Red (Turning Red)
Comparte con tus amigos










Enviar

Pixar sorprende a todos con esta película cuyo tema principal es la pubertad femenina. Un contenido que hará que los espectadores la evalúen con algo de recelo. Eso sí, lo cierto es que estamos ante un producto sólido que habría sido mejor valorado de no ser por todas las circunstancias que lo rodearon. Sepamos ya como Meilin se convierte en ‘Red (Turning Red)’.

«¡Ahhh! Soy un monstruo rojo asqueroso» (Meilin)

Crítica de Red (Turning Red)

Empecemos esta reseña por lo más evidente… El panda rojo en el cual se transforma Meilin es una metáfora de la menstruación. “Técnicamente” no lo es, ya que la protagonista no la tiene, algo que se deja claro, pero en la “práctica” sí que lo es. Y si decido empezar por esto, y de forma tan directa, es para no andar con rodeos. Quiero que los espectadores que todavía no han visto el film sepan ya de lo que va.

Justamente, el hecho de que trate de la pubertad, y se hable tan abiertamente del tema, supone dos situaciones. La primera es que creo que los padres deben ver la película en primer lugar. Y la segunda es que, una vez vista, deben valorar si se la dejan visionar a los más pequeños. Realmente puede que estemos ante la primera, y única, producción de Pixar que no apela a un gran público.

Respecto a lo ya comentado, decir que se habla explícitamente de la menstruación. Así hasta el punto de llegar incluso a mostrar toallitas de higiene femenina. Además, cuando a Mae se le despiertan las hormonas por los chicos tiene expresiones y reacciones de claro contenido sexual. En consecuencia, y al tratarse de una temática tan dirigida a las chicas, con especial énfasis en la pubertad y en la relación madre e hija, el resto de los espectadores y/o público potencial no disfrutarán tanto con ella o, directamente, no querrán verla.

Personalmente no voy a reprochar que el film trate sobre la pubertad de las niñas. ¿Cuántos films como este existen? En cambio, muchísimas producciones a lo largo de la historia sí que han hecho lo mismo con los niños. De igual manera, tampoco voy a criticar el tema de la protagonista. Si recordamos, en todo el catálogo de Pixar únicamente hay otras dos películas así: Brave (2012) yDel revés (2015). Incluso esta última no se enfoca en la niña, sino en sus emociones. Lo que sí sucede es que, con lo que le ha dado a Disney por enfocar sus esfuerzos en mujeres protagonistas (adaptaciones de acción real de sus Clásicos, producciones de Marvel y Star Wars), y encima de todo con la cultura asiática como fondo… todo esto hace que ‘Red’ termine quedando “mal parada” para determinados sectores de público.

La trama gira casi a dos bandas, pero ambas no compaginan bien y peor aún con la llegada de la transformación a panda rojo… Por un lado está Mei (voz de Rosalie Chiang) y su madre. Y, por el otro lado, tenemos a Mei y sus amigas. La relación de Mei con Ming Lee, su madre (Sandra Oh), más allá del vínculo entre ambas, tiene que ver con la cultura china y el respeto/devoción hacia los padres. De ahí que Mei busque honrarla como una hija “perfecta”. Mientras que con sus mejores amigas, Miriam (Ava Morse), Priya (Maitreyi) y Abby (Hyein), da rienda suelta a su verdadero yo. Y esto es así porque en la vida normal casi cualquier preadolescente lo que desea es divertirse y pasarlo bien.

En cuanto al contenido en sí mismo no está mal. ‘Red’ es una película muy bien hecha. Sin embargo, y dada la calidad de Pixar, parece que se queda corta. Me explico, si este film lo hubiera hecho cualquier otro estudio sería cuestión de celebración… pero Pixar nos tiene acostumbrados a la excelencia. De hecho, de todos sus films el peor valorado, y con diferencia, es Cars 2 (2011). Pues bien, entiendo que ahora se verá con otros ojos el trabajo allí desarrollado. No porque sea un mejor producto, para nada, pero globalmente creo que sobrepasa a ‘Red’.

En relación a lo expuesto, uno de los puntos más flojos es la animación. Más que esta en sí misma, lo que no me gusta es el diseño. Se trata de un estilo extremadamente simple. Seguramente elegido por la historia, pero criticado por lo mucho que siempre se espera de Pixar. Además estamos ante un estilo muy utilizado en producciones animadas de Estados Unidos; precisamente por lo simplista que es.

Otro punto negativo es la figura del padre (Orion Lee). Aquí el progenitor no tiene ninguna relevancia en el argumento, salvo un breve momento llegado el final. Esto sí supone una crítica totalmente negativa. No se puede seguir dejando pasar que se trate a los personajes masculinos como si no tuvieran ningún valor en los proyectos que giran en torno a un reparto femenino. Al revés, la crítica sería despiadada. Por si fuera poco, se cae en el tópico de que la única manera de empoderar a las mujeres es minimizando a los hombres o hacerlos mediocres y/o ridículos.

Conclusión.
Termino esta crítica de Red (Turning Red), una cinta que pasará por ser una de las películas menos populares de Pixar por todo lo ya expuesto. No obstante, estamos ante una propuesta bastante sólida. Aunque dentro del catálogo de Pixar creo que será la que menos interés despierte a la hora de revisionarla.

Tráiler de Red (Turning Red)

Escucha nuestro último episodio del podcast