Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte
Comparte con tus amigos










Enviar

Ella es el azote que destruye a los hombres que no aman a las mujeres. También es la chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina. Además es la reina en el palacio de las corrientes de aire. Y por si todo lo anterior no fuera suficiente, ahora también es la chica en la tela de araña. Bienvenidos a un nuevo capítulo de… ‘Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte’.

“Los árboles se desvanecen en la neblina”

Crítica de Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte

Stieg Larsson, periodista y escritor sueco, saltó a la fama de manera póstuma gracias a su obra ‘Millennium’. Esta fue una trilogía que presentó al mundo a una nueva heroína: Lisbeth Salander. Cada libro fue adaptado al cine en tres películas suecas protagonizadas por Noomi Rapace y el fallecido Michael Nyqvist. Además, en 2011, David Fincher filmó el correspondiente remake USA con Rooney Mara y Daniel Craig.

Tras la muerte de Larsson, el legado de Lisbeth pasó a manos de David Lagercrantz. Este escritor sueco fue el encargado de escribir el cuarto libro de la historia. Una cuarta parte titulada ‘Det som inte dödar oss’. Esta nueva novela fue traducida al inglés como ‘The Girl in the Spider’s Web’ y en España como ‘Lo que no te mata te hace más fuerte’.

Naturalmente, en SONY y Columbia Pictures (propietarios de los derechos) querían seguir explotando la franquicia en cines. Sin embargo, y de manera sorprendente, cortaron con Fincher, Mara y Craig. En su lugar, decidieron contratar a un nuevo director y a una nueva pareja protagonista. Los elegidos para este nuevo fuego fueron Fede Alvarez, Claire Foy y Sverrir Gudnason.

Tras la necesaria puesta al día paso ya a ahondar en la nueva película. Aquí no se parte de cero, sino que (más que menos) se respeta lo visto anteriormente y se da paso a nuevas tramas. Temporalmente han pasado tres años desde que Lisbeth Salander contactó por última vez con Mikael Blomkvist.

La novela de Lagercrantz ha sido adaptada a un guión muy comercial por Jay Basu, Steven Knight y el propio Fede Alvarez. Estos tres guionistas nos entregan una película que bebe mucho del mundo de James Bond y del universo Batman. En este sentido, la trama no encuentra ninguna dificultad en su seguimiento. Del 007 toma la confrontación por un fichero cuyo contenido es una potencial amenaza para la seguridad mundial. Además, a lo largo del metraje, Lisbeth conducirá vehículos de alta gama: desde su potente Ducati hasta un veloz Lamborghini. Por otro lado, de Batman toma su aire de oscura justiciera y hasta algunos de sus recursos (Lisbeth tiene su propia Batcueva asegurada).

Lógicamente, también tenemos elementos malsanos del “Universo Millennium”. Ahora bien, estos se notan como impostados. Me refiero a algunas secuencias de castigo (la del maltratador) o a otras agobiantes (cuando Lisbeth queda atrapada en un “capullo”). Y, por supuesto, también me refiero a toma la trama de su hermana Camilla Salander. Esta parte del pasado de Lisbeth arranca muy bien y parece prometer. Lamentablemente, queda convertida en una subtrama directamente relacionada con la principal pero en la que apenas se profundiza.

Si hay algo que cuenta mucho en ‘Lo que no te mata’ es la acción. A lo largo del metraje se van insertado varias y espectaculares set-pieces. Aquí tendremos persecuciones motorizadas, peleas agónicas y cliffhangers imposibles. Todo esto está filmado de manera excepcional y lo más realista posible, huyendo de los cromas y demás. Es innegable que Fede Alvarez se apunta un gran tanto en este campo. Igual que Claire Foy, que tuvo que realizar una intensa preparación para dar la talla (atención a la huida de Lisbeth en su Ducati o a una pelea a muerte en un baño).

Otro elemento que destaca mucho es el total dominio de ambientes por parte de Fede Alvarez. Esto es algo que ya demostró en sus dos películas anteriores y que aquí ratifica plenamente. Para ello, ha vuelto contar con el aporte visual de Pedro Luque y el sonoro de Roque Baños. Tanto Luque como Baños le han acompañado enNo respires (2016) y Posesión infernal (2013).

“Yo no quiero desaparecer”… Hermanas.

A nivel interpretativo, esta Lisbeth Salander de Claire Foy es dura como el acero. Ya su presentación oculta a los pies de una estatua alada nos deja bien claro en qué se ha convertido. Una auténtica justiciera heredera del ya citado Batman y claramente muchísimo más física que las dos anteriores juntas. A las ya referidas escenas de acción me remito. Comparando, cabe decir que Foy no llega al nivel al que llegaron Rapace y Mara. Ahora bien, tampoco el material dramático que tiene es del mismo brillo. Además, ella cumple sobradamente como esta nueva y endurecida Lisbeth. Probablemente esta sea la evolución lógica del personaje.

De Sverrir Gudnason como el nuevo Mikael Blomkvist la verdad es que muy poco se puede decir. Su peso en la película es casi nulo y queda como un mero personaje de apoyo puntual que entra y sale. Incluso su parte de investigación queda en la nada al averiguar lo que le toca por puro azar. Lo mismo sucede con Cameron Britton en su rol de Plaga, otro personaje de apoyo puntual para Salander.

De los nuevos, la que más “salta a la vista” es Sylvia Hoeks como Camilla Salander. Comento lo anterior porque pasa toda la película vestida con un conjunto rojo que la identifica claramente. Respecto a su actuación, hay que decir que Hoeks retrata a una mujer fría como el hielo. Camilla Salander básicamente no tiene emociones. Las cicatrices físicas y mentales de su pasado la han convertido en un ser frío. La pena de este personaje es que su perfil está poco trabajado y explotado en la película. Así las cosas, al final queda como una simple malvada cuando aparentaba dar para muchísimo más…

Del resto comentar la esforzada labor de Lakeith Stanfield en la piel de Edwin Needham. Needham es un agente de la NSA que se ve obligado a rastrear a Lisbeth en Estocolmo. Finalmente, buena aportación de Stephen Merchant y del pequeño Christopher Convery. Ambos interpretan a Frans y August Balder, el informático y su hijo pequeño que serán los desencadenantes de toda la trama.

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte. Esta nueva entrega es una apuesta muy clara por el thriller de acción. En este terreno comercial cumple muy bien y está muy notablemente filmada y presentada. Ahora bien, su contenido quizás no es lo que podríamos haber esperado de una película basada en la obra creada por Stieg Larsson.

Tráiler de Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte