Entrevista a David Worth

by

Entrevista a David Worth. Apaches especiales 17.
Abrimos la temporada de “Especiales” en este nuevo año de “Distrito Apache” para traeros a uno de los directores y directores de fotografía que más hizo por llevar el cine de artes marciales a un nuevo nivel: David Worth, responsable de ‘Kickboxer’ (1989) y ‘Lady Dragón’ (1992), dos de las entradas triunfales de Jean-Claude Van Damme y Cynthia Rothrock en el cine. Cruzamos el charco virtual para hablar con todo un mito que lleva trabajando desde los años setenta, un “hombre-orquesta” que se puede vanagloriar de haber trabajado con actores del nivel de Dennis Hopper, Clint Eastwood, Roy Scheider, Lance Henriksen, Shelley Winters, Sondra Locke o Art Carney. O con iconos culturales/pop del nivel de Roddy Piper o Paul Williams. Ya saben… Estamos en Cineycine. Y esto es el hogar de los tipos duros:Distrito Apache’.

david-worth-portada400

Introducing

Antes de todo, decir que David Worth, además de una encantadora persona con la que se puede conversar de todo, es un auténtico currante del cine: cámara, director de fotografía, editor, director, guionista, profesor, seminarista… David Worth comenzó su sueño cinematográfico con una cámara de super 8mm grabando en el patio de su casa. Su gran oportunidad le llegó cuando, según sus palabras, conoció a un grupo de jóvenes que se hacían llamar los Gucci Bag Directors: “No tenían los conocimientos de dirección, operar con cámaras o editar, pero sí que poseían una habilidad para ser encantadores y una gran labia. Se llamaban así mismos Gucci Bag Directors porque la gran mayoría vestían de Gucci y usaban sus colonias, promoviendo así su estilo de vida”. Worth aportó al grupo sus auto-didactas conocimientos gracias a su cámara de 8mm.

Durante 10 años, Worth trabajó en cualquier producción por pequeña y olvidable que fuera, incluso firmando con un pseudónimo (Sven Conrad). Su objetivo era trabajar para familiarizarse con los equipos, con la dinámica de cámaras y poder obtener el dinero suficiente para comprarse su propio set de grabación: “La diferencia entre el cine que se hacía en los años 70 y ahora es como la diferencia entre el día y la noche: primero el proceso, que solía costar decenas e incluso cientos o miles de dólares encontrar un equipo para rodar, aunque fuera una película pequeña. Necesitas una cámara de 35mm, el negativo, la espera para la revelación de los dailys, luego la impresión del negativo, codificarlo… Llevabas un camión con una cámara pesada imposible de transportar a mano. Luces y equipamiento, enormes equipos de personas… Hoy día, con la tecnología, el proceso de filmar, rodar, editar y montar se ha vuelto totalmente virtual, lo puedes hacer todo en-línea, se ha democratizado y es muy accesible. Se puede hacer una película con solo dos Iphones y en FULLHD, hay cámaras go-pro… mira a Sean Baker y su proyecto ‘Tangerine’ (2015) rodada sin actores profesionales y con sólo dos móviles de última generación. ¡No hay excusas hoy día, si quieres ser director haz tu propia película! (¡¡¡THERE ARE NO MORE EXCUSES! MAKE YOUR MOVIE!!!)”.

david-worth-camara

Clint Eastwood y Sondra Locke

La primera oportunidad para David Worth como director fue en 1975 al lado de Richard Robinson (integrante de los Gucci Bag Directors) juntos hicieron el western de venganza enclavado dentro de la black-explotation: ‘Poor Pretty Eddie’ (aka ‘Redneck Country’): “Era una película totalmente independiente de sólo 350.000 $, pudimos conseguir a un cast increíble (Shelley Winters, Slim Pickens, Michael Christian) porque el productor pagaba en efectivo y a los actores les gustó el guión. Además, tenían cuatro semanas libres y se encontraban motivados por trabajar con un grupo de cineastas salvajes en una localización exótica de América. (Athens, Georgia). Fue una experiencia única y notable ver delante y detrás de las cámaras todos los días y además trabajar con Shelley, Slim, la cantante Leslie Uggums y el carismático Michael Christian”.

En 1977 se cruza en su vida Sondra Locke, por aquel entonces, pareja paralela al matrimonio (otros dirán amante) de Clint Eastwood (1972-1988). Worth y Locke trabajan juntos en ‘Deathgame’ (Las sádicas):“Otra película pequeña y olvidable que co-protagonizaron Colleen Camp y Seymour Cassel. Fue un thriller rodado por 150.000 $ en trece días. La mayoría en una casa cerca de Hollywood. Fue otro proyecto de los Gucci Bag Director. Sondra apreció mi trabajo viendo los escasos medios con los que contaba. Además de director de fotografía, también me encargué del montaje”.

death-game-poster

Durante los años siguientes Sondra le habló a Clint sobre aquel joven director de fotografía que había logrado la hazaña de coordinar el trabajo de cámaras en tres films de no más de 150.000 $ de presupuesto. Cuando Eastwood se preparaba para protagonizar la comedia de acción ‘Bronco Billy’ (1980) que el mismo dirigiría, envió a Worth (por mediación de Locke) el libreto: “Era mi primera película para una “major” (productora importante). Con una estrella como Clint y con el mayor presupuesto de mi carrera (5/7 millones $). Pude llevar a cabo todos mis conocimientos de la “escuela Kubrick” gracias al estudio de escena por escena, plano por plano de ‘La naranja mecánica’ (A Clockwork Orange, 1977) en una vieja Moviola vertical. Pude llevar a cabo una coordinación de cámaras y filmación que hizo que la producción acabara su rodaje dos semanas y media antes de la fecha prevista. Conseguí ahorrar a la Warner más de un millón de dólares, y así fue como logré mi segunda oportunidad de trabajar con Clint en ‘La gran pelea’ (James Fargo 1980). Estas dos películas fueron lo más destacado de mi carrera. Trabajar con “El hombre, el mito, la leyenda… ¡Clint Eastwood! Y mi querida amiga que hizo todo posible: Sondra Locke”.

-Cineycine: En el casting de ‘Bronco Billy’ también estaba el legendario Geoffrey Lewis (padre de Juliette Lewis) que nos dejó en 2015, y el inolvidable orangután Clyde ¿Qué anécdotas recuerdas de aquel encuentro de titanes?
-David Worth: “En ambos films pude trabajar con el versátil Geoffrey Lewis, que podía ser el actor más divertido o más asustadizo de todos los tiempos -ver como ejemplo del método LewisUn botín de 500.000 $’, dependiendo de su parte en el guión. Su hija Juliette visitó el set de “Bronco Billy” y estuvo en algún lugar de la multitud durante algunas escenas de su padre. Clyde siempre era tronchante. Podía beber cerveza o engullir cualquier comida. En la escena de la pelea final, cuando Clint y Clyde salen del restaurante se puede ver su cara llena de spaguettis, ese plano fue por accidente, salió del bar con los spaguettis colgando de su cara, todos nos tronchamos de risa. Pero el plano se mantuvo en la película”.

david-worth-sondra-locke

‘Contacto sangriento’

-CYC: ¿Es verdad que se encontraba a punto de empezar a rodar ‘El chip prodigioso’ cuando le brindaron la oportunidad de ser el director de fotografía deContacto sangriento? ¿Ya era Van Damme parte del reparto cuando usted fue contratado? ¿Llegó a tratar con los “temibles” Menahem Golan y Yoram Globus?
-DW: “Tuve que dejar ‘El chip prodigioso’ (Innerspace, 1987) para volar a Hong Kong a rodar “Bloodsport” cuando me salió la oportunidad. Sin embargo, Joe Dante, el director, fue muy comprensivo y me dio la enhorabuena delante de todo el elenco y la tripulación de la Warner. JCVD ya estaba en la película y el director fue Newt Arnold, quien había sido director asistente (AD) con Sam Peckinpah. Eso era todo lo que necesitaba oír, y con gusto firmé como el Director de Fotografía. En aquella producción no tuve contacto con Menahem o Yoram (mandamases de Cannon). Pero sí más tarde, el propio Yoram me llamó para dirigir en Israel ‘Conspiración criminal’ (Chain of Command, 1994), una película protagonizada por Michael Dudikoff y R. Lee Ermey”.

-CYC: ‘Contacto sangriento’ (Bloodsport) fue rodada en un país extranjero, usted pudo coordinar todo el equipo de cámaras, marcó un hito de posiciones en aquel año. Cuando la rodaban ¿eran conscientes del boom que marcaría? JCVD contó en varias ocasiones que la cinta fue concebida para el mercado del vídeo, que en las primeras proyecciones de prueba (test screenings) Menahem no quedó muy convencido, y que el propio Van Damme (junto a un editor) se encerró en una sala de montaje para “mejorarla”, ¿Cómo vivió aquellos meses? ¿Se rodaron escenas adicionales de combates?
-DW: “Bloodsport fue la película más pequeña hecha por Kings Road Films y distribuida por Cannon en 1986, así que nadie nos prestó atención desde que estábamos en Hong Kong… Sin embargo, resultó ser la película con mayor margen de beneficios para la Cannon ese año. Ya que otras producciones –casos de Cobra o ‘El borracho’ (Barfly)- estaban costando en torno a 10 millones de dólares y “Bloodsport” sólo les costó alrededor de 2.2 millones. Fue además mi primera producción internacional.
Pude contar con un equipo de cámaras Panavisión gracias al fallecido Charles Wan y Salon Films. Logré montar tres cámaras alrededor del Kumite y cubrir setenta posiciones diferentes para los planos de forma diaria. ¡Y sin tener que mover ninguna de las luces! Por otro lado, sí, creo que JCVD se encerró con el editor durante varias semanas y trabajó en las escenas de lucha haciéndolas más emocionantes, sin embargo no se rodaron escenas adicionales. Aunque Menahem no era un fan de la película… una vez que fue lanzada y encontró a su público, se convirtió en un gran éxito y, por supuesto, un clásico de artes marciales. Ninguno de nosotros tenía idea de que esta pequeña película hecha en Hong Kong tendría ese tipo de repercusión”.

david-worth-bloodsport

Kickboxer y Cynthia Rothrock

-CYC: Su labor en ‘Bloodsport’ le llevó a dirigir ‘Kickboxer’ en 1989 (sobre el film os hablaremos más extensamente esta misma semana, en su correspondiente crítica y con más declaraciones de David Worth). En este film estuvo de nuevo junto a JCVD, otra vez contando con luchadores reales para la cinta y con una ambientación exótica. ¿Qué recuerda de aquella experiencia? ¿Ya estaban en el guión míticos momentos como la “escena de la palmera” o el baile con un Van Damme borracho que se ha convertido en viral?
-DW: “Kickboxer fue una experiencia excepcional, gracias a mi labor en ‘Bloodsport’ pude optimizar los recursos y lograr la dirección de la película. Rodé mucho menos película que en “Contacto”, y ello hizo que la cinta se filmara en 36 días y no en los 42 que tardamos en terminar ‘Bloodsport’. Fíjate que yo filmé cerca de 90.000 feets (metraje sin editar) menos que Newt Arnold, ya que él quería mucho material de cobertura. Escenas como la de la palmera o el baile ya estaban en el guión pero fue el carismático Van Damme con su emoción y sensualidad el que los hizo cobrar vida y fuerza en la pantalla”.

-CYC: Las localizaciones de ‘Kickboxer’ son realmente electrizantes, sin duda es uno de los films que mayor partido le sacó a Tailandia. De nuevo, usted rodó un film con muy pocos medios, logró salir victorioso, fue un éxito de taquilla monumental y lanzó definitivamente la carrera de Van Damme, poniéndole a usted en la rampa de directores de acción y artes marciales de catálogo, pero ¿Por qué no se involucró en las secuelas de Kickboxer?
-DW: “Nadie se molestó en pedirme que fuera parte de ellas, o director de cualquiera de las secuelas de “Kickboxer”. Ninguna de esas películas eran ni siquiera la mitad de buenas que la original. Por otro lado, con Van Damme no he mantenido ningún tipo de contacto y no hubo otros proyectos posteriores en los que volver a trabajar con él”.

-CYC: ¿Ha visto ‘Kickboxer Vengance’? ¿Qué opinión le merece? ¿Contactaron con usted en algún momento para involucrarle en la producción?
-DW: “La mayoría de las secuelas no se hacen tan bien como la primera y, por lo general, sólo están tratando de ganar dinero con el nombre de la película original. A regañadientes, recientemente vi la nueva ‘Kickboxer’ en Netflix y ¡la odio! No hay personajes, no hay drama, una historia muy estúpida y JCVD como el personaje de Xian (el maestro) es una broma total. ¡No, no soy un fan de esa película! Sobre lo segundo, ¡nadie le preguntó al DP de la original “Bloodsport” y director de la original “Kickboxer para ser una parte de esta última producción!…”.

kickboxer-poster

-CYC: Tras su gran labor en ‘Contacto sangriento’, logró dirigir la ya citada ‘Kickboxer’ y luego casi simultáneamente ‘Lady Dragon’ (1992), cinta que también co-escribió y que conoció una secuela, y donde usted incluso se reservó un cameo. ¿Cómo recuerda aquella experiencia con toda una kick-ass woman como Cynthia Rothrock?
-DW: “Cynthia fue una alegría total con la que trabajar y es una de las artistas marciales más profesionales con las que he trabajado. Estábamos en Indonesia y las condiciones, el equipo y la producción eran menos que perfectas. De hecho, ¡eran horribles! No había baños, ni comida ni wáter en el set, y Cynthia estaba allí cada día luchando en el suelo y la suciedad de Indonesia… ¡y ella nunca se quejó, ni una vez! ¡Cynthia es simplemente la mejor! Todas las “estrellas” mimadas en Hollywood, con sus “asistentes” y “cafes lattes” podrían tomar una lección de profesionalidad bajo presión de esta destacada actriz de artes marciales”.

-CYC: En la segunda parte, ‘Lady Dragon 2’, contó como villano con el experto en la materia Billy Drago (inolvidable en ‘Los intocables de Elliot Ness’ & ‘Delta Force 2’) sea sincero, ¿Es Billy Drago tan malo en la vida real como en sus películas? ¿Y qué me dice de R. Lee Ermey, con quién colaboró en ‘Conspiración criminal’, sonríe alguna vez?
-DW: “Billy Drago es uno de los actores más bondadosos y más locos con los que he trabajado… Es como trabajar con un gran músico de jazz… ¡¡Le das el tema y lo improvisa haciéndolo mejor y más rico de lo que jamás hubieras imaginado!!
Sí, R. Lee Ermey sonríe, además de ser un actor muy divertido y dotado. Fue el instructor Hartman enLa chaqueta metálica (como ya seguro sabrás) ¡una producción de Stanley Kubrick! Lee incluso nos dio algunas líneas muy memorables que improvisó”.

cynthia-rothrock-pose

Los directos a video

-CYC: En el año 2000 estrena ‘La sombra del asesino’ una película totalmente alejada de las artes marciales y de los rings que le dieron fama. Se notan los ecos de ‘Se7en’ (David Fincher, 1995) pero siempre manteniendo un estilo propio. ¿Qué nos puede contar de aquella experiencia? Además de con viejos colaboradores (Locke, Lewis o Robert Ginty) en aquel film trabajó con un out-sider de Hollywood como Dennis Hopper. ¿Cómo fue trabajar con semejante toro desbocado?
-DW: “En los años 60 y 70, Dennis era conocido como un rebelde y un HellRaiser en Hollywood y debería haber muerto varias veces, por todas las drogas y el alcohol que se metió en el cuerpo… Sin embargo, cuando trabajé con él había estado limpio y sobrio durante años, y fue uno de los actores más generosos y dado con todos. Incluso con aquellos que sólo tenían una o dos líneas… Fue una alegría total trabajar con él”.

-CYC: ‘Partida mortal’ (Time Lapse, 2001), quizá no sea su mejor film. Aquel reparto con Dina Meyer, Henry Rollins o William McNamara merecía mejor suerte, sobre todo teniendo a un actor que, personalmente, me parece mayúsculo, Roy Scheider. ¿Cómo enfocó un intérprete como Scheider aquella producción? ¿Ya estaba a bordo cuando usted firmó para dirigirla?
-DW: Si. Roy ya estaba a bordo antes de que me contratasen. Era otro súper-profesional y una maravilla para trabajar. Estaba cerca del final de su carrera, pero él siempre fue un profesional. Listo para trabajar y siempre hacer su escena en sólo una o dos tomas”.

-CYC: En ‘Honor’ (2006) en España estrenada en DVD sigue siendo latente su amor por las artes marciales, y sin duda la cinta hace honor a su título, aquel film se rodó en sólo 15 días, pero contó con cámaras de alta definición y estrellas como Russell Wong, Jason Barry o el gran Roddy Piper. ¿Podemos considerar ‘Honor’ como su despedida del cine de artes marciales?
-DW: “Como sabes, en el mundo del show-bussines nunca sabes lo que puede pasar. Pero sí, creo que tienes razón. ‘Honor’ fue mi despedida de las artes marciales. Pero a pesar de que fue una producción modesta, fue un placer trabajar con ese grupo de actores y con Roddy antes de que pasara a ese “gran Salón de fama” en el cielo”.

-CYC: Una vez, en una conversación entre nosotros vía Facebook, creí entender que pudo trabajar con Sylvester Stallone. Sin duda, aquello pudo haber sido un broche de oro a su carrera. ¿Podría decirnos en que film iba a ocurrir?
-DW: “Nunca he tenido la oportunidad de trabajar con el Sr. Stallone… Lo que me pude haber referido (en la conversación que citas) es que después de haber sido el DP (director de fotografía) en aquellas dos películas con Clint, si no fuera por problemas que tuve con el Cinematographer’s Guild en Hollywood, debería haber sido contratado como DP en dos películas de Burt Reynolds y dos de Sylvester Stallone… Pero nunca sucedió”.

honor-poster

Legado

-CYC: ¿Qué trabajo cree que debe ser especialmente recordado como su legado o por el cuál le gustaría ser recordado?
-DW: “Esa siempre es una pregunta difícil porque para mí es como elegir a que hijo quiero más. Pero puesto a elegir, elegiría: ‘Bronco Billy’, ‘China Cry: Una historia verdadera’ (1990) y Contacto sangriento (director de fotografía). ‘La sombra del asesino’, ‘Kickboxer’ y ‘Conspiración criminal’ (director) y llevando a cabo ambas labores destacaría pequeñas producciones casi “hechas a mano” como ‘Hard Knocks’ (1979), ‘Lady Dragon’ y ‘I Might Even Love You’ (1998)”.

-CYC: Sin duda ha sido un placer poder compartir con usted las experiencias de más de cuarenta años de trabajo incansable e inspirador en el mundo del cine. Espero que las preguntas hayan estado a la altura de su carrera y persona. Un sincero, agradecido y afectuoso saludo Mr. Worth. Siempre tendrá un admirador en mi persona.
-DW: “Gracias por tus amables palabras y por tomarte el tiempo para esta entrevista. Ha sido totalmente un placer. Un cálido saludo. David Worth”.

david-worth-kickboxer

Y con este apache especial Entrevista a David Worth, hemos llegado hoy al final queridos lectores/as. Si queréis más información sobre David Worth, sus películas, libros y demás, os invitamos a visitar su página web. Nosotros nos leemos por aquí en próximas entregas especiales deDistrito Apache”. Hasta entonces, sean duros…