La serie Divergente: Leal
Comparte con tus amigos










Enviar

Al grito de “¡Justicia para todos!” cambiaron la dictadura de Jeanine por la de Evelyn porque “las personas son como ovejas, necesitan un pastor que las guíe”. Ahora toda la ciudad de Chicago está controlada por Evelyn: nadie entra y, sobre todo, nadie puede salir. Sin embargo, Cuatro, Tris y su grupo no se van a quedar parados porque “nuestro hogar ya no existe”. ¿Queréis saber más? Demos play a La serie Divergente: Leal’.

“Bienvenidos al futuro. Os estábamos esperando”.

la-serie-divergente-leal-grupo

Crítica de La serie Divergente: Leal

Dividir los finales de las sagas y/o franquicias en dos mitades (o en dos películas diferentes con distinto título «eternizando» así el desenlace) está resultando ser una mala idea. En “Los Juegos del hambre” la idea salió muy mal con Sinsajo 1 y Sinsajo 2”. En esas dos partes se apreció un tremendo bajón al respecto de lo visto en Los Juegos y En Llamas”. Desgraciadamente, esto ha vuelto a ocurrir con “La serie Divergente”. Después de las buenas experiencias que tuvimos con Divergentee Insurgente”, ha pasado lo mismo que en “Los Juegos”. En esta continuación llegó el tan temido bajón. En “Leal” se nos entrega la película más floja de la franquicia. Una película que casi adolece de los mismos defectos que en su momento adoleció “Sinsajo 1”.

la-serie-divergente-leal-amor

Respecto de la dirección de Robert Schwentke decir que no acierta con el ritmo. Además, en su “debe” también hay que decir que no logra, en ningún momento, que se consiga un diseño de producción y unos efectos especiales/visuales al nivel de los films anteriores. Amén de muchos planos y secuencias que cantan lo suyo a digital. Entiendo que, como director, es responsable máximo de esto. Así pues, debería haberse hecho un mejor uso de los 80-90 millones de $ que parece costó la película.

Del libreto hay que comentar que en “Leal” tenemos tres tramas o líneas argumentales. Claramente unas funcionan mejor que otras. En primer lugar presenciamos la trama de Tris que hace referencia a las modificaciones genéticas. Esta parte difumina casi por completo a Shailene Woodley, cuyo personaje pierde toda su personalidad al ser enfundada en un vestido blanco y “puro”. En segundo lugar tenemos la trama que sigue a Cuatro y que resulta (con diferencia) la mejor de todas. Aquí Theo James puede lucir más que en films anteriores. Por último, tenemos la línea que nos cuenta a modo “Gran Hermano” lo que sigue pasando en Chicago. Esta historia es la más floja y desaprovecha a los personajes de Naomi Watts y Octavia Spencer. Ambas actrices podían haber dado muchísimo y lastimosamente se quedan en nada.

la-serie-divergente-leal-tris

“Hola, vengo de fuera de la valla”… Más allá de Chicago.

Entramos ahora con los protagonistas de la función para saber cómo cambiaron de un film a otro. Básicamente repite la plantilla al completo de los films anteriores y se suman al proyecto Jeff Daniels, Bill Skarsgård, Andy Bean y Nadia Hilker.

La pareja protagonista nuevamente está formada por Shailene Woodley y Theo James que son el alma de esta franquicia. Como compañeros realmente funcionan y se complementan muy bien. No obstante, tal y como ya comenté antes, vemos cómo en esta entrega Shailene baja y Theo sube. Esto es así porque el personaje de Tris (que empieza muy bien y al nivel de lo visto anteriormente) queda muy limitado al pasar al “control” de David (Jeff Daniels). Por su parte, Cuatro tiene “barra libre” para la acción. Esto hace que Theo James se luzca dando y recibiendo trompadas. El joven actor deja bastante claro que puede ser un valor a tener en cuenta para futuras cintas de acción.

la-serie-divergente-leal-cuatro

De sus compañeros de fuga cabe decir que ven sus apariciones limitadas en minutos. De esta forma, Ansel Elgort, Maggie Q, Miles Teller y Zoë Kravitz tienen poco metraje para lucirse. En su caso, Miles Teller es el que mejor lo aprovecha con sus irónicos comentarios y ese juego a dos bandas que siempre se ha traído su personaje. Por otro lado, Naomi Watts y Octavia Spencer son totalmente desaprovechadas en sus roles de Evelyn y Johanna. Las dos se enfrentarán en Chicago. Inclusive, diría que Jonny Weston como Edgar (el esbirro de Evelyn) luce más que Naomi y Octavia, aunque sólo sea por lo mal que le salen las cosas…

Finalmente, y acerca de las nuevas incorporaciones, el que más «destaca» es Jeff Daniels como David, la cabeza visible de “La Agencia de Bienestar Genético”. Ahora bien, Daniels destaca en minutos pero su personaje resulta un tanto anodino y no termina de convencer plenamente. A su lado tiene como principales ayudantes a Bill Skarsgård en las “oficinas” y Andy Bean y Nadia Hilker en el “trabajo de campo”.

la-serie-divergente-leal-david

En conclusión.
Termino esta crítica de La serie Divergente: Leal, tras el buen sabor de boca que me dejó la anterior cinta, esperaba que en “Leal” las cosas siguieran funcionando bien, sobre todo porque ya se habían visto los errores de otras sagas. Sin embargo, esto no ha sucedido y, lamentablemente, tengo que decir que “Leal” baja el listón. Esta tercera entrega se coloca como la película más floja de  una saga que, por lo que parece, si continúa lo hará en la televisión…

Tráiler de La serie Divergente: Leal