La primera película de Marlon Brando
Comparte con tus amigos










Enviar

Anteriormente muchos grandes han visitado esta sección de “La primera película de“. Hoy viene a ser descubierto en su “introducing” particular el más grande intérprete de todos los tiempos. Un revolucionario, un astro y un gigante. Un tipo único, arrebatador, versátil, influyente y mucho más que un simple actor. Hoy descubriremos cuál fue…

La primera película de Marlon Brando

marlon-brando-life

En 1950 vio por primera vez la luz el film ‘Hombres’ (The Men) en (muy pocas) salas de cine de EEUU y pasando sin pena ni gloria. El joven de apenas veinticinco años que la protagonizaba se hacía llamar Marlon Brando. Anteriormente, Brando había protagonizado en Broadway con sonoro éxito la obra ‘Un tranvía llamado deseo’ (1947-1949). De esa obra se hizo despedir tras partirse la nariz en una de las habituales peleas de boxeo que organizaba con otros trabajadores del backstage. Aprovechando la ocasión, Marlon fingió una grave deformación facial y cuando la productora de la obra acudió a verle quedó horrorizada. Así pues, le dio la baja inmediata al ver que su futuro como actor protagonista había quedado atrás. En realidad, Brando utilizó un maquillaje artesanal y unas cuantas vendas, amén de una inspirada performance para engañarla.

Libre de “Un tranvía” se dedicó a viajar por Europa y se estableció en París durante cerca de tres meses. Allí aprendió el idioma y vivió como un bohemio más. Al volver se encontró con un oferta mareante para un actor novel: 40.000 $ encima de la mesa por protagonizar para la United Artist: ‘The Men’. Stanley Kramer era el productor con dirección de Fred Zinnemann y un libreto que lograría una nominación al Óscar obra de Carl Foreman.

La mayor atracción que Brando vio en ella fue que no le ataba a un contrato, sino que sólo tenía la obligación de protagonizar una película y luego podría renegociar su futuro. Brando, como actor del método que era, se sumergería a fondo en su personaje: un joven teniente herido en la espalda por una bala perdida al principio de su llegada al frente. Marlon solicitó ser admitido en el “Hospital de veteranos de Birmingham” y tener el mismo trato que los pacientes reales. En el Hospital estuvo durante tres semanas antes del rodaje. Más tarde, durante su estudio de la vida de los jóvenes soldados parapléjicos, observó como la compasión de la gente era lo peor que llevaban, pues era la confirmación de su irreversible estado. Algunos de los chicos se acabaron suicidando presos de un cuerpo que no respondía a los estímulos de su mente.

marlon-brando-the-men-hospital

Valorando el film diré que estamos ante un buen y duro drama sobre las heridas de la guerra, tanto físicas (bien visibles en la invalidez de sus protagonistas) como emocionales y psíquicas. No se esconden temas como la culpa, la ira, la falsedad o el amor. Algunas de las madres y mujeres de los protagonistas también aportan su grado de verdad, sufrimiento o el cómo afectan las heridas a los que los rodean. El rol de Brando es el de Ken Wiloceck, el protagonista de la función y bien respaldado por actores y actrices más conocido/as y veteranos. Ojo con la presencia como extras, y en papeles de reparto, de verdaderos soldados heridos en combate.

‘Hombres’ rebosa realidad. Cruda y dura realidad. No en vano fue la primera película que se filmó en un Hospital real de veteranos. Y a ellos, a todos los heridos en cualquier guerra está dedicada la cinta. Como reza su aviso inicial: “Desde tiempos inmemoriales todo aquel que luchaba en las guerras, luchaba dos veces: una con sus armas (espadas, hachas…) y otra al acabar el conflicto, contra sí mismo. Esta última era la mayor de las batallas”.

A pesar de sus buenas intenciones, y su canto anti-bélico (justo con el conflicto con Corea en su ebullición máxima), ‘Hombres’ fue recibida con mucha frialdad en su momento. Los que habían visto a Brando en “Un Tranvía” salían decepcionados por ver como el Stanley Kowalsky, brutal, atlético y feroz de aquella… se había convertido aquí en un joven lleno de dudas. Un hombre que pasa el 95% del metraje postrado en una cama. Ese es sin duda el mayor problema de ‘Hombres’. El situar en una cama, privado del movimiento de su cuerpo, a un actor tan físico como Brando, una bestia enjaulada.

marlon-brando-the-men-bed

No obstante, y pese a su inexperiencia en el cine, este fue un papel que le valió para conseguir más adelante, sin problema ninguno, la fuerza para que Elia Kazan lo reclutara en las dos películas que marcaron irremediablemente su carrera. Me refiero a ‘Un tranvía llamado deseo’ (1951) y a ‘La ley del silencio’ (1954).

Curiosamente, tras el éxito de “Un tranvía” en cines, ‘Hombres’ fue re-estrenada en salas con otro título. Todo como maniobra para aprovechar el momento. En los carteles el film se vendía como “La primera película de Marlon Brando” y como una epopeya bélica. Se obviaba así que el protagonista era un inválido. La estrategia no funcionó y volvió a pasar desapercibida. Para todos aquellos que no conozcan el film, decir que ‘Hombres’ se editó por última vez en España por mediación de Feel Films y Lamentol. La edición que sacaron fue en DVD y Blu-ray en el año 2015. Los formatos no tenían extras y era una edición ciertamente muy básica que antes había sido de Suevia Films.

El resto de la carrera de Brando ya es historia. Se consagró como rebelde en ‘Salvaje’ (1953), siendo el referente juvenil de la hornada de chicos y chicas en jeans y camiseta. Perdió el Oscar de 1952 a favor de Humphrey Bogart y su Charlie Allnut, el entrañable marinero achispado de ‘La reina de África’. Sin embargo, se deshizo apenas dos años después con ‘La ley del silencio’, esa estatuilla fue a recogerla, y no como la de ‘El Padrino’ (1972). Para esta última se vengó de la Academia por su caída en desgracia mandando como venganza a una joven actriz de ascendencia India. John Wayne, tiempo atrás amigo de Brando, juró en arameo por su desplante. Marlon Brando dejaría el mundo de los vivos el 1 de julio del año 2004. Y hasta aquí este obligado rescate a uno de los grandes mitos del cine americano y mundial.

hombres-dvd