Explota explota
Comparte con tus amigos










Enviar

“Quiero darles la bienvenida a una experiencia cinematográfica distinta. Una película donde vamos a dejar la comodidad de la butaca para ponernos de pie y saltar a bailar. Este es el musical que toda Hispanoamérica e Italia estaban esperando: El musical con las canciones de Raffaella Carrá”. Nacho Álvarez presenta ‘Explota explota’.

“Yo hacía años que no bailaba así” (María)

Crítica de Explota explota

En pantalla tenemos la “versión española” de Mamma mia! La película (Phyllida Lloyd, 2008) sustituyendo las canciones de ABBA por las de la mítica e inolvidable Raffaella Carrà, la gran artista italiana cuyos shows y actuaciones estoy seguro que todos hemos visto alguna vez en la vida (sobre todo si ya sobrepasas con claridad los 40). Al igual que en la famosa cinta de Phyllida Lloyd, en ‘Explota explota’ todo es una celebración. Una celebración cinematográfica-musical dirigida por Nacho Álvarez con la única intención de pasarlo bien. En este sentido, su ópera prima es una película de esas que podemos calificar como de “feel-good”.

La puesta en escena de Nacho Álvarez tiene, creo que con toda la intención, un claro toque cartoon”. Este toque se aprecia tanto en los escenarios (no hay más que ver los platós del aeropuerto o la sala de edición) como en algunos personajes (Celedonio y Chimo que parecen sacados de los cómics de Francisco Ibáñez, o la misma pareja de la Guardia Civil). Lo cierto es que este peculiar estilo de ‘Explota explota’ le resta realismo al film pero le hace ganar puntos extra de diversión. Aquí no se trata de buscar una recreación fidedigna de los años 70, sino de pasarlo bien. Y esto último es algo que se consigue de manera sobrada.

Al citado toque “cartoon” ayuda todo el empleo de los colores para ambientar. En este caso hablamos, especialmente, de colores primarios y muy vivos. El rojo, el azul, el blanco, el amarillo, el naranja… se combinan en los escenarios y en el vestuario dando lugar a un resultado que te entra por los ojos. Lógicamente destacan, y mucho, en los diferentes vestidos de las protagonistas: desde el traje de boda, pasando por el uniforme del aeropuerto y culminando con el vestido de fiesta de las Roses.

Precisamente toca hablar ahora de los números musicales que no son espectaculares en plan Hollywood pero que, en cambio, están divertida y “espontáneamente” filmados. A lo largo del metraje Ingrid García-Jonsson, Verónica Echegui y algunos otros intérpretes cantarán y bailarán algunos temas con coreografías de Toni Espinosa. Especialmente la que más canta y baila es Ingrid dada su condición de protagonista principal. El maestro Roque Baños pone música a las canciones de la inolvidable Raffaella Carrà. Entre ellas están: “0303456”, “Explota mi corazón”, “Lucas”, “Fiesta”,… Además se incluye el tema “En el amor todo es empezar” versionado por la artista tinerfeña Ana Guerra.

La película comenzó su rodaje el 4 de noviembre de 2019 y se presentó el pasado 23 de septiembre en el Festival de San Sebastián. Respecto a los exteriores decir que ‘Explota explota’ se filmó en Pamplona, Roma y, fundamentalmente, Madrid. De esta última visitaremos zonas como el Parque del Retiro donde tiene lugar uno de los números musicales del film.

El libreto entrega una historia muy clásica e “ingenua” bajo el formato de la comedia romántica con la censura como telón de fondo. Una censura de la etapa final del franquismo que da lugar a situaciones divertidas y esperpénticas como aquella en la que Celedonio mide las faldas de las bailarinas o esa otra en la que en la sala de montaje pega sus ojos al televisor para ver si ve algo indecente. En este sentido, y como bien dice en un momento determinado Rosa: “La belleza nunca debería molestar a nadie”. Sin embargo, y tal como podemos ver en la actualidad, por culpa de grupos e ideologías extremistas hemos vuelto al punto de partida que vemos en ‘Explota explota’. Así las cosas, la belleza está volviendo a molestar y a ser ocultada…

“Decente, indecente, decente, indecente…”. Explota una y otra vez.

En el reparto nos encontramos con el nombre de Ingrid García-Jonsson abanderando la producción junto a Verónica Echegui. Ambas actrices están francamente bien y lucen espontáneas, divertidas y cómplices. Ingrid interpreta a María, la novia que huye de Roma para cumplir su sueño de ser artista. Atención a la que monta en el especial de Nochevieja o cuando saca a relucir de manera totalmente natural su ignorancia sobre según qué palabras (imposible no reírse). Por su parte, Verónica encarna a Amparo, una chica del Sur que recoge a María en su casa convirtiéndose en su mejor amiga. Ojo al salero que le pone Verónica al personaje y a cómo recrea el acento andaluz.

En el bando masculino hay que destacar a los “novios” interpretados por Fernando Guallar (Pablo), Fran Morcillo (Lucas) y Giuseppe Maggio (Massimiliano). De los tres el que tiene más metraje y lucimiento es Fernando Guallar recreando a un joven elegante, educado y dispuesto siempre a complacer a su padre. De los otros dos decir que Lucas es un joven vasco algo tímido que oculta un secreto y Massimiliano es un comprensivo galán italiano que sólo quiere lo mejor para María.

También hay que hacer mención a Pedro Casablanc y Fernando Tejero que dan vida a dos personajes que parecen sacados de ‘Mortadelo y Filemón’. El primero interpreta a Celedonio, un esperpéntico censor siempre con su “libro de estilo” en la mano… y el segundo es Chimo, el director de espectáculos de ‘Las noches de Rosa’ y un tipo con las manos muy largas. Finalmente destaca la presencia que Natalia Millán aporta a Rosa, la diva del programa que, sin embargo, resultará más comprensiva de lo que cabría esperar. ¡Y no se pierdan la intervención de un irreconocible Carlos Hipólito en el ya citado especial de Nochevieja!

“Pero ¿bailas o no bailas” (Chimo)

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Explota explota, un colorido show audiovisual cuya única pretensión es hacerte pasar un ameno y divertido rato. La película se consume tan fácilmente que invita a varios visionados. Además, y lo que es más importante, te deja con una sonrisa en la cara. Si te gustan las canciones de Raffaella Carrà, o las has escuchado/bailado alguna vez, entonces, no deberías dejar pasar este “remember”.

Tráiler de Explota explota