Los juegos del hambre: Sinsajo. Parte 1
Comparte con tus amigos










Enviar

Para Katniss Everdeen llega la hora de abanderar toda una revolución, de reunir en torno a ella (y a su imagen) a todos los Distritos rebeldes para empezar a hacer pagar al Capitolio presidido por el Presidente Snow. Ha llegado el momento del “Sinsajo” en… ‘Los juegos del hambre: Sinsajo. Parte 1’.

“Si nosotros ardemos, tú arderás con nosotros”.-Katniss Everdeen.

los-juegos-del-hambre-sinsajo-parte-1-sinsajo

Crítica de Los juegos del hambre: Sinsajo. Parte 1

Expectativas no satisfechas. Tras reflexionar bien acerca de esta tercera entrega de “La saga de los juegos del hambre” la palabra que más me vino a la cabeza es “decepción”. Decepción porque con “Sinsajo 1” tenemos una película de 123 minutos que no termina de arrancar en ningún momento, que carece de dinamismo, emoción y acción… y que difumina y aliena por completo a los diferentes personajes. Personajes que pierden todos ellos (incluida Jennifer Lawrence) la brillantez y personalidad que alcanzaron en la anterior entrega, En llamas”.

Aquí nos situamos todo el rato (o casi todo el rato) en el búnker de los rebeldes del Distrito 13 que parece sacado deAlien 3(David Fincher, 1992). Un búnker sombrío y oscuro, muy alejado de la pompa y el fuste del Capitolio. Un búnker subterráneo que termina por absorber por completo a todos los que allí habitan. Nadie destaca. Nadie… Vale que no estemos ya en los juegos con aquellos festivales de vestuario, aquellas presentaciones, aquellos cañonazos… vale que este film sea, posiblemente, el más triste y oscuro de toda la saga (ver, por ejemplo, cuando Katniss visita las ruinas del Distrito 12 y pisa una calavera). Con todo eso estoy de acuerdo, pero lo que no puede ser es que este espíritu tan oscuro destruya por completo a los personajes e impida reconocerlos de una película a otra. Y lo que es más grave… que casi impida distinguirlos a unos de otros.

“Los juegos la han destrozado”.-Alma Coin.

los-juegos-del-hambre-sinsajo-parte-1-distrito12

Al principio, y según pasan los minutos, uno ve el film con la esperanza de que muestre algo más allá del discurso político reinante en todo momento. De que según va avanzando se nos muestre algo de acción, de que todo termine por estallar en algún momento. Pero nada esto ocurre. En las dos horas de duración las escenas de acción escasean, y algunas resultan tan ridículas en su planteamiento y ejecución que es mejor pasarlas por alto.

Así las cosas, no queda más remedio que echar de menos las dos películas anteriores, y ver esta tercera como una “transición” hacia la cuarta parte que eleve un listón que aquí queda tocado. Sí, hay que reconocerlo, “Sinsajo 1” es muy diferente a las dos primeras partes y esa diferencia, en esta ocasión, la convierte claramente en inferior a lo visto anteriormente.

“Matar no es la solución”.-Peeta.

los-juegos-del-hambre-sinsajo-parte-1-accion

Ahora bien, no todo es criticable en sentido negativo en “Sinsajo 1”. También hay aspectos positivos, y el más claro de todos ellos es el guión. Un guión bastante bueno que regala grandes frases (la pena es que no vienen acompañadas de hechos) y que nos muestra el lado más político de ambos bandos (el Capitolio y los rebeldes).

Un libreto que refleja con bastante realismo el hecho de tratar de convertir a un personaje televisivo en un símbolo del pueblo. Como muestra tenemos las carencias y miedos de una Katniss que, lejos de su “hábitat” (los juegos), se nos muestra más hundida y vulnerable que nunca. Y un guión que también da paso a los “juegos políticos” de programación y contraprogramación de propaganda para tratar de convencer y sumar adeptos. Y cómo, finalmente, las diferencias entre un lado y otro son tan finas que al final sólo tenemos a “tres jóvenes puros” atrapados en una guerra de viejos o de mayores. Parafraseando a John Rambo: “Los viejos ocasionan las guerras y los jóvenes las combaten. Nadie gana. Y todo aquél que esté en medio muere. Nunca hay nadie que nos explique la verdad”.

“Todo el mundo es reemplazable”.-Presidente Snow.

los-juegos-del-hambre-sinsajo-parte-1-hurra

“¡Únete al Sinsajo! ¡Únete a la lucha!”… Regresando a Panem.

Tal y como he expuesto en mis primeros párrafos de esta crítica de Los Juegos del Hambre: Sinsajo. Parte 1, la mayor parte del elenco actoral deviene en este film despersonalizado y despojado de cualquier empatía y conexión con el público.

Empiezo con Jennifer Lawrence que pierde en esta cinta todo el sensacional carisma y despliegue actoral de las entregas anteriores, y se acerca peligrosamente al bajo nivel que ya exhibió en Serena(Susanne Bier, 2014). Se salva, nuevamente, por determinados momentos puntuales (por ejemplo, cuando visita el Distrito 12), pero en general se la ve muy perdida y sin conectar con su personaje. Por su parte, Josh Hutcherson y Liam Hemsworth mantienen su nivel de sosería visto En llamas”. Ahora bien, justo es decir que Hutcherson sale poco y por la tele… y que Liam quizás esté más espabilado. Por su parte, Sam Claflin sí que logra apuntarse un tanto positivo con su “nuevo” Finnick. Sin duda alguna, es el que más logra transmitir de estos tres chavales.

“Es el rostro de la rebelión”.-Plutarch.

los-juegos-del-hambre-sinsajo-parte-1-katniss

De los veteranos se mantienen Woody Harrelson, Elizabeth Banks, Jeffrey Wright, Philip Seymour Hoffman y Donald Sutherland. Da bastante pena ver como Harrelson y Banks pierden todo “el encanto” de la peculiar personalidad de sus personajes, quedando “encerrados interpretativamente” en los tristes monos que llevan todos en el búnker. Algo similar pasa con Jeffrey Wright que si no fuera porque maneja los aparatos técnicos quedaría tan despersonalizado como Harrelson y Banks. Mejor se las apañan el fallecido Philip Seymour Hoffman (la película va dedicada a él) y Donald Sutherland que sigue brillando maldad en sus pocas intervenciones.

Entre los nuevos, decepción con Julianne Moore que se ve “atrapada” y desaprovechada en el papel de la presidenta Alma Coin, un personaje presentado con una exagerada frialdad y sin ningún tipo de brillantez ni empatía, y que no levanta cabeza ni en sus discursos públicos. Más de lo mismo para Mahershala Ali y Natalie Dormer. El primero en un papel de militar “al uso” y la segunda, al igual que Julianne Moore, infrautilizada como Cressida, una chica que no hace otra cosa más que intentar grabar a Katniss para luego editar los videos de la resistencia.

“Creen en el Sinsajo”.-Cressida.

los-juegos-del-hambre-sinsajo-parte-1-cressida

En conclusión.
Entiendo que la mejor manera de disfrutar con ‘Los juegos del hambre: Sinsajo. Parte 1’ es concebirla como lo que es, una parte de un todo que tendría su culminación en la siguiente entrega. Es muy claro que este film queda claramente por debajo de sus dos predecesoras. Esperaba más de este Sinsajo que aquí no ha levantado el vuelo como debiera, y es que como diría el Presidente Snow…

“Nunca les dejes verte sangrar”.-Presidente Snow.

los-juegos-del-hambre-sinsajo-parte-1-snow