Parker
Comparte con tus amigos










Enviar

Jason Statham visita Palm Beach acompañado de J-Lo dispuesto a jugar sucio para salir limpio. Pero aún jugando sucio, el personaje de Statham es un tipo recto y con principios. Un tipo al que podéis llamar… ‘Parker’.

“No robo a gente que no puede permitírselo y no le hago daño a quién no lo merece”.-Parker.

Statham y JLo

Crítica de Parker

Parker es un icónico anti-héroe creado por el novelista y guionista Donald E. Westlake. El personaje debutó en 1962 en el thriller criminal de gran éxito de ventas The Hunter’. La novela recogía la historia de un brutal ladrón profesional que sigue un código propio sumamente estricto. A lo largo de los siguientes 46 años, Westlake publicó dos docenas de thrillers sumamente populares sobre el personaje. Su obra le permitió acumular toda una legión de seguidores en todo el mundo.

Taylor Hackford produjo y dirigió este film que adapta ‘Flashfire’, el primer libro que publicó Westlake sobre su personaje tras un descanso de 23 años. Aunque otras películas anteriores, como ‘Payback’ (Brian Helgeland, 1999), han tomado prestados argumentos e ideas de las novelas, fue en ‘Parker’ cuando los herederos de Westlake permitieron que se utilizara el propio nombre del personaje en una película. El film resulta entretenido, violento y hasta gracioso. Pero la pena es que todo lo bueno casi se termina cuando hace su aparición Jennifer Lopez. Y es que su personaje, Leslie, está metido con calzador, ralentiza la trama y la acción. Al final a uno le queda la sensación de que si no fuera por ella la película habría sido muchísimo mejor.

Quiero que sepas que cuando digo algo siempre cumplo mi palabra. Siempre”.-Parker.

Jennifer Lopez

Cómo acabo de exponer ‘Parker’ resulta entretenida. Todo en la medida en que vamos asistiendo a cómo el protagonista va avanzando, planeando y ejecutando su venganza contra los desgraciados que lo dejaron tirado. A lo largo de este recorrido (que le llevará desde Ohio a Palm Beach) también tendrá tiempo de ir poniendo bien firmes por el camino a unos cuántos farsantes que le saldrán al paso. De ahí es de dónde viene el carácter violento del film. Porque a estos insensatos Statham los despachará a palos y soltando de vez en cuando alguna frase sentenciadora de esas que tanto nos gustan.

En lo que a zurras se refiere tengo que llamar la atención sobre la apoteósica pelea que enfrentará a Parker con un esbirro (Daniel Bernhardt) contratado para liquidarlo (¡tremendo combate a cara de perro!). Finalmente, la cinta resulta graciosa por el aporte de algunas ocurrencias de la actriz que hace de madre de J-Lo en el film (Patti LuPone). Más allá de lo hasta ahora expuesto, pienso que tampoco hay que pedirle mucho más a esta cinta. Es una más en la cuenta de Jason Statham que, por esa época, filmaba películas de acción como churros. Aunque esta encaja mejor en el concepto de thriller.

Cuando hago un trato con alguien… ambas partes lo deben cumplir”.-Parker.

Jason Statham

No es cuestión de dinero”… De Ohio a Palm Beach.

El reparto está liderado por Jason Statham y J.Lo que dan vida a Parker y Leslie, respectivamente. Parker es un minucioso ladrón con principios al que no le gusta dejar nada al azar. Además es un tipo que sólo emplea la violencia como último recurso. Leslie, por su parte, es una vendedora de mansiones de Long Beach en horas bajas. Leslie está a la espera poder cobrar una buena comisión de venta para poder pagar sus deudas.

De esta mediática dupla hay “un ganador” y “una perdedora”. El “ganador” es Jason Statham que, con su carisma y arrolladora presencia, mantiene el film a flote y más que menos lo hace funcionar. Y la “perdedora” con mucha claridad es Jennifer Lopez. La artista no consigue estar a la altura de Statham en ningún momento. De hecho, en cuanto aparece en escena casi estropea la película. Su personaje está estirado como un chicle rompiendo clarísimamente el ritmo de la narración y convirtiendo el thriller casi de manera involuntaria en una comedia. De no ser por el hecho de que esta diva estaba contratada para este papel dudo mucho que al mismo se le hubiera dado tantísima importancia en la trama.

Tenemos trabajo, Leslie”.-Parker.

Parker

Por otro lado, hay que hacer una llamada especial en el apartado actoral para el caso de Nick Nolte. Nolte interpreta a Hurley, el “suegro” de Statham. Su personaje es el encargado de prepararle algunos de sus golpes. Hurley es el que lo pone en contacto con la banda de Melander. Físicamente, Nick Nolte estaba muy mal en esta película. Se le veía como achaparrado y pasado de kilos. Además, se nota que no está ya para muchos trotes porque la mayor parte de sus escenas son sentado o de pie sin apenas moverse. Ni rastro de aquel hombretón de los años 80 y 90.

Finalmente, el papel de malo de la función recae en Michael Chiklis que da vida a Melander. El tal Melander es un tipo supuestamente “bien relacionado”. Además, tiene totalmente dominados a dos o tres esbirros que le obedecen sin decir ni mú. Ningún problema para Chiklis con este papel que realmente le resulta muy sencillo y le hace ir sobrado. Básicamente se dedica a poner cara de malo que es algo que con su físico le sienta de fábula.

Has cumplido las expectativas, Parker”.-Melander.

Michael Chiklis

En conclusión.
Como he expuesto a lo largo de esta crítica de Parker, estamos ante un film entretenido y con ciertas dosis de violencia y acción. Inevitablemente también cuenta con algo de humor. No obstante, la realidad es que podía haber sido una película mucho mejor. A nivel de nota, no pasa del bien cuando sus cotas tendrían que haber sido más altas.

“La gente tiene que cumplir las normas. Yo haré que sea así”.-Parker.

Parker

Curiosidad.
Les Alexander, productor del film, aseguró que la idea de elegir a Jason Statham se le ocurrió realmente en un sueño. “Acababa de ver las tres películas de ‘Transporter’ y tuve una visión de Jason Statham diciendo los diálogos de Parker y estaba perfecto. Así que me puse en contacto con su representante y lo contratamos”.

Tráiler de Parker