Superdetective en Hollywood III
Comparte con tus amigos










Enviar

Toda una década tuvimos que esperar para que todos los astros se alinearan y poder ver de nuevo a Axel Foley en acción. El gran John Landis dirigió en 1994 la sensacional continuación del clásico de 1984, ‘Beverly Hills Cop’, conocida en España como ‘Superdetective en Hollywood’. Esta vez Foley debe de abandonar de nuevo Detroit camino hasta Wonder World en busca de un escurridizo asesino de policías. Vuelven las risas, vuelve la acción y vuelve Eddie Murphy en… ‘Superdetective en Hollywood III’.

“¿¡Foley estás haciendo una pausa o qué!? Ve a coger a ese hijo de puta” (Jefe Todd)

Crítica de Superdetective en Hollywood III

Existe un “género” no escrito que engloba lo que se podría llamar “películas de infancia”, esas contadas cintas que vimos cuando éramos aún adolescentes o pre-adolescentes, y se nos quedaron grabadas en la retina. De todas ellas, siempre hay un par que están como las favoritas, pues bien, ‘Superdetective en Hollywood III’ es, para mí, una de esas.

Recuerdo ver este film decenas de veces cuando tenía 12-13 años y luego en adelante, ya que acabé grabándola de la televisión, y cada poco me la ponía y seguía riéndome y disfrutando como en el primer visionado. Con motivo de la realización de esta reseña, volví a ver el film en DVD y descubrí que seguía haciéndome reír como yo recordaba, y que además tenía una cantidad de cameos de realizadores de cine tremendo, algo muy típico en su director, John Landis. Entre directores y actores podremos ver en este film los siguientes cameos: George Lucas en una atracción. Martha Coodlige como una operadora. Peter Medak en un coloquio de bar. John Singlenton como un bombero. Barbet Schorder aparcando un deportivo a la vista de Foley. Joey Travolta (hermano de John) como uno de los agentes de policía a las órdenes de Foley en la redada al Taller. El mitiquísimo especialista de acción Al Leong como un mecánico de chapa y pintura…

Además de los cameos, también descubrí cosas que no recordaba o no sabía, como que el guión fue escrito por Steven E. de Souza, todo un imprescindible de los años 80 y 90 en todo lo que era el cine de acción más exagerado o la comedia mezclada con el actioner. De Souza quedará por siempre marcado como uno de los grandes creadores de las “one-liners”.

Examinando los extras del DVD, en su edición patria, pude comprobar cómo desde 1991 tanto Eddie Murphy como la Paramount andaban buscando un guión de calidad para seguir con la saga, incluso encargaron un libreto a Robert Towne (‘Chinatown’) quien barajó fuertemente la posibilidad de llevar la acción del film a Londres y parodiar el Reino Unido con la llegada del terremoto Axel Foley. Pero Murphy buscaba un libreto que siguiera estando ambientado en Los Angeles. Finalmente, a Steven E. de Souza se le ocurrió la tremebunda idea de situar la acción en un parque de atracciones idílico pero sólo en apariencia, un aporte que entusiasmo a Landis, que se encargó él mismo de diseñar las mascotas del parque y de poner nombre a las atracciones. Sobra decir que el mundo inventado de Wonder World está claramente inspirado en Disney World. Y que dicho parque era en realidad el de la Paramount tuneado para la ocasión.

De las pocas pegas que se le pueden poner al film puedo citar la no-vuelta de John Ashton como Taggart (por incompatibilidad de agenda con otro film con el que ya se había comprometido). Por otro lado, tenemos un montón de aciertos: el humor de John Landis (atención a cuando los “rudos” mecánicos del taller clandestino se ponen a cantar y bailar antes de la tremebunda escaramuza de apertura, ojo también a cómo usa la cancioncilla de Wonder World como chiste recurrente, el spot del Aniquilador 2000…), el regreso de Eddie Murphy en auténtica posición ganadora y disfrutando plenamente de su papel (con su risa y poses marca de la casa, y antes de venderse al humor fácil de eructos y pedos de la saga ‘El profesor chiflado’). Sin duda, tanto ‘Superdetective en Hollywood III’ como ‘El negociador’ (Thomas Carter, 1998) fueron la despedida de Murphy del género donde más alegrías dejó: la comedia de acción. ¡Y cómo no! el libreto de Steven E. de Souza, todo un catálogo de la buena comedia de acción.

El casting también estuvo plagado de aciertos, tanto en veteranos de sobrada eficacia como en caras nuevas, los cuales paso a nombrar a continuación: Hector Eliozondo que pasa por ser uno de los mejores actores de reparto del cine en color se incorporó como John Flynn, un veterano detective de la división dirigida por Rosewood que vendría a ocupar la plaza dejada por Taggart. El siempre notable John Saxon tiene a su cargo otro papel de relevancia, el del jefazo de Wonder World. Timothy Carhart, en el papel más recordado de su carrera, es Ellis DeWald (ojo a las pintas de villano de James Bond que se gasta, un maloso de rostro perfectamente elegido, sin duda). Stephen McHattie que podría pasar perfectamente como hermano de Lance Henriksen es un agente del FBI que siempre aparece cuando Foley se acerca a DeWald. Theresa Randle (esposa de Martin Lawrence en ‘Bad Boys’) debutó con el papel de una honrada trabajadora de Wonder World que no dudará en ayudar a Foley.

Entre los que regresaron tenemos al eternamente cabreado Gilbert R. Hill cerrando su participación en la saga con su papel del Jefe Todd, siendo el desencadenante de la acción, y con sus míticas broncas a Axel, siempre con razón. Y de uno que siempre estuvo a otro que volvió para un cameo genial, Bronson Pinchot como Serge, el otrora empleado de la galería de arte que ahora se gana la vida en una peculiar Boutique… ¡de armamento! a donde acuden a comprar Zsa Zsa Gabor, Jackie Stallone y hasta el propio Sylvester Stallone. Y claro, por supuesto, en un papel de co-protagonista tenemos al imprescindible Judge Reinhold, aquí mucho más cercano al personaje de la primera entrega, que al flipado de las armas de la segunda parte.

En resumidas cuentas.
Finalizo esta crítica de Superdetective en Hollywood III, acción y comedia se dan la mano en una combinación ganadora. Se nota la implicación total de un gran director como John Landis, un guión genial y un actor perfecto para el género como Murphy. Sus villanos no tienen nada que envidiar a los del original.

Tráiler de Superdetective en Hollywood III