Campanilla y el tesoro perdido
Comparte con tus amigos










Enviar

Campanilla se lanza a la aventura en busca de un espejo mágico que concede deseos. ‘Campanilla y el tesoro perdido’ está ambientada en el otoño, y es aquí donde comenzamos realmente a explorar el mundo de las hadas. Analicemos esta pequeña pero gran aventura.

Campanilla y el tesoro perdido

Valoración:
Como ya había mencionado en el artículo de ‘Campanilla’, esa película era más bien de desarrollo. Esta es la primera vez que podemos hablar de una aventura como tal. Y para ser así está considerablemente bien lograda pero antes de seguir me gustaría hablar de la personalidad de nuestra protagonista. En algunos lugares he leído que no encaja con lo que conocimos de ella en Peter Pan. Que tal cual se presenta ahora es demasiado agradable. Que le falta el carácter de siempre. Pero en realidad tenemos que entender que aquí es muy joven. Y la verdadera razón por la cual tiene tanto genio eventualmente es por los celos que tiene de las chicas que se acercan a su eterno compañero; concretamente Wendy. Entonces, siendo así, que todavía no lo conoce, normal que no haya desarrollado esa personalidad. Aunque es aquí cuando comienza a dar atisbos de ella.

He tenido que soltar todo ese “rollo”, que aparentemente no viene a cuento, porque es precisamente su genio lo que provoca las circunstancias que la obligan a salir a la aventura. Y es importante mencionarlo para que todos queden tranquilos con la interpretación de este icónico personaje. Sigue siendo la Campanilla de siempre.
Es también necesario mencionar el personaje de Terence. Y no solamente porque forma parte importante de la historia sino por la relación que tiene con nuestra protagonista. Se deja entrever que aunque mejores amigos, Terence tiene otro tipo de sentimientos hacia ella. ¿Puede llegar a más? Como no se establezca definitivamente en la cuarta (y aparentemente última) película parece que no. Así que quedarse tranquilos en este aspecto. No hay nada romántico aquí.

Terence y Campanilla

La aventura de la historia está francamente muy bien conseguida. No es que se sucedan muchísimas cosas pero las que hay han sabido trabajarlas. De esta manera realmente ves y experimentas un viaje. Además, teniendo en cuenta el mundo de las hadas (diminuto) logras sumergirte en él.

Por último, deseo dedicar este párrafo a la secuencia del teatro de la película; el momento en el que se narra la historia del espejo mágico. Sobresalientemente hecho. Trae a la memoria lo mismo que se representa en ‘Star Wars Episodio III: La Venganza de los Sith’ y ‘Final Fantasy XII’.

Poco más puedo decir ya. Y es que como ha quedado establecido no se trata de una película de exposición como la primera o una sentimental como la tercera. Aquí de lo que se trata es de relajarse y disfrutar con la aventura del tesoro perdido.

Campanilla y el tesoro perdido

Conclusión:
Esta segunda entrada en la saga de las películas de Campanilla sirve para consolidar lo que se estableció en la primera. ¿Eran absolutamente necesarios estos films? No. Pero la verdad es que han sabido crear cosas interesantes sin arruinar el material original. ‘Campanilla y el Tesoro Perdido’ ofrece la más entretenida de estas historias (hasta la fecha). Pasarán un rato muy divertido con ella.

Escucha nuestro último episodio del podcast