Horror y realidad en The Crucifixion

by

¡Criaturas de la noche! Los exorcismos siempre han sido una buena fuente generadora de grandes historias de horror. Hoy vamos a ahondar en una de ellas… Estamos enLa Zona Muerta y, por favor, “sean bienvenidos a nuestra humilde morada. Entren libremente, por su propia voluntad y dejen parte de la felicidad que traigan”.

the-crucifixion-poster400

‘The Crucifixion’ es la nueva película del director francés Xavier Gens que se hizo un nombre en esto del horror en 2007 con su film ‘Frontière(s)’ para luego pasar a dirigir Hitman (2007) y ‘The Divide’ (2011). Ahora parece que con ‘The Crucifixion’ nos trae otra espeluznante película de terror que se configura como un thriller sobrenatural y cuya sinopsis es la siguiente: “Basada en hechos reales, la película cuenta la historia de un sacerdote que es encarcelado en Rumanía por el asesinato de una monja a la que realizaba un exorcismo. La periodista Nicole Rawlins investiga si el asesinato fue a una persona mentalmente enferma o, por el contrario, las acusaciones son falsas y simplemente perdió la batalla contra una presencia demoniaca. Una presencia que ahora podría estar experimentando ella misma”.

the-crucifixion-power

El film ha sido escrito por los hermanos Chad y Carey Hayes, responsables de los libretos de Expediente Warren: The Conjuring (2013) yExpediente Warren: El caso Enfield (2016), ambas cintas de James Wan. Aquí, los hermanos parecen haber seguido la línea de films como ‘El exorcismo de Emily Rose’ (Scott Derrickson, 2005), oEl rito (Mikael Håfström, 2011).
Al respecto de su trabajo, Gens comenta lo siguiente: “El proyecto me llamó la atención porque el guion de los hermanos Hayes es estupendo, como es habitual. Es muy realista y tiene muy en cuenta todos los detalles que ocurrieron realmente en Rumanía. Al ir descubriendo la historia a través de los ojos de Nicole, la protagonista, la cinta le da una vuelta de tuerca a la historia, alejándose de los típicos filmes sobre exorcismos. Quería combinar las características de esas películas de género con la investigación del cine negro”.

Como expone Gens, ‘The Crucifixion’ está basada en hechos reales ocurridos en Rumanía en enero de 2005, el conocido como “Exorcismo de Tanacu”, que fue el caso de Irina Cornici, una monja con problemas mentales que vivía en el monasterio ortodoxo de Tanacu en Vaslui Count (Rumanía). Irina fue asesinada durante un rito de exorcismo practicado por el sacerdote Daniel Petre Corogeanu, asistido por otras cuatro monjas. El caso fue muy mediático y contó con un largo proceso judicial.

the-crucifixion-poseida

La protagonista principal es la inglesa Sophie Cookson a la que pudimos ver en el reparto deKingsman(Matthew Vaughn, 2014). Sophie nunca había interpretado un papel como este. Se sintió atraída por la complejidad y la naturaleza curiosa de su personaje: “Nicole es una reportera joven y apasionada, que busca respuestas sin importarle las consecuencias. Quería entender sus motivaciones y su determinación para no detenerse hasta encontrar una respuesta. La verdad es que es toda una inspiración”.
La película fue rodada en Rumanía con localizaciones en Transilvania, Sighisoara y Biertan. Lógicamente el resto del casting fue completado con artistas rumanos y con otros intérpretes entre los que destaca nuestro siempre inquietante Javier Botet.

Finalmente, resaltar que DeAPlaneta será la encargada de distribuir ‘The Crucifixion’ en España, con un estreno previsto inicialmente para el 30 de junio… y que finalmente fue retrasado hasta el 2018. Mientras tanto, nos vamos aterrorizando echándole un vistazo a su tráiler en versión original. ¡Dentro video!

Y hasta aquí, con este artículo especial de Horror y realidad en The Crucifixion, hemos llegado hoy queridos lectores/as, enLa Zona Muerta”. Nos leemos por esta ominosa morada en próximas previews/avances de terror y ciencia ficción. Hasta entonces, recuerden que: “Hay muchas razones para temerle a la oscuridad y si les gusta sentir terror… entonces… esta puede ser una noche sensacional porque aquí nadie puede oír tus gritos…”.