Armageddon
Comparte con tus amigos










Enviar

El rey de los blockbusters veraniegos, Jerry Bruckheimer, junto con el amo de las explosiones y petardazos masivos, Michael Bay, regalaron en el año 98 una de las flipaciones visuales y destructivas más entretenidas del cine: ‘Armageddon’, un despiporre de acción épica con destrucción total a la que nadie pudo resistirse. Señoras y señores, siéntense y abróchense los cinturones porque la experiencia va ser movidita.

“Es un asunto de seguridad nacional”.-Agente FBI.
“Bien por ti”.-Rockhound.

armageddon_usa

Crítica de Armageddon

Después de amasar millones con películas tales como: ‘Días de trueno’, ‘La roca’, ‘Dos policías rebeldes’, ‘Top Gun’ o ‘Marea roja’, Jerry Bruckheimer seguía deseando más (como cualquier productor de Hollywood) y deseoso de ganar más pasta fue como llegó a sus manos una historia de Jonathan Hensleigh (guionista de esa enorme cinta de acción que es ‘Jungla de cristal: La venganza’). En la historia de Hensleigh se narraba como un grupo de perforadores de petróleo se alistaban en una peligrosa misión para salvar la Tierra de la colisión de un meteorito enorme. La historia terminó gustando a Bruckheimer que se la mandó a Michael Bay, que por aquel entonces disfrutaba del exitazo de ‘La roca’. Sin embargo, el guión no le terminó de convencer, pues no le encontraba el atino necesario para dirigirla. Sin comerlo ni beberlo, Hensleigh se presentó en casa de Bay y le contó su idea del film, le dijo que básicamente eran “Los doce del patíbulo en el espacio”… semejante afirmación iluminó a Bay que firmó el contrato para dirigir y producir la película.

Pero lo que “a priori” parecía fácil no lo fue. Cuando los productores leyeron el guión se quedaron un tanto decepcionados… y a medida que se acercaba la fecha de rodaje, se le fueron sumando al libreto del film una retahíla de guionistas de lo más variopintos: un Shane Salerno antes de escribir la horrenda ‘Aliens vs. Predator 2′, un Tony Gilroy que empezaba en el cine (y solo escribía “pelis de abogados”), el desconocido Robert Roy Pool y el hoy muy reconocido J.J Abrams, que empezaba sus pinitos en el cine y que quedó acreditado (como bien sale en el póster) como co-guionista junto con Jonathan Hensleigh (no es de extrañar de donde viene el enfoque a la hora de rodar las escenas de acción en sus cintas, porque debió quedarse flipado viendo como rodada Bay).

Tampoco la selección del reparto fue un camino de rosas. Bay quería de manera unánime a Bruce Willis. Bruckheimer, en cambio, prefería alguien más joven como Ben Affleck, sorprendentemente, el actor triplicó su sueldo. Al final, tanto Bruckheimer como Bay llegaron a la conclusión de tener a ambos actores como protagonistas (aunque a Bruce Willis tuvieron que ir a su casa para convencerle. Inclusive Willis se mosqueó porque la idea inicial era fichar a alguien más mayor, nada más y nada menos que Sean Connery fue tanteado, pero no terminó de convencerle la temática de la cinta). Sobre la chica, Bay tuvo un casting de actrices realmente radical y, por sorprendentemente que parezca, apunto estuvo de fichar a Denise Richards, pero finalmente el papel cayó en manos de la hija del líder de Aerosmith, Liv Tyler. Por otra parte, el film se completó con secundarios de auténtico lujo: Will Patton, Steve Buscemi, Michael Clarke Duncan, William Fichtner, Peter Stormare, Billy Bob Thornton hasta un Keith David que estaba bastante desaparecido por aquel entonces.

armageddon_equipo

Entrando ya propiamente en la valoración sobre la película decir (como comenté más arriba) que es pura flipación visual. Es Michael Bay en estado puro: explosiones, acción, épica, chistes a casporro (enormes Owen Wilson y Steve Buscemi). Un enorme espectáculo de 144 minutos en el que uno se siente como un niño durante su visionado. Eso señores es algo muy de agradecer, pese a quién le pese porque parafraseando a mi compañero Juanma: “El cine empezó siendo un espectáculo”. Michael Bay es el mejor en lo suyo y ‘Armageddon’ es una de sus películas más brutales en el sentido visual, en el papel, la cosa es diferente…

Dejando a un lado sus enormes virtudes, el guión de ‘Armageddon’ no es precisamente de Oscar, pero sus guionistas (y se nota la mano de J.J Abrams) se las arreglaron para que el libreto no resultara tan “atontado”, y se agradecen sus momentos épicos. No es de extrañar que Roland Emmerich tuviera como precedente este film para algunas de sus películas, se podría decir que incluso “plagió” algunos de los tópicos: el científico sabiondo, los personajes cómicos, los militares con más anfetaminas que cerebro, los héroes que sacrificarán cualquier cosa para proteger a los suyos… son algunos de los tópicos, pero Bay logra enganchar al espectador desde el primer fotograma.

armageddon_nasa

En el apartado de interpretaciones, Bay contó con uno de los actores de acción más versátiles (con un carisma todoterreno) para el personaje de Harry Stamper: Bruce Willis. El actor es capaz de sacar el carisma incluso del personaje más nefasto posible, sus escenas, sus diálogos… es lo que hacen que ‘Armageddon’ merezca la pena, menos mal que se antepuso ante las peticiones de Bruckheimer, que exigía que Bay fichara a Ben Affleck, que al final lo hizo, pero más como co-protagonista que de protagonista absoluto. En este sentido, y aunque se notaba que Ben aún estaba un poco pez, es de justicia reconocer que su AJ no es tan mal personaje, aunque eso si, la enorme retahíla de secundarios llegan incluso a eclipsar al joven actor: desde un Steve Buscemi rematadamente divertido (luchando contra un épico Peter Stormare en su papel de Andropov: “No he visto La Guerra de las Galaxias”) hasta un gigantesco Michael Clarke Duncan, actor con el que Bay repetiría en La isla’. También es de justicia hablar de Billy Bob Thornton, su presencia cada vez que aparece es enorme. Tampoco sin olvidarnos de William Fichtner, eterno secundario con cara de cabronazo o de Will Patton, la voz de la razón para el personaje de Willis. Y aunque en su momento se dijo que era una cara bonita, Liv Tyler logró una carrera bastante loable, evidentemente y como sucede en la mayoría de pelis de Bay, la chica siempre suele ser la más guapa.

armageddon_novios

Sobre los aspectos de la dirección y la producción, decir que Bay contó con el apoyo total del ejército americano: en ‘Pearl Harbor’ le dejaron rodar en la propia base de Pearl Harbor, enTransformers’ le dejaron rodar en bases militares y en la presa Hoover… y aquí rodó en las instalaciones de la NASA y algunas de las bases militares más importantes del ejército estadounidense (años más tarde, volvería a rodar en la NASA con ‘Transformers: El lado oscuro de la Luna’). Incluso los actores pudieron ver algunas de las potentes instalaciones, siendo los únicos que recibieron el entrenamiento necesario Bruce Willis y Ben Affleck.

Dejando a un lado esos aspectos, la dirección de Michael Bay es realmente espectacular: sus planos contrapicado, su estilo para rodar las escenas de acción (un tanto mareantes, para que negarlo) y su composición a la hora de rodar, se cimentaron magistralmente en este film, regalándonos set-pieces de infarto como: la secuencia de Nueva York, la de París o la “persecución” al asteroide. Estos son algunos de los momentos para el recuerdo de la cinta, inclusive algunos de ellos son lacrimógenos y acompañados de manera magistral por la banda sonora de Trevor Rabin. El compositor sudafricano entregó la que quizás sea una de sus partituras más notables de los noventa, esta y la deDeep Blue Sea’. Quizás sea un poquito criticable el apartado de efectos visuales, ojo, no quiero decir que los efectos del film sean malos, sólo que con los años se han vuelto un poco cantosos, evidentemente la culpa es del paso del tiempo, pero aún con todo siguen siendo realmente impresionantes.

También hay que mencionar que ‘Armageddon’ tuvo lo que yo llamo: “Lucha del mismo género”, esto se refiere a que en el mismo año se estrenan películas de la misma temática. En este caso, la cinta de Bay se las vio con ‘Deep Impact’, producida por la productora de Steven Spielberg y dirigida por Mimi Leder (‘El pacificador’). Obviamente “la confrontación” se saldó con la victoria taquillera del film de Bay, siendo curioso que el film de Leder recibió mejores críticas y la de Bay se saldó con 7 nominaciones a los Razzies pero el tiempo terminó dando la razón aquellos que les gustó ‘Armageddon’, pues la cinta de Leder, sin ser mala, estaba a años luz del espectáculo y épica del film de Bay, pero si que tenía una historia más realista y científica que la producción de Bruckheimer.

armageddon_chrysler

En conclusión.
Concluyendo con esta crítica de Armageddon, podemos afirmar que se trata de una de las mejores cintas de Michael Bay: un espectáculo visual de primer orden en el que los petardazos, explosiones, frases épicas y “momentos Bay” se suceden de manera trepidante. Aunque su guión no sea de Oscar es endiabladamente noventeñera. Yo la disfruté en cines ¿y usted?…

Tráiler de Armageddon