En memoria de Anita Ekberg
Comparte con tus amigos










Enviar

Este pasado domingo 11 de enero nos golpeaba la noticia del fallecimiento de Anita Ekberg a los 83 años. Para la eternidad queda la famosa escena de ‘La dolce vita’ donde la musa de Fellini se bañaba en la Fontana di Trevi ante la fascinación de Marcello Mastroiani y de todos aquellos que hemos tenido el placer de verla. No sería la única vez que Fellini nos regalaría la sugerente imagen de esta belleza sueca, también en ‘Bocaccio 70’ pudimos disfrutar de un físico exhuberante y voluptuoso que fascinó a todos por igual.

Nacida en la localidad sueca de Malmo, despertó las miradas ya desde muy joven, llegando a convertirse en Miss Suecia en 1950. Su salto al estrellato llegaría con la película norteamericana ‘Locos por Anita’, llegando a obtener la nominación al Globo de Oro por su trabajo en ‘Callejón sangriento’ y trabajando también a las órdenes de King Vidor en la superproducción ‘Guerra y paz’. Tras su periplo por tierras norteamericanas y ya convertida en sex symbol, llegó el predestinado encuentro con Fellini y su inmortalización en la ciudad eterna.

Sus últimos años los pasó arruinada y en una residencia de ancianos, lamentándose de su soledad pero sin arrepentirse un ápice de la vida intensa que llevó. En Cineycine hemos querido recordarla con este artículo En Memoria de Anita Ekberg. Ella ya se ha ido, pero su baño nocturno en la Fontana di Trevi siempre será eterno…