Los juegos del hambre
Comparte con tus amigos










Enviar

Estados Unidos no existe, ahora existe Panem. Una nación con doce distritos alrededor del Capitolio, un centro neurálgico donde sólo viven los ricos. Mientras que en esos doce distritos viven los pobres… siendo cada distrito más pobre que el anterior. Debido a esto, se gestan semillas de rebeldía. Para evitarlas, el Presidente Snow ha creado un entretenimiento brutal conocido como… ‘Los juegos del hambre’.

“Si voy a morir, que sea como soy… no como ellos me dicten”.-Peeta.

Katniss

Crítica de Los juegos del hambre

El éxito de Crepúsculo(Catherine Hardwicke, 2008) propició un centenar de adaptaciones cinematográficas de diferentes temáticas y de calidad bastante dispar. Estas fueron desde las secuelas de la citada cinta vampírica, hasta cintas de lo más curiosas comoSoy el número cuatro(D.J. Caruso, 2011), la entretenida producción de Michael Bay que se llevó el palazo en taquilla (quizás por no ser tan conocida como otras). Además, hay que tener en cuenta que este tipo de películas son directamente hechas para su público más fiel: el de los fans y los adolescentes. Ese es, posiblemente, el mayor problema de la mayoría de estas producciones, algo que, afortunadamente no ocurre con ‘Los juegos del hambre’. ¿Y esto por qué? pues porque esta película de Gary Ross es inteligente, adulta y «enganchante». Estos buenos adjetivos son debidos a su notable guión, su genial reparto y a la buena dirección de Gary Ross (curiosamente, colaboró como director de segunda unidad el prestigioso Steven Soderbergh).

Entrando en los aspectos que he destacado en el párrafo anterior, hay que decir que el guión escrito por el propio Gary Ross, Billy Ray y la autora del libro, Suzanne Collins, logra un perfecto equilibrio entre el drama, la emoción, la seriedad y la sensación de espectáculo. Al respecto del reparto de la cinta, en primer lugar hay que llamar la atención sobre esa gran actriz que es Jennifer Lawrence. Jennifer es quien lleva todo el peso de la película. Su Katniss es sencillamente sensacional, carismática y, por encima de todo, de lo más creíble (algo que parece no se tiene demasiado en cuenta a la hora de escribir personajes femeninos en este tipo de películas).

Katniss

A Jennifer Lawrence la secunda un reparto de lujo: Woody Harrelson interpretando a Haymitch (probablemente, junto con el personaje de Lawrence y el de Stanley Tucci, el mejor del film) en un papel que le viene de maravilla y que le da a su personaje algunos de los mejores momentos del film, podría decirse que es el tipo «cómico» en esta cinta. Por otro lado, el resto del reparto está bastante logrado, destacando unos geniales Stanley Tucci, Wes Bentley y el magistral Donald Sutherland, quien interpreta al malvado Presidente Snow.

Desgraciadamente, algunos de los actores no brillan a la altura de los anteriormente mencionados. Citar aquí al repipi y odioso personaje de Elizabeth Banks (Effie), que además apenas aporta nada a la historia (tan sólo aparece en un par de escenas y sus diálogos no es que sean de lo más interesantes). Lo mismo sucede con otros personajes del Capitolio que resultan de lo más cansinos y extravagantes. Finalmente, los personajes de Josh Hutcherson (Peeta) y Liam Hemsworth (Gale) están exclusivamente para darle a la película (y a la saga) el consabido triángulo amoroso, siendo pobremente desarrollados y nada que ver con los de Sutherland, Bentley o los citados Tucci, Lawrence y Harrelson. Para completar el casting se cuenta con la presencia del cantante Lenny Kravitz en un papel decente, pero cortito.

Los Juegos del Hambre

En cuanto a la dirección, ‘Los Juegos del Hambre’ posee unas escenas de acción muy dinámicas y bien realizadas (para estar rodadas con cámara en mano, son detalladas y bien enfocadas). Eso sí, al ser una cinta para adolescentes existe el consabido miedo de mostrar sangre u otros contenidos violentos. Sin embargo, Gary Ross supera la papeleta gracias a un uso de la violencia que no ofende para nada, discreta, pero no obviada.

En los apartados técnicos, la fotografía y el montaje son acertados, además de la banda sonora de James Newton Howard que acompaña bien las imágenes de la cinta.

“Que la suerte esté de vuestra parte”.-Presidente Snow.

Presidente Snow

En conclusión.
La conclusión final de esta crítica de Los juegos del hambre es que estamos ante una adaptación bien realizada y apta no sólo para los fans del libro sino también para el público en general. Una película que resulta disfrutable, inteligente y adulta. Además, cuenta con un reparto casi impecable y un apartado técnico de lo más decente, comprensible si tenemos en cuenta que la cinta costó unos 78 millones de dólares.

Tráiler de Los juegos del hambre