El Inmortal Hulk: Número 9
Comparte con tus amigos










Enviar

Al Ewing sigue recuperando para la colección a protagonistas clásicos de la misma. Si el número anterior estuvo dedicado a Betty Banner estas grapas son para Leonard Samson. Por supuesto, Joe Bennett sigue a los lápices. Empezamos a pasar las páginas de ‘Lo sagrado o lo roto’.

“¿Por qué nos sigue pasando esto, Hulk? ¿Por qué seguimos todos aquí?” (Samson)

Comentario de El Inmortal Hulk: Número 9

Con el aparente cierre de la saga de “La puerta verde”, en el número anterior, parece iniciarse ahora una etapa de consecuencias. La primera de ellas nos trae el retorno al mundo de los vivos de Doc Samson. Recordemos que a Samson ya lo habíamos visto antes en algún cameo expendable en esta misma colección. Pues bien, en este número Al Ewing lo trae ya completamente y para quedarse (al menos de momento).

El regreso de Samson a la vida se explica en base a “La puerta verde”. Lógicamente, los que ya somos viejos seguidores del Universo Marvel sabemos que la “muerte” de un personaje no significa nada. Lamentablemente, este concepto/status perdió su efecto hace eones en “La casa de las ideas”. Así las cosas, siempre habrá un guionista dispuesto a abrir un ataúd supuestamente cerrado. A nivel personal, y ya desde pequeño, comprendí la idea y no me siento molesto por ello. Es más, en este caso concreto me alegra ver de regreso a Samson, ya que es uno de mis personajes favoritos de la colección. Y lo es tanto por lo que aporta psicológicamente como por sus descomunales combates contra Hulk.

En relación a lo que acabo de comentar de Doc Samson, en estas grapas Ewing nos complace con las dos características que antes he apuntado: lo físico y lo psicológico. Físicamente volvemos a tener a un Samson musculado al máximo, con su traje clásico de toda la vida y enfrentándose a Hulk a puñetazos. Psicológicamente también lo tenemos de regreso intentando averiguar quién es este nuevo “Hulk” y por qué han vuelto todos “los gamma” a la vida. Estos dos últimos apartados son aprovechados por el guionista para establecer una cierta crítica político-social a la conducta humana y, por otro lado, para encaminar el siguiente número en la búsqueda de Rick Jones.

Para terminar este repaso decir que Joe Bennett sigue manteniendo su puesto y sigue fiel a su estilo. Con esto quiero decir que continúa combinando grandes y buenas viñetas con otras no tan trabajadas. Aquí aprovecha el pequeño enfrentamiento entre Hulk y Samson para deleitarnos con un par de buenas viñetas de acción y con la típica hipertrofia que acostumbra. En este caso multiplicada por dos al contar con Hulk y con el Samson más clásico. Por cierto, nuevo guiño a Marie Severin con el nombre del cementerio que ambos visitan.

Conclusión.
Termino este comentario de El Inmortal Hulk: Número 9, unas grapas que más que menos sirven para poner en orden todo lo relacionado con Doc Samson trayéndolo de vuelta a la que siempre ha sido su colección. Para mi este número puntúa muy positivamente porque desde pequeño me ha gustado el personaje.