Evil News: El regreso de Rodrigo Cortés
Comparte con tus amigos










Enviar

Evil News: El regreso de Rodrigo Cortés.
¡Criaturas de la noche! Hoy recuperamos a uno de los nuestros que, tras hacer mucho ruido enterrando vivo al actual Deadpool y luego buscando notas discordantes, pareció posteriormente caer en el olvido. Hoy “las voces” han vuelto hablar para traernos lo último de Rodrigo Cortés.

El realizador gallego Rodrigo Cortés saltó a la primera plana cinematográfica allá por el año 2010 cuando estrenó Buried (Enterrado)’, aquella cinta en la que sometía a Ryan Reynolds a un durísimo “tour de force” encerrándolo durante 95 minutos en un ataúd de madera. Dos años después, Cortés, siguió dando qué hablar al destapar a los farsantes paranormales enLuces rojas’, un film que contó con el protagonismo de Robert De Niro, Sigourney Weaver, Cillian Murphy y Elizabeth Olsen. Luego vino el silencio dedicándose a “apadrinar” a jóvenes apuestas como Eugenio Mira en ‘Grand Piano’ (2013).

Ahora, por fin, ha regresado a la dirección de un film con ‘Down a Dark Hall’, una cinta que está en pleno proceso de rodaje y cuyo protagonismo está liderado por AnnaSophia Robb (recordarla de Soul Surfer) e Isabelle Fuhrman (La huérfana). Junto a estas jóvenes intérpretes tenemos también a Noah Silver y Rosie Day. Esta es una cinta producida por Lionsgate y en su equipo de producción encontramos a la “crepuscular” Stephenie Meyer.
‘Down a Dark Hall’ está basada en la obra homónima de Lois Duncan publicada en 1974 en la que se nos contaba la historia de la joven Kit en el exclusivo internado de Blackwood. Allí la joven se daría cuenta de que algo extraño sucede y que esto tiene que ver con los oscuros poderes de la directora del centro.

Veremos cómo le va a Rodrigo Cortés con esta adaptación. EnLa Zona Muerta seguiremos a la escucha del más allá en próximas “Evil News”, hasta entonces recuerden que: “Hay muchas razones para temerle a la oscuridad y si les gusta sentir terror… entonces… esta puede ser una noche sensacional porque aquí nadie puede oír tus gritos…”.