La cruda realidad
Comparte con tus amigos










Enviar

Nadie hubiera dicho que dos pesos pesados habrían librado una batalla tan políticamente incorrecta como la que se libra, durante varios asaltos, en ‘La cruda realidad’. Si pensabas haberlo visto todo en cuanto a comedias se refiere, prepárate para echarte unas buenas risas. Comienza la mayor y más fiera guerra de sexos que se ha llevado a cabo en mucho tiempo.

La Cruda Realidad

La trama: Esto es la guerra.
Por un lado tenemos a Abby Richter, una productora de un programa matinal en un canal de televisión. Abby siempre encuentra solución para todos los problemas. El orden y el control son sus mayores cualidades, tanto en su trabajo como en su vida privada. Bueno, en realidad su vida privada no la tiene tan controlada, y es que aún sigue soltera porque, pese a conocer a muchos hombres, no acaba de encontrar a su media naranja. Resulta que sus ideales para un hombre son tan modélicos que se podría afirmar que no existe.

Por el otro lado tenemos a Mike Chadway, un tipo simpático que tiene un pequeño programa en un modesto canal de televisión por cable titulado ‘La cruda realidad’. En este show Mike explica lo que realmente les gusta a los hombres y cada vez gana más audiencia. El secreto de su éxito se debe a su peculiar forma de presentar el espectáculo. Mike lo presenta de una manera vulgar y sin ningún tipo de tapujos a la hora de decir que lo que más anhela un hombre es irse a la cama con una mujer… en vez de aguantar las tonterías previas a conocerse.

El problema para Abby vendrá cuando su programa empiece a perder audiencia. Por si fuera poco, su director contratará a Mike para presentar ‘La cruda realidad’ en su canal. El choque entre ambos, dos caracteres totalmente opuestos, promete ser legendario. Amigo lector, ¡agárrate bien fuerte al asiento porque vienen muchas curvas!

La Cruda Realidad

Crítica de La cruda realidad

Esta película es una comedia gamberra que no tiene reparo alguno en mostrar facetas que otras comedias sólo tocan muy de pasada debido a su temática. Gerard Butler está genial en el papel de Mike, el presentador pasado de vueltas al que sólo le interesa una mujer por lo que pueda sacar de ella. Mike afirma que los hombres son así, que prefieren una noche desenfrenada a una semana romántica. Y no sólo eso, afirma que no existe el hombre ideal y bautiza a su programa como ‘La cruda realidad’. Supongo que “cruda” lo debe decir haciendo alusión a las mujeres… puesto que de cruda no parece tener mucho su vida. Al menos eso se puede deducir al principio… aunque pronto veremos que nadie lo tiene todo y nadie es tan feliz como para no necesitar una sonrisa de otro.

Por su parte, Katherine Heigl hace otro papelazo al nivel de la comedia del que estamos hablando. En esta cinta deja de lado los bisturís que la hicieron famosa en ‘Anatomía de Grey’ para ser la productora perfecta y sin vida privada. Esto se debe a que lo dedica todo a su trabajo y nada se le resiste. Además es aclamada y adorada por sus trabajadores. El problema de Abby/Heigl lo tiene cuando, vez tras vez, va quedando con gente que conoce por Internet. Ella tiene un prototipo tan perfecto de hombre que nunca podrá encontrarlo.

La Cruda Realidad

La clave del film, y de las risas, es ver chocar el fuerte carácter de Abby con el de Mike. Las chispas son tan espectaculares que llegarán hasta el público. Un público que, en más de una ocasión (¡y de dos, y de tres!) se sentirá aludido con las frases y/o pensamientos de nuestros protagonistas. Ambos hablan y actúan sin reparo alguno.

Está claro que hablamos de una comedia, un género que nunca irá más allá de verla y divertirnos. Sin embargo, no entiendo por qué ciertos géneros están tan vetados en las galas de premios, especialmente en los Oscars. En este caso está claro que ‘La cruda realidad’ tiene sus puntos flacos y, en ocasiones, no cuaja con todos. Notaremos algunas escenas que ni con calzador entran y varias fantasías que jamás sucederían en la vida real. Ahora bien, está claro que sabemos lo que vamos a ver y no podemos cambiar un género.

la-cruda-realidad-pareja

Conclusiones.
Termino esta crítica de La cruda realidad, una película que cuenta con sus cosas buenas y malas. Sin embargo, su balanza final claramente es muy positiva y os recomiendo que le echéis un vistazo. Seguro que lo pasareis en grande y os daréis cuenta de cómo es realmente “La cruda realidad…”.

Tráiler de La cruda realidad