Renacimiento: Liga de la Justicia de América: Número 6
Comparte con tus amigos










Enviar

La JLA descubre que existe un motivo y conexión con los villanos a los que se han enfrentado. El guionista Steve Orlando nos ofrece una entretenida historia. Del dibujo se encargan Andy MacDonald y Neil Edwards.

Comentario de Renacimiento: Liga de la Justicia de América: Número 6

Finalmente, tras una racha de dos números seguidos con un contenido que dejaba bastante que desear, tenemos aquí una grapa que merece algo la pena. Una calidad similar a lo que “esperábamos” de este cómic.

Steve Orlando retoma la semilla que había plantado desde el número 2 con la llegada de Lord Caos y los Extremistas. Según palabras del propio villano, este había adquirido sus poderes mediante una entidad llamada “El poder que habita más allá del espejo”. Como él, otros muchos han tenido contacto con ella. Y, precisamente, estos últimos terminan deseando cosas y estas se les conceden a cambio de escribir su historia. Debido a estos deseos, un ser proveniente de El Reino del Orden llamado Rey Carnicero es enviado para que acabe con los deseos concedidos. La razón que da es que resulta peligroso puesto que cualquier cambio en la realidad puede afectar el mundo.

Con todo lo anterior, y que la historia es bastante mejor de lo que habíamos tenido, aún tengo que reconocer que una cosa no cuadra. Sí, Rey Carnicero está acabando con los deseos otorgados… ¡pero esto no supone un daño físico a las personas! Por ello, no entiendo por qué la JLA ha de impedir que cumpla con su cometido. El único que tiene motivos es Rayo… y hay que cogerlos por los pelos.

Fuera del hecho de que hay que dejarse llevar para disfrutar del argumento el resto merece la pena. La premisa es interesante y la interacción y desarrollo de los miembros de la JLA continúa. Por su parte, el dibujo es bueno y la acción satisfactoria.

Conclusión.
Termino este comentario de Renacimiento: Liga de la Justicia de América: Número 6. Ya iba siendo hora de que este comic cumpliera más o menos con un contenido meritorio. No es que “La Maldición del Rey Carnicero” sea nada del otro mundo… pero al menos mejora lo visto previamente. Además enlaza con argumentos pasados y promete para el futuro.