Aflicción
Comparte con tus amigos










Enviar

Un desgarrador Nick Nolte se bate en un duelo antológico contra un colosal James Coburn en este brutal retrato paterno-filial firmado por el guionista y director Paul Schrader. La ‘Aflicción’ simboliza el daño irreparable transmitido de padre a hijo. Hoy descubriremos cómo ese sentimiento se convirtió en imágenes en movimiento.

afliccion-vs

Crítica de Aflicción

‘Aflicción’ es una visión descarnada del ser humano en su peor faceta. Una estampa desoladora de cómo la violencia engendra violencia, de la deshumanización, del catolicismo extremo, del falso “Way of Life” americano. El film además cuenta con un dúo de actores en estado de gracia, Nick Nolte y James Coburn, bajo un soberbio guión de Paul Schrader, basado en la novela escrita por Russell Banks.

En el libreto Paul Schrader (director y guionista) puede dar rienda suelta a sus temas recurrentes: desde los desarraigados sociales, pasando por el catolicismo extremo y mostrándonos la peor cara del ser humano. Todo ello en la que es una de sus mejores y más completas obras como director y guionista, y eso son palabras mayores porque que Schrader ha firmado los libretos de films del calibre de ‘Yakuza’ (Sydney Pollack, 1974), ‘Taxi Driver’ (Martin Scorsese, 1976), ‘Fascinación’ (Brian De Palma, 1976) o ‘Toro Salvaje’ (Martin Scorsese, 1980). Y se ha puesto tras las cámaras en proyectos tan personales como ‘HardCore’ (1979), ‘American Gigolo’ (1980), ‘El beso de la pantera’ (1982) o ‘Forever Mine’ (1999). Además de haber dirigido una entrega de ‘El Exorcista’ (2005), en donde por no haber cabezas girando sobre sí mismas tuvo que ser remontada por Renny Harlin.

afliccion-familia

Con ‘Aflicción’ estamos ante una ejemplar mezcla entre cine rural americano y cinta de asesinato/misterio en medio de la nada. El film saca a la luz lo mejor de sus principales protagonistas (el trío de actores formado por Nick Nolte, James Coburn y Sissy Spacek está soberbio) y también luce el apartado técnico (dirección, ambientación y fotografía). La acción tiene lugar en su totalidad entre paisajes nevados o casas desvencijadas, lo que eleva aún más la opresión que va apoderándose de Wade (Nolte).

Sobre todo hay que destacar la ambientación de la película: esos paisajes nevados son unos espacios excepcionales para las cintas cuando hay violencia de por medio, y aquí la nieve juega un papel fundamental porque mientras se va tornando cada vez más blanca… el futuro de Wade empieza a pintar de gris a negro.

afliccion-nieve

Pocas veces en la historia del cine un ramillete de actores ha sido tan bien elegido como en ‘Aflicción’. El recital que Nick Nolte lleva a cabo en este film es monumental. Atención a su comienzo (el único instante en donde la voz en off de Willem Dafoe es necesaria) con Rolfe narrando el comienzo de su historia, mientras va describiendo la escena que abre la cinta. Y eso es sólo el principio, luego viene más y más que me guardaré para no entrar en destripes…

Al margen del duelo de talentos, el ya citado Nolte vs James Coburn, tenemos a dos conocidos de Hollywood: Sissy Spacek que aprovecha perfectamente sus rasgos faciales y su marcada fama de personajes demolidos para dar vida a Margie, la eterna novia de Wade, quien estará en medio del huracán, y será espectadora de excepción del recital de locuras de este y de su anciano padre. Willem Dafoe es el pequeño de los Whitehouse, Rolfe, quien prestará su voz al relato y asistirá de forma totalmente pasiva a la sucesión de hechos que veremos en pantalla.

afliccion-james-coburn

‘Aflicción’ es un descenso al infierno del alma humana que se va fraguando como el dolor de muelas de Wade, hábil símil de las espinas clavadas en el alma del mayor de los hermanos Whitehouse, el (glorioso) momento en que Wade se arranca la muela después de un recital de locura delante de una desencajada Sissy Spacek (con el imponente James Coburn paseándose por la escena) escenificada el punto-de-no-retorno de Wade. A partir de aliviar el dolor de su primera espina irá arrancándose una a una todas las que le quedan, culminando la cinta en un plano legendario del séptimo arte, un plano que aquí no desvelaré….

Entre medias de lo anterior nos queda una retahíla constante de escenas inolvidables y una sub-trama que envuelve la muerte de un pez gordo de la ciudad. Un tipo que tenía importantes negocios inmobiliarios con el cacique del pueblo, y que, supuestamente, acabó “accidentalmente” con su vida… Algo que a Wade le huele mal, pero los miembros del sheriff no están por la labor de investigar. Es esta trama alternativa del drama central la que toma derroteros de novela negra de misterio, con Wade intentando hacer el bien y averiguar qué pasó realmente en aquella fatídica jornada. Al mismo tiempo que escarba más y más, van saliendo a la luz secretos que amenazan con acabar con el mundo que creía conocer, y se suceden los diálogos plagados de una alta tensión psicológica.

afliccion-school

En resumidas cuentas.
Termino esta crítica de Aflicción, una dolorosísima aproximación a lo más profundo de la psique y el alma humana. Terrible retrato de padres e hijos. Es la aflicción hecha imágenes. Un trabajo de referencia en el cine de Paul Schrader.

El detalle: James Coburn se llevó el OSCAR al mejor actor secundario del año 1999. Nick Nolte fue nominado como mejor actor principal, pero al final la estatuilla fue a parar a las manos de Roberto Benigni por su papel en ‘La vida es bella’.

Tráiler de Aflicción