Policías de Queens
Comparte con tus amigos










Enviar

Tras más de dos años durmiendo el sueño de los justos, en 2012, por fin vio la luz ‘The Son of No One’. Hablamos del tercer film dirigido por Dito Montiel, en España conocido como ‘Policías de Queens’. Un reparto más que potente con intérpretes de la talla de Al Pacino, Ray Liotta o Juliete Binoche, acompañan al actor fetiche de Montiel: Channing Tatum.

«Esto es un asunto familiar… La policía es como una familia, salvo que para unirte a ella debes de pasar por una academia» (Mathers)

Crítica de Policías de Queens

Entrando ya totalmente en materia, a ‘Policías de Queens’ se le olía de lejos que su destino irremediable era salir en DVD en España. No es que fueran un mal film, los hay mucho peores y se estrenan por todo lo alto en cines, lo que sucedió con ella es que es una cinta muy «difícil». Coloquialmente diríamos que fue una «patata caliente»… Dito Montiel es un director limitado detrás de la cámara. No obstante, y al mismo tiempo, es un más que apreciable guionista. Aquí vuelve a dejar claro que todo lo bien que sus ideas se ven sobre el papel, acaban siendo lastradas a la hora de filmarlas…

En ‘Policías de Queens’ hay apuntes interesantes. Por ejemplo: la hipnótica y atroz visión del hogar infantil como un personal infierno para el protagonista. También tenemos el desmitificador acercamiento al trabajo de los policías de distrito. Y, finalmente, la eterna certeza de que el pasado, por mucho que lo escondas, siempre acaba volviendo… Sin embargo, en vez de centrarse plenamente en todo eso, Montiel opta por regodearse en las imágenes más escabrosas: la mayoría de ellas presentes en los numerosos flahsbacks que nos van desgranando la desgraciada infancia de sus protagonistas. De esta forma, Montiel se olvida de insuflar pasión al relato. Una falta de fuerza narrativa que ni siquiera resulta salvada por la magnética aparición de Al Pacino como un retirado detective de policía con mortales secretos a sus espaldas.

Montiel confirma en ‘Policías de Queens’ lo que es una constante en su filmografía: un quiero y no puedo de cineasta de la antigua escuela. Un director de métodos y estilo «analógico» en un mundo puramente tecnológico. Un realizador que intenta labrarse una carrera como artesano del cine negro haciendo de Queens, la ciudad que le vio nacer, la sede de todas sus historias. Algo muy al estilo de James Gray con Brooklyn, o Michael Mann con Los Ángeles, pero quedando a años luz del talento visual de ambos.

Además, Montiel tiene la ya insufrible manía de dar el rol protagonista de sus films a un artista limitado como Channing Tatum. Aquí el actor interpreta al joven policía Jonathan White. Tatum intenta de forma notoria llevar a cabo una interpretación dramática de alto nivel. Incontables son las veces que aprieta los músculos y huesos de la mandíbula para demostrar rabia… Sin embargo, Tatum no consigue un nivel top y es por ello que resbala aún más que de costumbre.

Por si fuera poco, Tatum queda literalmente desnudo e impotente frente a la cámara cuando tiene que compartir plano con leyendas como Al Pacino (Charles Stanford, excompañero del padre de Jonathan), y actores de la talla de Ray Liotta (Marion Chambers, jefe de la comisaría del distrito 118) o Juliete Binoche (la osada periodista Lauren Bridges). Inclusive, Katie Holmes le pasa por encima con su esforzada labor encarnando a la sufrida esposa de Jonathan White. Ni siquiera la interpretación de Tracy Morgan está por debajo de la llevada a cabo por Tatum.

Una pena este imperdonable fallo de casting, puesto que, con un actor más versado en el drama, ‘Policías de Queens’ hubiese ganado enteros. Quizás es por ello que Montiel optara en la sala de montaje, consciente de las limitaciones de su actor fetiche, de dar más minutos al escabroso pasado del protagonista y menos tiempo de pantalla a este ya hecho un hombre. Un pasado, narrado en flashbacks, que finalmente abarca demasiado tiempo de un metraje ya de por sí ajustado a menos de noventa minutos. En consecuencia, el descenso al infierno del White adulto se antoja demasiado forzado y la historia, construida sobre tal base, acaba viéndose irremediablemente lastrada por ello.

«Eres un ciervo en la jungla» (Stanford)

En resumidas cuentas. 
Finalizo esta crítica de Policías de Queens, un áspero drama con un reparto de actores excelentes, a excepción del susodicho Tatum, y unos cuantos apuntes narrativos interesantes. No obstante, al final termina siendo una más del montón por la falta de valentía de Montiel. Una falta de valor a la hora de ir más allá de los límites conocidos…

Tráiler de Policías de Queens

Escucha nuestro último episodio del podcast