cebolleta, Las hermanas Gilda o Anacleto agente secreto. Su autor fue Manuel Vázquez. Los cómics eran tan divertidos y llevaba tantos años publicándose que cuesta creer que su autor fuera un caradura que vivía la vida como le daba la gana y estafaba a todo el que le pasaba por delante. Su vida fue tan “divertida” que  Oscar Aibar se propuso llevarla al cine. Aquí su resultado.

La película retrata parte de la vida de Manuel Vázquez (1.930 – 1.995) la cual nos muestra al personaje ya en la cúspide del mundo del cómic. Eran los años 60 y Vázquez trabajaba para la Editorial Bruguera en Barcelona. Estaba considerado como el mejor autor de cómics del momento. Gente como Ibáñez lo tenían en su altar como modelo de dibujante a seguir. En la película veremos el modelo de vida que llevaba el autor y como su vida fue una fiesta constante en la cual su principal ocupación (incluso por encima de dibujar cómics) era torear a sus acreedores de las mil y una maneras, a cual más original. Tiene lo que quiere y no paga por nada. Hasta que cierto día un contable de la empresa para la que trabaja decide que Vázquez debe pringar como todo el mundo. A partir de entonces la “caza de Vázquez” será el primordial “deporte” de este contable. Lo que no ha tenido en cuenta es que ésta liebre parece demasiado rápida para él.

El Gran Vázquez

Crítica de El gran Vázquez.

El cine Español lleva algunos años que parece, por fin, despegar un poquito de lo mostrado hasta hace bien poco. Antes, encontrar una apuesta digna era un trabajo poco menos que improbable, y se podían contar con los dedos de la mano (de ET, que tiene 3). Desde hace pocos años en adelante, dicha tendencia ha cambiado radicalmente. Cierto es que el groso modo aun sigue siendo una clase de cine que decepciona, o simplemente no es lo que se espera de nuestro país, pero con pinceladas empezaron a aparecer propuestas la mar de originales basándose mucho en el terror, en lo paranormal o incluso en la investigación de lo desconocido.

El caso que hoy nos atañe no pertenece a este género ni mucho menos (o sí! visto lo visto) pero es una fresca propuesta y muy moderna. Podemos ver “El Gran Vázquez” y automáticamente relacionarla con el gran cine Español. Y cuando digo gran cine hablo de propuestas interesantes, inteligentes y con ganas de triunfar y no de patrañas que durante tantas décadas nos han identificado.

“El Gran Vázquez” está dirigida por Oscar Aibar de una manera magistral. Muy pocos podían ser candidatos a la silla del director con la misma eficiencia que lo hace Aibar. Y es que recordemos que su vida ha estado siempre ligada a los cómics siendo guionista de estos durante una buena etapa de su vida.

El Gran Vázquez

De hecho, de él mismo surgió la idea de rodar una película sobre la vida de Manolo Vázquez. Le extrañaba que nunca nadie hubiera planteado tal propuesta y él mismo se animó tras reunir un buen puñado de anécdotas sobre dicho personaje. Tal magna tarea no estuvo exenta de ayudar ya que contó con la persona más indicada para poder narrar la vida de Manuel Vázquez: la de su hijo Manolito.

Manolito ha servido de asesor en todas las ideas y conceptos para así poder ser más fiel a lo que sucedió en la vida de esta familia. Los chanchullos, trampas, robos y demás perpetrados por Vázquez son llevados a la pantalla de una forma más fiel gracias a las vivencias directas de muchos de ellos pro parte de su hijo, muy involucrado en el film.

El protagonista nos demuestra que no solo de Torrente vive Santiago Segura, bordando de manera magistral un papel que le viene como anillo al dedo. No es Torrente pero su espíritu se deja notar en muchas ocasiones. Un magistral Santiago Segura que vuelve a demostrarnos que su manera de interpretar personajes casposos es la mejor vía para llegar al espectador y deleitarnos con unas buenas risas a la vez que nos hace creer que su personaje es tal cual lo vemos.

En esta crítica de El gran Vázquez sólo queda ya por hacer alusión a la música, que nos trasladará a la Barcelona de hace décadas, una música alegre y vivaz a la vez que moderna y fresca. Sin lugar a dudas, la guinda que adorna este apetecible pastel.

El Gran Vázquez

Conclusiones.

El Gran Vázquez no es perfecta ni la mejor película de Santiago Segura. Pero pese a ello es un film muy bien construido, lo que se traduce en una película sólida y muy disfrutable. Óscar Aibar nos presenta su mejor película (o al menos la más comercial) retratando la vida de un célebre cara dura el cual se recuerda con mucho cariño. Unos secundarios francamente acertados y una bso nacida para esta película hacen de El Gran Vázquez una grata sorpresa a tener en cuenta.

Curiosidades:

  • Manuel Vázquez es considerado, junto a Francisco Ibañez, uno de los autores más influyentes de España en este mundillo del cómic (o más conocido aquí como tebeo).
  • Él mismo afirma que estuvo tres veces en la cárcel (una de ellas por bigamia) aunque se dice que no existen datos sobre la posibilidad de que haya pisado la cárcel.
  • Se casó en siete ocasiones (si a día de hoy eso parece de loco, pensar como sería hace décadas).
  • Su amistad con el director de cine Jesús Franco hizo que Manuel Vázquez apareciera en dos de sus películas: Gritos en la Noche (1.962) y Historias de amor y masacre (1.978) siendo esta última una película de animación para adultos.
  • Creó tal variedad de personajes que llegó a ser el autor de más de 60 series distintas.
  • Tras perder los derechos de sus personajes en Bruguera, dedicó sus últimos tiempos a crear historietas para adultos. Primeramente bajo el seudónimo de Sappo, y luego directamente firmando con su nombre, By Vazquez. En ellas, su principal personaje llegó a ser él mismo el cual se retrató como un caradura, un estafador y un moroso, sin lugar a dudas un fiel reflejo de la realidad.
  • Se dice que Francisco Ibañez se basó en él para crear al moroso que vive en la buardilla de su serie 13 Rue del Percebe el cual debe dinero a todo el mundo y siempre es acribillado por decenas de acreedores ansiosos llamando a su puerta. Curiosamente este personaje se llama Manolo.

13 Rue del Percebe