Trolls 2: Gira mundial
Comparte con tus amigos










Enviar

¡Poppy y Branch han regresado con nuevas aventuras, nuevas canciones y nuevos amigos y enemigos! Si pensabas que ya habías visto a todos los trolls habidos y por haber, entonces, ¡estabas equivocado! El mundo de nuestros pequeños amigos se expande como nunca en ‘Trolls 2: Gira mundial’.

“¿Quieres oír música de verdad?” (Barb)

Crítica de Trolls 2: Gira mundial

En 2016 DreamWorks estrenó, a través de la 20th Century Fox, Trolls’, una película muy recomendable basada en las creaciones de Thomas Dam (1915-1989). El film tuvo una notable respuesta comercial y, lógicamente, aquí tenemos su secuela: ‘Trolls 2: Gira mundial’, que ahora viene apadrinada por Universal Pictures. ‘Trolls 2’ pierde el efecto sorpresa y los golpes emocionales del primer film intentando compensarlo con más humor y personajes.

Para empezar, casi puedo decir que no hace falta haber visto ‘Trolls’ para disfrutar con ‘Trolls 2: Gira mundial’. Esto es así porque, quitando a los protagonistas, apenas hay referencias al primer film. Inclusive, al principio Nube hace un breve resumen de lo allí sucedido. Así pues, los bergens se obvian completamente al igual que el árbol de la felicidad. Ahora el mundo de los trolls se expande totalmente con un nuevo mapeado y nuevas razas.

En el guión e historia repiten Jonathan Aibel y Glenn Berger que esta vez centran su discurso en la inclusión. El mensaje que ‘Trolls 2’ transmite es clarísimo y defiende claramente el aceptar la diferencia y la diversidad como gran pilar cultural y social en favor de la convivencia. Para plasmar este gran mensaje desarrollan una trama que en el film se basa en “la historia de las seis cuerdas”. Seis cuerdas que representan otros tantos estilos de música (clásica, pop, rock, country, tecno y funk) y vida de las diferentes razas de trolls. Razas a las que quiere someter Barb, la reina del rock, para imponer una sola “nación” bajo una sola “bandera”.

Al margen del buen mensaje principal también tenemos otros tres interesantes y clásicos aportes como son: el amor, el saber escuchar y la búsqueda de tu origen. Los dos primeros se manifiestan en Poppy y Branch. Y el tercero se plasma en Cooper. En consecuencia, y por un lado, Branch está enamorado de Poppy pero no tiene valor para decírselo. Además resulta que Poppy, como reina, tiene siempre muy buenas intenciones pero no sabe escuchar a los demás, especialmente a Branch. Y, por otro lado, Cooper se siente diferente al resto de trolls poperos y parte en busca de su propio origen.

Naturalmente la principal baza de ‘Trolls 2’ sigue siendo su banda sonora. Una soundtrack que ahora no sólo se nutre de temas pop sino que también abre su gramola a los diferentes estilos anteriormente citados. En este sentido, a lo largo del metraje podremos escuchar temas como “One more time” (Anthony Ramos), “Born to Die” (Kelly Clarkson) o “Barracuda” (Rachel Bloom). Por supuesto, Anna Kendrick y Justin Timberlake también volverán a interpretar sus propias canciones mezclando varios estilos como el “Just Sing”, o divertidas y paródicas versiones de grandes clásicos pop de ilustres artistas del nivel de Cyndi Lauper, las Spice Girls o PSY. Ahí quedan como prueba el “Trolls Wanna Have Good Times” o el “Many Hits Mashup”.

Respecto a la dirección decir que causa baja Mike Mitchell pero repite Walt Dohrn al que ahora se une su colega David P. Smith como co-director. Ambos mantienen las señas de identidad del film anterior multiplicando los recursos. Unas señas basadas en una explosión de colorido que inunda la pantalla desde el primer fotograma. Por descontado que mantienen el diseño de todos los protagonistas y se vuelcan en la creación de las nuevas razas que van desde trolls subacuáticos hasta trolls countries estilo centauros. Cada reino troll está claramente definido por una determinada paleta de colores. Por ejemplo: el rock es negro y rojo, el tecno azul,…

“Los trolls somos trolls”. Infinity Trolls.

Entrando ahora a comentar los personajes decir que Anna Kendrick y Justin Timberlake sigue luciendo al máximo doblando a Poppy y Branch. Bien puedo decir que tanto Kendrick como Timberlake son buena parte del alma de esta franquicia. A ellos se les suma aquí Rachel Bloom como Barb, la reina del rock y principal antagonista. Hay que decir bien alto que el trabajo realizado tanto por el departamento de animación como por la actriz es sensacional. Y lo es porque Barb es un personaje genialmente recreado (cresta punk, medias de rejilla rotas, muñequeras con pinchos,…) e interpretado (la voz de Bloom la individualiza al máximo sonando carismática y poderosa). En consecuencia, Barb es un personaje que te entra por los ojos y los oídos. Ella es, sin duda, el máximo acierto de esta segunda parte.

Por otro lado, de los viejos amigos se rescata con más minutos a Grandullón (voz de James Corden) y a su mascota, el señor Dinkles. Ambos se unirán al viaje que emprenderán Poppy y Branch en busca de la paz. También tendrán más minutos Cooper (Ron Funches) y Guy Diamond (Kunal Nayyar). El primero saldrá en busca de su origen en lo que viene a ser una breve pero importante trama paralela a la principal y el segundo “dará a luz” a un simpático y extrovertido “hijo” llamado Tiny. Este pequeñajo purpurina viene con la inconfundible voz de Kenan Thompson.

Al margen de la ya citada Rachel Bloom como Barb, los fichajes más destacados son los de Sam Rockwell, Kelly Clarkson y Jamie Dornan. Sam y Kelly prestan su voz a dos trolls del reino country: Hickory y Delta Dawn. El primero es un renegado que ayudará a Poppy y Branch, y la segunda es la gran jefa de su ciudad. Respecto a Jamie Dornan decir que dobla a Chaz, un troll amante del jazz. Finalmente apariciones para Ozzy Osbourne (el viejo rey rockero y padre de Barb) y para Anthony Ramos (rey Trollex del mundo tecno).

“La música debería unirnos y no dividirnos” (Poppy)

En conclusión.
Acabo ya esta crítica de Trolls 2: Gira mundial, una segunda parte concebida como un aventurero viaje con la tolerancia por bandera. El viejo “árbol de la felicidad” deja ahora paso a todo un universo por descubrir. Nuevos personajes, nuevos escenarios y buenos mensajes nos esperan en esta segunda parte. Una secuela que no supera a la original pero que levanta su propia voz y queda en bastante buen lugar.

PD: Pasados los primeros créditos hay una pequeña escena sorpresa.

Tráiler de Trolls 2: Gira mundial