El secreto de la pirámide
Comparte con tus amigos










Enviar

Kathleen Kennedy, Frank Marshall y Steven Spielberg, los magos del entretenimiento familiar y cinematográfico de los años 80, producen esta maravillosa, mágica y entretenida película que en 1985 dirigió Barry Levinson sobre la juventud de Sherlock Holmes y John Watson. Para los espectadores de mi generación, y pese a su escaso éxito, esta película se convirtió en un título de referencia.

“No hay magia Watson, es pura y simple deducción”.-Sherlock Holmes.

Sherlock Holmes

Crítica de El secreto de la pirámide.
Sin lugar a dudas ‘El secreto de la pirámide’ es una maravillosa película de aventuras juveniles con la que puede disfrutar toda la familia. Cuando yo era pequeño y vi este film realmente quedé entusiasmado con el. En el año 2010 la recuperé en DVD al verla muy barata, no obstante, tuve muchas dudas de si debía o no comprarla, pues no quería estropear el buen recuerdo que de ella tenía con un segundo o tercer visionado que pudiera resultar más crítico. Sin embargo, me arriesgué y el acierto fue total.

Incluso vista hoy en día con mis 35 años bien cumplidos, esta película resulta muy entretenida, muy bonita de ver, por momentos divertida y dramática, y con una recreación espectacular del Londres victoriano… y con unos efectos especiales que ya en su tiempo fueron innovadores y que hoy siguen siendo de primer nivel de una gran superproducción. Por lo tanto, recomiendo a todos aquellos que de pequeños disfrutaron tanto como yo con este film que lo vuelvan a ver ahora para volver a disfrutarlo… y a todos aquellos que no lo han visto todavía pues que se pongan a ello, pasarán unos 104 minutos francamente mágicos y entretenidos.

demonio

Hay que precisar (como bien deja claro el propio film tanto al principio como al final del mismo) que estamos ante un cuento original de Sherlock Holmes, es decir, esta película no se basa en ningún escrito de Arthur Conan Doyle, sino que tomando prestados de este gran autor sus personajes de Sherlock Holmes y John Watson, lo que hace es provocar entre ellos un encuentro cuando eran adolescentes para vivir una gran aventura. Por lo tanto, lo visto y contado en este film no forma parte de la obra de Conan Doyle.

El trío protagonista formado por Nicholas Rowe, Alan Cox y Sophie Ward está francamente bien en sus respectivos papeles de un avispado Sherlock Holmes, un buenazo John Watson y una jovial, independiente y enamorada Elizabeth. Una lástima que este trío protagonista prácticamente no tuvieran más resonancia en otras películas, puede que el inmerecido fracaso comercial de esta cinta lastrara sus carreras.

El resto de actores que intervienen en el film también están muy bien… empezando en los más jóvenes alumnos de Brompton entre los que sobresale el envidioso de Dudley francamente bien interpretado por Earl Rhodes, pasando por un muy inspirado Anthony Higgins en su papel de Rathe y terminando en los más veteranos como Nigel Stock en su simpático y genial papel de Waxflatter.

Se remata esta gran película de aventuras e intriga con una extraordinaria puesta en escena y la buenísima BSO compuesta por Bruce Broughton. Esta BSO hace que ver y escuchar este film sea algo fabuloso.

El secreto de la pirámide

En conclusión.
Muy clara es la conclusión de esta crítica de El secreto de la pirámide. Estamos ante una muy buena y original película de aventuras juveniles que para los niños/jóvenes de mi generación se convirtió en poco menos que un mito. Recomendada.

Curiosidades.

  • Los fabulosos efectos especiales de este film que llevan la técnica del “stop-motion” hasta más allá de sus límites son obra de ILM. En su momento resultaron muy innovadores y alucinantes. De hecho, tal y como me recuerda mi compañero Doc, el caballero de la vidriera que ataca al cura del film es considerado como el primer CGI integrado en una imagen real en la historia del cine. Su creador no fue otro que John Lasseter que tiempo después fundaría los estudios Pixar. Estos efectos fueron nominados al Oscar a los mejores FX visuales del año 1985.
  • ‘El secreto de la pirámide’ no funcionó como se esperaba y la taquilla norteamericana no respondió. Así las cosas, este fabuloso y entretenido film, sólo fue capaz de recaudar 19.739.575 $ quedándose por debajo de otras buenas películas juveniles de ese mismo año como: ‘Teen Wolf, de pelo en pecho’ o ‘Los Goonies’.
  • La película no termina hasta que pasan totalmente los títulos de crédito. Terminados estos nos aguarda una increíble sorpresa en guiño a la obra de Arthur Conan Doyle.

“Jamás sustituyan la disciplina por la emoción”.-Rathe.

Caballero de la vidriera