Fences
Comparte con tus amigos










Enviar

Directamente del teatro al cine y con 4 nominaciones a los Oscars 2017… Denzel Washington, Viola Davis y August Wilson unen sus respectivos talentos para contarnos la historia de la familia Maxson. Una familia afroamericana de los años 50 que va bateando sus propios problemas y levantando su propias “vallas” en… ‘Fences’.

“Nada me sabe a nada” (Troy Maxson)

fences-jovan-adepo

Crítica de Fences

Conviene empezar recordando que esta es la tercera película dirigida por Denzel Washington, tras estrenar ‘Antwone Fisher’ en 2002 y ‘The Great Debaters’ en 2007. Y, en este caso, se cumple el dicho que reza: “a la tercera va la vencida”. Comento esto porque Denzel logró situar a ‘Fences’ en las nominaciones a “Mejor Película” en los Oscars 2017. Amén de las nominaciones individuales, tanto para él como para Viola Davis. No olvidemos que ambos ya ganaron el Premio Tony cuando interpretaron estos mismos papeles en Broadway.

En relación a lo anterior, aclarar también que este film supone la adaptación cinematográfica de la obra de teatro escrita por August Wilson en 1983, ganadora del Premio Tony a la “Mejor Obra de Teatro” y galardonada también con el Premio Pulitzer al “Mejor Drama”. El propio Wilson se encargó del libreto del film, recibiendo por sus letras la nominación al Oscar 2017 en la categoría de “Mejor Guión Adaptado”.

fences-teatro

Y lo que Washington y Wilson nos entregan en este film es un muy sentido y emocional drama familiar sobre las relaciones maritales y paternofiliales de la familia Maxson. Una familia afroamericana de los años 50 que malvive en el extrarradio de Pittsburgh. Toda la familia se mantiene gracias al exiguo sueldo que el patriarca cobra por su trabajo de basurero. Tanto las relaciones matrimoniales como las paternofiliales están muy notablemente retratadas. Además serán motivo de más de un conflicto, sobre todo las segundas, debido al carácter del padre. Hablamos aquí de Troy Maxson, un tipo bastante más complejo de lo que aparentemente demuestra y al que iremos conociendo a lo largo del metraje. Precisamente es el conocimiento del personaje el motivo del estallido de los conflictos internos y externos en la familia.

Otros temas que podemos encontrar en el guión de Wilson, si bien no reflejados con la misma intensidad que los anteriores, son: el racismo, la enfermedad mental y la responsabilidad. El primero de ellos es tratado de manera sutil y en algunas referencias. Por ejemplo las que realiza Troy Maxson refiriéndose a cómo le impidieron triunfar en el mundo del béisbol por el hecho de ser negro. La enfermedad mental queda representada en la figura de Gabe, el hermano de Troy que quedó mentalmente perjudicado tras la guerra y ahora es un hombre ido de la realidad y totalmente dependiente. Al respecto de la responsabilidad, decir que queda recogida en la figura de Troy. Fundamentalmente en su rol de padre y esposo considerándose responsable de la familia que ha creado. Ahora bien, tal y como iremos viendo, es una responsabilidad malentendida o mal ejecutada.

Hay que dejar muy claro que ‘Fences’ no reniega de dónde viene; la comentada obra de teatro. En consecuencia, tiene un muy marcado aspecto teatral con gran cantidad de diálogos desde que empieza hasta que acaba. También presenta escenarios escasos y casi limitados (y sin el «casi») a la humilde casa de los Maxson y a su patio exterior. Allí será donde pasen la mayor parte del tiempo y donde tendrán lugar importantes sucesos. Así pues, ‘Fences’ es una película construida sobre la base de sus intérpretes y realizada por/para actores y para un público que sepa disfrutar viendo en pantalla unas actuaciones colosales.

fences-patio

“Un hombre tiene que cuidar de su familia”… La familia Maxson.

Denzel Washington deja de lado sus papeles de acción para ofrecernos una gran y dramática interpretación. Es cierto que comienza un poco pasado de vueltas soltando diálogos casi como una ametralladora… pero según va avanzando el film va cogiéndole “el tranquillo” y regalándonos grandes momentos en su papel de Troy Maxon. Aquí tenemos a un hombre atrapado en el pasado, en un trabajo basura y en una mentalidad cerrada. Un tipo al que el éxito le fue negado y que, apoyándose en su supuesta realidad, pretende arrastrar a sus descendientes a su mismo destino… Sin duda, un personaje ciertamente complejo y con cierta obsesión por el dinero. Un padre de familia que impone normas, pero a la vez no las respeta cuando no puede o no quiere. En definitiva, un marido que cree que da mucho, pero que no ve lo muchísimo que recibe…

Viola Davis es Rose Maxson. Claramente hay que levantarse del asiento y sacar los pañuelos blancos para rendirle homenaje y tributo por su sentidísima interpretación. Viola saca lo mejor de sí misma y actúa a corazón abierto para convertirse de manera literal en Rose Maxson. En pantalla tenemos a una mujer que trata de hacer ver a su marido que los tiempos y las personas han cambiado. Una entregada esposa que lo ha dado todo por cumplir uno de sus sueños: tener una familia y una casa.

fences-matrimonio

Al respecto de los secundarios decir que todos ellos brillan a un nivel excelente. El primero en sobresalir es Mykelti Williamson con una interpretación repleta de ternura e ingenuidad dando vida a Gabe, el hermano de Troy. En su caso hablamos de un veterano que regresó de la guerra con una placa de metal en la cabeza que lo llevó a vivir en un dulce mundo de fantasía. Un lugar donde charla con San Pedro y vende ciruelas…

Los hijos del matrimonio son interpretados de manera muy destacada y diferente por Russell Hornsby y Jovan Adepo. El primero da vida a Lyons, un hombre hecho y derecho de 34 años que pretende ganarse la vida como músico aunque sin suerte. El segundo es Cory, un chico que destaca mucho en el rugby y al que se le ofrece una beca universitaria. Inolvidable resulta la pregunta a su padre: «Papá ¿Cómo es que no te caigo bien?»... Los conflictos entre padre e hijos serán casi continuos (especialmente con Cory) por los intentos de Troy de controlar sus vidas impidiendo que comentan sus mismos errores… o de que puedan superarlo a él mismo.

Finalmente, referirme a un gran Stephen McKinley Henderson muy metido en su rol de Jim Bono, el mejor amigo y compañero de trabajo de Troy. Bono es uno de esos amigos que es muy difícil de encontrar en la vida. Un tipo que aguanta con una sonrisa en la cara todas las historias de Troy (“Tienes más historias que pecados el Diablo” le llega a decir) y que intenta hacerle ver los errores que puede llegar a cometer con determinadas conductas… Como último apunte del casting, comentar que en esta cinta hizo su debut en cines la pequeña Saniyya Sidney, a la que también se pudo ver, casi en las mismas fechas, en ‘Figuras ocultas’ (Theodore Melfi, 2016).

“Yo soy el jefe en esta casa y se hace lo que yo digo” (Troy Maxon)

fences-familia

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Fences, un gran film en el que destacan, por encima de todo, las magníficas actuaciones del reparto al completo. Unas interpretaciones que marcan y consiguen implicar emocionalmente al público con lo que está viendo en pantalla. Sus nominaciones para Denzel Washington y Viola Davis fueron bien merecidas (en el caso de Viola debió ser para “Actriz principal”, aunque al menos le concedieron el Oscar en su categoría) pero es claro que faltaron más…

Tráiler de Fences

Escucha nuestro último episodio del podcast