Skin Trade: Tráfico humano
Comparte con tus amigos










Enviar

Si hay un actor que ha sabido rentabilizar su vuelta a primera fila con su aparición en Los Mercenarios y sus dos secuelas, ese es Dolph Lundgren. Tras el espaldarazo comercial de la saga creada por Sylvester Stallone, Lundgren ha logrado sacar adelante proyectos personales como el que hoy nos ocupa: ‘Skin Trade: Tráfico humano’, un film que tenía en mente desde 2006. Toca descubrir sí tanto esfuerzo por esta película le ha valido la pena.

“Hoy mirado a un hombre a los ojos y no he visto nada” (Nick Cassidy).

skin-trade-banner

Crítica de Skin Trade: Tráfico humano

La primera vez que les hablamos de esta película fue en Distrito Apache, en febrero de 2014, cuando aún el nombre de John Hyams estaba vinculado como posible director del film. Finalmente, Hyams no se puso tras las cámaras y fue el firmante de ‘Beatiful Boxer’ (2004), Ekachai Uekrongtham, quien tomó el mando de esta producción cifrada en torno a 10 millones de $. Una producción que Dolph Lundgren llevaba queriendo poner en marcha desde 2007, pero que el estreno de Venganza (Taken, 2008), hizo que Dolph postergara el libreto por sus semejanzas con aquella.

Tras tantear a Steven Seagal (quien se quejó de la falta de seriedad del tema a tratar, lo que viniendo de Seagal es para hacérselo mirar) como parte del reparto, Dolph encontró en Tony Jaa al socio perfecto para reunir el presupuesto suficiente para que el film pudiera tener la calidad que él, como guionista y alma mater, quería. Una historia con la que siempre se mostró personalmente muy involucrado.

skin-trade-cops

Tuvimos que esperar hasta el 2016 para asistir al estreno directo a TV en TDT y en abierto de ‘Skin Trade’, un film que tiene calidad más que suficiente para merecer su salida en formato físico, tanto en DVD como en BD, no en vano, en Estados Unidos ese fue su mercado, aunque también tuvo un paso por salas comerciales, bueno, más bien en una “sala” y durante tres semanas con una recaudación total de 1262 $. Fue con esta cinta y con Fast & Furious 7 con las que Tony Jaa completó su integración definitiva en el mercado norteamericano.

‘Skin Trade’ es un thriller de acción tremendamente honesto en la línea del popularizado por, entre otros, el propio Dolph Lundgren en los años 80 y 90, las reminiscencias a Little Tokio: Ataque frontal son más que obvias: el compañero a la fuerza (aquí más a la fuerza que nunca, incluso rival en la mayor parte del film), el pequeño papel de Cary-Hiroyuki Tagawa (mítico villano en aquella y aquí demolido físicamente) y las duras pintas de Dolph luciendo bíceps en camiseta corta… incluso ya en el clímax final descamisado a sus más de cincuenta años.

skin-trade-dolph-lundgren-bazooka

Junto al coloso sueco, protagonista indiscutible, encontramos al tailandés Tony Jaa, en un papel que combina acertadamente parte puramente interpretativa con sus espectaculares dotes marciales, en este sentido ¡ojo! al tremebundo combate contra Dolph rodado durante cuatro infernales noches en Tailandia (posiblemente de los mejores vs de la filmografía del sueco, junto a los llevados a cabo en “La saga Soldado Universal”).

Otro que no les anda a la zaga es Michael Jai White (‘Spawn’, ‘Promesa sangrienta’) quien tiene a su cargo el rol de agente del FBI trajeado y con gafas de pasta. Pura apariencia, no se preocupen, Jai White también se luce marcialmente. En el bando de los villanos tenemos a un sobrio Ron Perlman como un traficante de personas sin escrúpulos. En un papel menor también podemos ver al famoso Robocop’, Peter Weller, quien desaparece del film sin decir adiós.

skin-trade-tony-jaa

Por otro lado, y a pesar de ser una pequeña producción para la cual Lundgren tuvo que sudar sangre para reunir los 10 millones de $ de presupuesto necesarios, estamos ante un film que no da respiro ninguno, y no sólo contiene ingentes cantidades de acción, persecuciones, combates y tiros… sino que también trata el tema del tráfico de personas con tacto. Se nota la implicación de Lungdren para que la historia no quedara minimizada, y se encarga cada vez que puede de recordarnos que lo que vemos en pantalla con la trata de blancas pasa en la vida real. Atención a sus minutos finales.

Como parte negativa, en esta crítica de Skin Trade: Tráfico humano, podríamos pedir un guión un poco más trabajado, ya que tiene tramas que no se sostienen (¡ojo! al “topo” del personaje de Tony en el “Club Belladona” o a la desaparición de personajes). Si hubiese contado con unos millones más estaríamos hablando de un film de acción perfectamente válido para la gran pantalla.

skin-trade-michael-jai-white

En resumidas cuentas.
Sin duda, la mejor de Lundgren junto a Venganza rojay ‘Ataque terrorista’. Un film que, de los estrenados directamente en TV entre 2015 y 2016 se sitúa entre lo mejor, junto a la imprescindibleJohn Wick y la muy honesta ‘Ninja 2’. En definitiva, una película que todo buen amante del actioner sabrá apreciar.

Tráiler de Skin Trade: Tráfico humano