Crónicas de Sitges 2014, día 2
Comparte con tus amigos










Enviar

Crónicas de Sitges 2014, día 2.

Las dos joyitas de la segunda jornada.
9 de la mañana, café en los jardines del Melià y a hacer cola para entrar al Auditori. Primer pase de la esperadaMusarañas’, producción que viene respaldada por Álex de la Iglesia y que supone el primer largometraje como directores del tándem formado por Juanfer Andrés y Esteban Roel. Una maravillosa Macarena Gómez interpreta a Montse, una mujer que padece agorafobia y que rige su vida bajo una estricta visión católica del mundo, la cual intenta inculcar a su joven hermana (interpretada por una Nadia de Santiago en estado de gracia). El mundo de la dos se verá sacudido con la aparición de un intruso en sus vidas, Carlos (Hugo Silva), quien pondrá patas arriba la existencia tranquila en ese piso en el que reinará la tensión, haciendo que la locura sacuda cada recoveco del hogar.
Gómez está soberbia y hace suya una película sorprendente, con reminiscencias a los personajes de Annie Wilkes y Baby Jane en una atmósfera que va espesándose hasta llegar a un clímax quizá no tan loco como algunos esperábamos, pero altamente gratificante.

Seguidamente asistimos a la rueda de prensa del equipo de la película en la que, una vez más, Macarena se convierte en protagonista absoluta, diciendo en un arrebato de humildad muy fácil de entender, que la película no es tan sólo suya y que hay que deberle el mérito al excelente trabajo de guion y equipo en general. Nosotros seguimos pensando que sin ella, el film hubiera sido totalmente otro. Ya tenemos firme candidata para el “Premio a Mejor Actriz”.

sitges2014-musaranas

Acto seguido hacemos un pequeño descanso y entramos al único pase de ‘Pos Eso’, film en stop motion dirigido por Sam y que se convierte en algo parecido a una catarsis del esperpento cañí, en una historia que mezcla todos los elementos clásicos del folclore español con una larga lista de homenajes al cine de terror. Destacando un humor negrísimo, deja de hacer gracia pasados 10 minutos, a partir de entonces el chiste se estira y se estira hasta convertirse en algo tedioso y sin sentido. Por suerte dura poco (79’).

Nos quedamos sin entrada para disfrutar de la que, según muchos, ha sido muy descacharrante y divertida: ‘Zombeavers’, la de los castores zombis. Habrá que esperar para verla. Así pues, tras un intento de siesta reparadora para coger fuerzas, hacemos cola para el plato fuerte del día: ‘The Babadook’ (Jennifer Kent, 2014) es una maravilla. Cinta de terror con reminiscencias a los clásicos que supone una revisión del mito del Hombre del Saco y en la que las relaciones madre-hijo juegan en un primer plano. Secuencias que ponen la carne de gallina y unas interpretaciones absolutamente maravillosas hicieron que el público ovacionara el film, una de las grandes apuestas de esta edición y que ya viene respaldada por varios premios a sus espaldas en renombrados festivales de cine de género.

Hacemos doblete en la misma sala y entramos al Retiro de nuevo para ¿disfrutar? de ‘Cub’ (Jonas Govaerts, 2014), slasher holandés sobre unos boy scouts y un asesino en mitad de un bosque cuyo tráiler prometía mucho y cuyo resultado final se queda en nada. Los aficionados al subgénero de psychokillers esperábamos disfrutar de un asesino con carisma y una trama rápida y llevadera, encontrándonos con algo muy light, un guion flojísimo y una figura antagonista que nos deja más bien fríos.

sitges2014-cub

Así se nos fue esta jornada, con dos grandes películas y otras dos que no, pero aún queda disfrutar de muchas más jornadas…