Sin control (Derailed)
Comparte con tus amigos










Enviar

“Todo empezó un día como cualquier otro. Nada fuera de lo común parecía asomarse en el horizonte. Lo más raro que me pasó esa mañana fue perder el tren. Y es que algo tan simple como eso iba a ser el primer paso hacia una serie de acontecimientos que no solo iban a hacer tambalear los cimientos de mi matrimonio sino que me harían vivir los peores momentos  de mi vida. Lo peor de todo es que aún no se si voy a seguir con vida dentro de unos minutos…”

Sin Control

Crítica de Sin control (Derailed)

Debo reconocer mi (inicial) poco interés por está película y debo admitir que la vi más obligado que de buena gana. Pero me alegro de haberlo hecho ya que se trata de los 102  mejores minutos que una película me ha ofrecido en mucho tiempo.

El film empieza como muchos, mostrando un día en la vida de una familia cualquiera de América la cual no es consciente de la desgracia que está a punto de vivir. No quiero profundizar demasiado en el argumento para que os sea lo más desconocido posible cuando la veáis, pero si os adelanto que el desarrollo que va a tomar la misma os va a dejar sin aliento, pegados a la silla y dará mucho que pensar.

Sin Control

La totalidad del reparto está a la altura en todo momento, con un Clive Owen que borda su papel alzándose como el protagonista atormentado el cual todo gira a su alrededor y que nunca encuentra la salida que tanto ansía.
Sin Control es la historia de un hombre, de sus actos y de sus consecuencias, de como algo tan simple como perder un tren puede desencadenar un sinfín de sufrimiento debido a un hombre que quizás no se pare a meditar sus acciones y los resultados que estas pueden traer. Es algo así como la teoría del caos cuando dice que: “ el simple aleteo de una mariposa puede desencadenar un huracán en el otro extremo del mundo.”

Sin Control