Katyn
Comparte con tus amigos










Enviar

Una verdad incómoda, prohibida y mortal. Esto es lo que el director polaco Andrzej Wajda (1926-2016) nos cuenta en ‘Katyn’. El film saca a la luz la masacre llevada a cabo por los soviéticos en los bosques de Katyn. Una masacre firmada y autorizada por Stalin, un nombre que sólo pronunciarlo provoca terror…

Los tanques, los cañones… se pueden volver a fabricar o reparar, los oficiales no”.

Crítica de Katyn

Con esta película Andrzej Wajda rinde un sentido homenaje a los oficiales polacos asesinados por el comunismo. Hablamos de más de 20.000 hombres que fueron cruelmente ejecutados con un tiro en la nuca. Todo por orden del sanguinario Stalin. Esto ocurrió durante la ocupación soviética de Polonia. Así pues, queda aquí al descubierto una masacre más del régimen stalinista. Una salvajada tratada de ocultar con mentiras, represión y su política del miedo. Una extensa red de ocultación en la que tan cómodos se sentían los que movían los hilos en la extinta URSS. Atención al recordatorio y sentido minuto final del film.

En ‘Katyn’ no sólo se denuncian estos atroces asesinatos, sino que también se analizan las repercusiones de los mismos. Repercusiones en los familiares y amigos. De esta forma, veremos cómo unos callarán, otros se revelarán y otros colaborarán con el nuevo régimen. Finalmente, otros sencillamente no podrán soportar el tener que vivir en una mentira incapaces de obtener justicia. Wajda lo explicaba así: “Lo que quiero es contar una historia sobre el sufrimiento y el drama de muchas familias. Sobre la mentira de Katyn que yace sobre la tumba de Stalin. Una mentira que obligó a guardar silencio durante medio siglo a los aliados de la URSS en la guerra contra Hitler. Es una película sobre los sufrimientos individuales. Evoca imágenes de alto contenido emocional, más que cualquier hecho histórico, por muy crudo que sea”.

‘Katyn’ resulta interesante por lo que nos muestra y cuenta. No obstante, el desarrollo de la misma puede llegar a resentirse por el hecho de ir centrándonos en los diferentes familiares de los oficiales. A los soldados, y su trágico destino, sólo los veremos en determinados y dramáticos momentos del metraje. Por lo tanto, la narración y el peso de la película básicamente descansa en seguir la vida de los familiares supervivientes. Algunos de ellos presentados de forma excesivamente rápida. Este es el caso, por ejemplo, de Agnieszka (Magdalena Cielecka)  y su hermano detenido.

La película está basada en la novela Post Mortem’ de Andrzej Mularczyk. El propio autor escribió el guión junto con Wajda. Resaltar también que ‘Katyn’ fue nominada al Oscar 2008 como “Mejor Película Extranjera” representando a Polonia. Finalmente, en la gala el premio se lo llevó la cinta austriaca ‘Los falsificadores’, un drama sobre el holocausto.

El Reich durará mil años pero el comunismo es eterno”.-Jerzy.

En conclusión.
Finalizo esta breve crítica de Katyn, una interesante película por su temática. Sin embargo, el poco metraje dedicado a narrar lo ocurrido en el campo de prisioneros creo que le termina pesando algo. Para terminar, unas justas palabras de Andrzej Wajda: “Katyn es una película especial en mi larga carrera como director. Nunca pensé que viviría para ver la caída de la URSS, o que la libertad de Polonia me daría la oportunidad de retratar en la pantalla este crimen y esta mentira. Mientras que el crimen de Stalin privó de la vida a mi padre, mi madre fue tocada por las mentiras y la espera en vano de su regreso. Tal vez, gracias a esta película, cuando a algún joven se le pregunte sobre Katyn, sea capaz de decir algo más que “ese es el nombre de una pequeña ciudad no muy lejos de Smolensk”.

Tráiler de Katyn