American History X
Comparte con tus amigos










Enviar

Hace ya más de 20 años que esta gran película llegó a nuestras pantallas de cine. Sin embargo, el tema que aborda con maestría, el racismo, sigue estando de rabiosa actualidad. Más que nunca los países se ven abocados a un cambio y adaptación constante con la llegada masiva de inmigrantes y refugiados a las fronteras. Este film te hará reflexionar y confrontar puntos de vista muy particulares. Y tanto Edward Norton como Edward Furlong te harán vibrar con sus actuaciones en ‘American History X’.

american-history-x-detenido

Crítica de American History X

‘American History X’ es un duro y desgarrador drama. La película nos es narrada a la vez en tiempo presente con las vivencias de los hermanos Vineyard una vez salido de la cárcel del mayor, Derek. Y en pasado con flashbacks en blanco y negro de la vida neonazi de Derek. Será ahí cuando veamos cómo se propagó el germen de odio racial en su barrio y más concretamente en su persona. Las circunstancias en su zona residencial, ante la llegada masiva de jóvenes de raza negra y extranjeros, hacen que se respire un clima cargado de tensión racial. Una tensión que se refleja entre los blancos y negros pugnando por la supremacía y su territorio. Incluso llegando a enfrentarse en las viejas canchas de baloncesto para decidir quién se va o quién se queda…

Edward Norton está totalmente desconocido en esta película. Tan es así que ganó catorce kilos de masa muscular para interpretar a Derek. Su compromiso con la producción fue tal que por ella renunció a participar en Salvar al soldado Ryan(Steven Spielberg, 1998). Y la apuesta le salió bien pues consiguió la nominación al Oscar en la gala de 1999. Norton encarna a un brutal, carismático y perturbador Skin Head Nazi basado en un personaje real. Un tipo con un odio incontrolado a raíz de la muerte de su padre.

Por su parte, Edward Furlong interpreta a Danny, el hermano pequeño de Derek. En este caso hablamos de un adolescente que, en el presente, está siguiendo el mal camino de su hermano. Esto pone en alerta a Derek que hará lo imposible para que Danny no cometa sus mismos errores. Bien podemos decir que esta fue la última gran película y actuación de Edward Furlong, con permiso de ‘Animal Factory’ (Steve Buscemi, 2000).

american-history-x-basket

El director Tony Kaye nos muestra la cruda realidad racial. Una realidad que puede estar presente en cualquier gran ciudad o urbe periférica. No tenemos más que ver las últimas noticias relacionadas con este tema en diferentes países, o declaraciones de personajes como Donald Trump. La adaptación, interrelación e integración en la sociedad de los inmigrantes requiere un esfuerzo por parte de todos. Y esto se dificulta cuando las autoridades locales y los políticos dan la espalda al tema. Tal y como sucede habitualmente. En estos casos un simple brote puede hacer que el odio genere odio y las consecuencias se conviertan en irreversibles.

El flujo de tensión racista por parte de ambas partes, y el sórdido entorno, están plasmados de forma soberbia por Tony Kaye y por el guionista, David McKenna. Pese a esto, Kaye nunca se ha sentido satisfecho de esta película, llegando incluso a intentar borrar su nombre de los créditos de la misma. De hecho, el film atravesó graves problemas de post-producción y montaje con Edward Norton también implicado en la polémica al respecto de la importancia o no de su personaje.

Al margen de los citados Norton y Furlong, por la película también podemos ver a gente importante como Avery Brooks y Stacy Keach. El primero intentando reconducir la mentalidad de Derek… y el segundo haciendo todo lo contrario. Otros nombres importantes son los de las actrices Fairuza Balk, Jennifer Lien y Beverly D’Angelo. Esta última como la matriarca Vineyard.

american-history-x-furlong

Conclusión.
Termino esta crítica de American History X, un drama imprescindible dentro de la videoteca de cualquier aficionado al cine. Una de esas películas que no dejan que te levantes del asiento ni un momento, a la vez que remueve tu conciencia y hace que reflexiones sobre su temática. Kaye buscaba ese impacto movido por su conciencia social cuando aceptó dirigir la película. A buen seguro que lo consiguió… aunque él mismo no terminara muy satisfecho.

Tráiler de American History X