Los aristogatos
Comparte con tus amigos










Enviar

Si los gatos son tus mascotas favoritas y te apasionan las películas Disney, entonces, no debes dejar de ver ‘Los aristogatos’, el único Clásico dedicado a estos animales. Este film puede que deje que desear como parte de la filmoteca Disney pero su importancia sigue estando presente. Estamos ante una cinta que se centra en estos queridos mininos y es la primera película animada hecha tras la muerte de Walt Disney.

Clásico 20

Thomas y Duquesa

Crítica de Los aristogatos

Introducción.
Debió ser sumamente duro hacer ‘Los aristogatos’. En términos personales porque fue la primera película animada en producirse sin contar con Walt Disney. Recordemos que Walt había fallecido durante El libro de la selva (1967). Por otro lado, en términos de negocios nadie sabía lo que depararía el futuro para el departamento de animación de la compañía sin el “toque mágico de Walt”. Sin embargo, sería la última película bien encaminada al haber dado luz verde Walt Disney al proyecto en su momento.

Versión Disney. La historia.
Madame Adelaida es una rica y buena mujer que vive sola con sus gatos que para ella son lo más importante. Un día decide llamar a su abogado para dejar establecido en su testamento que toda su fortuna la heredarían sus gatos y solamente cuando estos no estuviesen sus bienes pasarían a su mayordomo, Edgar. Este último escucha por accidente los deseos de madame Adelaida y, sintiéndose ofendido, decide deshacerse de los animales. Como consecuencia, la gatita Duquesa y sus cachorritos terminan abandonados pero inmediatamente deciden regresar a su hogar. Para ello contarán con la ayuda de un gato callejero muy singular llamado Thomas O’Malley.

Los Aristogatos

Personajes.
*Duquesa.- Delicada, fina y educada gata de alta sociedad y madre de tres cachorritos. Su amor queda repartido entre sus hijos y su devoción queda para su dueña, madame Adelaida.

*Thomas O’Malley.- Este gato callejero va por la vida sin ningún tipo de preocupación. Además le echa el ojo a cuanta gatita se encuentra. Al conocer a los aristogatos demostrará su gran corazón y lealtad.

*Marie.- La única hija de Duquesa procura demostrar su clase social y buen comportamiento. Es sumamente soñadora en aspectos del amor.

*Berlioz.- Este cachorrito negro deja ver que es muy obediente y está pendiente de hacer caso a su madre sin rechistar demasiado.

*Toulouse.- Desbordando carácter este gatito demuestra que tiene lo que hay que tener para llegar a ser un gato callejero si tuviera que hacerlo.

*Roquefort.- El ratón que vive en la mansión de madame Adelaida es bastante afable y amigo de Duquesa y sus hijos. Inclusive, llegará a probar lo leal que es para esta familia cuando realmente lo necesiten.

*Edgar.- El mayordomo de madame Adelaida es un hombre que pasa desapercibido cumpliendo sus obligaciones. Nunca le dará mayor importancia a su vida hasta que descubre que los gatos heredarán antes que él. Es aquí cuando saldrá a relucir su lado codicioso.

Marie

*Madame Adelaida Bonfamilie.- Esta buena y acaudalada mujer mayor no tiene ningún familiar vivo. Así que se desvive por sus mascotas a las que ama con locura ya que gracias a ellas no se siente nunca sola.

*Napoleón.- Con un acento andaluz este perro lidera un dúo con Lafayette. Siempre está a la espera de lo que pueda suceder para entrar en acción.

*Lafayette.-Sigue las órdenes de Napoleón y juntos se dedican a causar el caos cuando algo les llama la atención.

*Amelia y Abigail.- Gansas gemelas inglesas que vienen a pasear por Francia.

*Frou-Frou.- La yegua de madame Adelaida es la encargada de llevar a su dueña a todas partes tirando de su coche. Pero este hecho no demerita el que se la cuide con esmero y cariño. También es amiga de los gatos y llegará a demostrar lo que los aprecia.

*George.- El abogado de madame Adelaida es quien lleva sus cuentas. También es su amigo de años y queda claro que siente algo por ella… y lo más probable es que el afecto sea mutuo. Se presenta como un hombre bastante alegre.

*Waldo.- El tío de Amelia y Abigail se nos muestra como un borracho. Aunque puede (o no) que se deba a que terminó por accidente en un restaurante donde lo querían cocinar y en la receta había que marinarlo con alcohol.

Madame Adelaida

Momentos inolvidables.
1. Cuando Thomas aparece en escena cantando y presentándose ante duquesa.
2. La secuencia de la canción “Todos Quieren Ser Gatos Jazz”.
3. El momento en que Thomas y Duquesa expresan sus sentimientos ante la luz de la luna.

Datos importantes.

Históricos.
1º.-‘Los aristogatos’ fue el primer Clásico que se hizo tras la muerte de Walt Disney. También inicia la “Época Oscura” del estudio.
2º.-La premisa para la película se asemeja bastante a la de 101 dálmatas(1961). Sin embargo, la historia está basada en un hecho real en donde una familia de gatos parisinos heredaron una enorme fortuna en 1910.
3º.-El cantante Maurice Chevalier dejó su retiro solamente para cantar la canción de los créditos principales: “Los Aristogatos”.
4º.-Es el único Clásico en donde la historia gira en torno a los gatos. Por su parte, los perros son los que más aparecen como protagonistas en las películas animadas de Disney.

Relacionados a la película.
1º.-El gato Tomás recuerda a Baloo de ‘El libro de la selva’ debido a su personalidad.
2º.-El nombre completo de Tomás es Abraham De Lacey Giuseppe Casey Thomas O’Malley.
3º.-Los perros Napoleón y Lafayette nunca llegan a conocer a los gatos. Su historia es secundaria a la principal y se desarrolla en una granja.
4º.-Los nombres de los perros Napoleón y Lafayette están basados en los generales Napoleón Bonaparte y Marquis De Lafayatte.
5º.-El grupo de gatos músicos abarcan una gran representación de estos animales al tener un gato ruso, chino, inglés e italiano como miembros.
6º.-Prácticamente todo lo que se encuentra de merchandising de este film viene representado por Marie.

Toulouse

Canciones.
“Los Aristogatos/The Aristocats”.- Con acento francés esta canción de los créditos iniciales describe cómo son los gatos de la aristocracia que protagonizan la película.

“Escalas y Arpegios/Scales and Arpeggios”.- Mientras Berlioz toca el piano Marie canta sobre las escalas y arpegios hablando de que con la práctica conseguirán mejorar sus aptitudes en la música.

“O´Malley del Arrabal/Thomas O´Malley Cat”.- El gato O´Malley aparece en escena cantando alegre de la vida, tal y cómo es él.

“Todos quieren ser ya gatos Jazz/Ev´rybody Wants to Be a Cat”.- El grupo de amigos juerguistas de Thomas demuestran sus dotes para la música revolucionando la noche con esta canción que habla de cómo todos desean ser gatos.

Todos quieren ser ya gatos de Jazz

Valoración.
Como ya expuse anteriormente, ‘Los aristogatos’ fue la primera película que se hizo después de la muerte de Walt Disney. A partir de ella comienza la conocida como “Época Oscura” de la compañía. Un periodo de tiempo del que no se no saldría hasta La Sirenita(1989). Por su parte, el film que hoy nos ocupa está considerado como una de las películas más flojas de los Clásicos. A pesar de su encanto, es fácil comprender los motivos por los que no es tan valorada. Eso sí, a su favor tiene que Walt Disney dio el visto bueno para que se hiciera.

A simple vista pareciera que nos encontramos ante la versión felina de ‘101 dálmatas’. De hecho, básicamente es la misma premisa: unos gatos que son alejados de su hogar por un villano y que deben encontrar el camino de vuelta. También tiene un elemento de La dama y el vagabundo(1955). Me refiero a la parte de la historia que corresponde a la gata de clase alta que encuentra un interés romántico en un gato de una clase social inferior. Quizás sea por eso que ‘Los aristogatos’ no consigue destacar demasiado como “nuevo” Clásico.

No obstante lo anterior, en algo sí que se diferencia radicalmente de su “contraparte canina”. Me refiero a la atmósfera. Mientras que en ‘101 dálmatas’ los protagonistas corrían un peligro mortal, y su travesía estaba llena de complicaciones, aquí es todo lo opuesto. Los gatos nunca están en ningún tipo de peligro y su viaje resulta “un paseo por el parque”. Por si fuera poco, se lo pasan muy bien durante todo el trayecto. Y esto no tiene porqué ser malo. Lo que supone sencillamente es que tenemos una atmósfera más alegre.

Berlioz

Analizando los protagonistas gatunos debemos decir que no están del todo equilibrados. Curiosamente uno esperaría que fueran los cachorritos los que destacaran pero no es así. El centro de atención son Duquesa y Thomas. La primera como la madre protectora y, a la vez, elegante “dama” que llama la atención. Por su parte, Thomas sobresale por su personalidad de “tipo” que va despreocupado por la vida. Así pues, tanto su personalidad como voz recuerdan mucho a Baloo de ‘El libro de la selva’. De los cachorritos poco se puede decir. Quizás sea Marie la que más llame la atención por ser la única niña (y el personaje de mayor merchandising del film) pero es Toulose quien realmente nos atrae por su carácter explosivo. Finalmente, Berlioz casi ni se siente.

El villano Edgar deja mucho que desear como tal. Es sumamente soso y aburrido. Tampoco ayuda el hecho de que no es una amenaza real para los gatos. Sí, se quiere deshacer de ellos pero no tiene intención de hacerles daño. Aunque evidentemente dejar unos gatos abandonados tampoco es bueno, en el contexto del film no es de tal grado de importancia puesto que, como ya he dicho, nunca pasan peligro alguno. Siendo así las cosas, si Edgar ya de por sí no tiene el más mínimo gancho como personaje pues como villano que debe ser queda en el total olvido.

Edgar

Respecto a la animación hay que hablar puesto que tiene momentos en que se nota como “inacabada”. No tanto como se nota a todas luces en Tod y Toby (1981) pero sí que sobresalen esos momentos. Particularmente el personaje de madame Adelaida. Es mirarle el pelo y las arrugas y pareciera un boceto y no un dibujo final. Y lo dicho, sin ser momentos más que puntuales no dejan de hacer que la cinta parezca tener “fallos”.

La banda sonora por su parte es de lo más flojo que haya salido de Disney, con perdón nuevamente de ‘Tod y Toby’. Para cuatro canciones que tiene en total la más conocida es “Todos Quieren Ser Gatos Jazz” y, francamente, no es gran cosa. Yo diría que gana más en su versión original en inglés… y tampoco por tanto. Personalmente considero “Escalas y Arpegios” mejor. De todas maneras, ninguna de estas canciones son las típicas que se te quedan en la memoria.

Roquefort

Conclusión.
Finalizo esta crítica de Los aristogatos, una cinta que no es precisamente de los mejores Clásicos. Sin embargo, hay mucha gente que le tiene cierto cariño. Quizás sea por el hecho de que la atmósfera proyecta una alegre travesía. Y, por supuesto, queramos o no, los gatos ya de por sí son muy queridos y como personajes protagonistas tienen todavía un mayor encanto.

Tráiler de Los aristogatos