Batman: Número 20
Comparte con tus amigos










Enviar

Scott Snyder, Francis Manapul y Brian Bucellato finalizan las historias que estaban contando sobre Joker y Anarquía respectivamente. De igual modo, comienzan un par más cuyo protagonista es un robot de Batman. Dibujan en esta ocasión Greg Capullo, el propio Manapul y Fernando Blanco. La acción se desata ya mismo en las páginas de Batman: Número 20.

Comentario de Batman: Número 20

Por fin damos cierre a “Final del Juego”, un largo arco argumental de siete partes más contenido adicional. En esta ocasión se nos ofrece el enfrentamiento entre “el mejor detective del mundo” y “el payaso príncipe del crimen”. Los dos peleando en una batalla sumamente visceral.

Como vimos en el número anterior, Joker había retado a Batman a extraerle la dionesium de su columna vertebral. Todo esto en una parada en la que se mofaba del héroe haciendo uso de varios de los “trofeos” que este guardaba en su Batcueva. En principio, así se dan las cosas. Batman en solitario no puede conseguirlo… por lo que requiere la ayuda de la Batfamilia y de un grupo de su galería de villanos. Ahora bien, Joker se guarda un as bajo la manga que debía suponer un engaño para Batman. Sin embargo, este último sospechaba la treta y todo termina en el crudo enfrentamiento ya referido en el párrafo anterior.

“Superpesado” es el siguiente arco argumental obra de Scott Snyder. En este caso Batman se encuentra fuera de combate como consecuencia de los acontecimientos previos. Estando así las cosas, la policía de Gotham entiende que se sigue requiriendo la figura del héroe… y es así como deciden crear un robot. A su vez, este robot será controlado por un “Batman” perteneciente a la policía. El elegido no es otro que el propio Jim Gordon. Las razones de su elección se explicarán con detalle.

Por otro lado, las grapas de Detective Comics contienen “Anarquía Conclusión” y “Reunión”. El título de la primera ya lo dice todo. Se trata de finalizar la historia con el villano como protagonista. Esto supone resolver el misterio de su identidad y la relevancia de “el Sombrero Loco” en todo esto. La segunda narrativa también gira en torno al robot Batman. En este caso se pide al detective Bullock que trabaje con él. Finalmente surge otro misterio.

El arco argumental de “Anarquía” no fue de mis favoritos. Nunca había leído acerca del personaje y esta experiencia me dejó totalmente indiferente. Además, lo que se presentaba aquí, en términos generales, era bastante similar a lo que Snyder estaba haciendo. Del siguiente relato no puedo opinar, ya que únicamente sienta las bases para lo que se desarrollará más adelante. Eso sí, tengo una enorme queja: Bullock desconoce la identidad del nuevo Batman ¡cuando en la serie principal se deja totalmente claro que sabía que se trataba de Gordon! ¿Cómo se produce un error así?

Conclusión.
Termino este comentario de Batman: Número 20, unas grapas que suponen una genial (por un lado) y satisfactoria (por el otro lado) conclusión. De los nuevos arcos argumentales sólo puedo decir que lo visto en la cabecera principal entretiene y en el otro título no da suficiente para establecer una opinión. En cualquier caso, en todos los cómics hay acción a raudales y el dibujo es muy bueno.